Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

martes, 14 de febrero de 2017

Arrebatar el poder a las herramientas usadas para decorar a los muertos
by LB Paleorama - 0


Este ritual de rotura se ha documentado en el cementerio epigravetiense de Arene Candide (Italia), de 12.000 años de antigüedad

Los pequeños detalles sobre las formas de comportamiento de los grupos humanos antiguos son los que realmente nos transportan a su día a día, a sus momentos más íntimos. Los arqueólogos que trabajan en el yacimiento italiano de Arene Candide, en la región de Liguria, observaron en el entorno de la excavación unos pequeños guijarros, procedentes de la playa cercana, que habían sido utilizados para aplicar ocre sobre los enterramientos encontrados en la gruta, y posteriormente descartados de manera intencional, quizá para "descargarlos de su poder simbólico". Se trata de la más antigua evidencia documentada hasta la fecha de rotura intencional de útiles, y nos abre una nueva dimensión sobre el comportamiento simbólico de estas sociedades del Paleolítico superior.

Fecha de Publicación
9 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
La InformaciónEuropa PressEurekalert
Fuente de las imágenes
Eurekalert
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, Arene Candide, Liguria, Italia, pensamiento simbólico, ritual funerario, moda
Bibliografía científica, publicación original
Cambridge Archaeological Journal

  •  
  •  
La necrópolis de Arene Candide (Liguria, Italia), de unos 12.000 años de antigüedad, fue escenario de un curioso ritual derivado de las costumbres funerarias de los grupos humanos que habitaban la zona.
Entre sus costumbres funerarias se encontraba la de decorar los restos de sus seres queridos con ocre. Y para ello, empleaban pequeños cantos redondeados y planos, recogidos de la playa cercana, a modo de paletas para aplicar el pigmento sobre los difuntos.
Pero lo más curioso del proceso venía a continuación. Los científicos que trabajan en este interesante yacimiento observaron la aparición de estos pequeños cantos fracturados de manera intencional y desechados en el entorno del yacimiento. Esta rotura intencional podría tener como fin "matar" las herramientas, "descargándolas de su poder simbólico" como objetos que habían entrado en contacto con el difunto, en palabras del coautor del estudio, Julien Riel-Salvatore, profesor asociado de antropología en la Université de Montréal.
El yacimiento de Arene Candide es una cueva que contiene los enterramientos de 20 individuos entre adultos y niños. Se eleva unos 90 metros sobre el nivel del mar, en un acantilado, y es un yacimiento de referencia del Paleolítico superior y el Neolítico en el occidente mediterráneo. Ha sido objeto de excavaciones desde la década de 1940, aunque nadie se había percatado de la presencia de los guijarros rotos hasta ahora.
"Si nuestra interpretación es correcta, hemos remontado la evidencia más temprana de la fragmentación intencional de los objetos en un contexto ritual hasta en 5.000 años", ha declarado Claudine Gravel-Miguel, coautora del estudio, de la Universidad de Arizona State. "La fecha más próxima data del período Neolítico en Europa Central, hace unos 8.000 años, y nuestra fecha data de entre 11.000 y 13.000 años, cuando los humanos de Liguria seguían siendo cazadores-recolectores".
Los guijarros no han podido ser remontados por completo, porque al parecer faltan fragmentos. Esto ha llevado a sus investigadores a plantear la posibilidad de que los fragmentos perdidos fuesen conservados a modo de talismán, o como vínculo con los difuntos.

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario. No es necesario estar registrado. Antes de su publicación será revisado por un moderador. Cualquier mensaje con publicidad directa o indirecta será eliminado. Si quieres publicitar tus cursos, solicítalo en el mensaje.