Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

Slider Area 1

Slider Area 2

Slider Area 3

Agenda

Economía

Gente y Sociedad

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Redes de distribución neolíticas de rocas en el sur de la península Ibérica
by LB Paleorama - 0


Identifican en la provincia de Granada canteras de rocas que luego se distribuían por Murcia, Ciudad Real o Valenciapara fabricar herramientas pulimentadas

No solo el ADN nos proporciona información fundamental para reconstruir la Prehistoria, también el ADN de las rocas, su composición interna, puede revelar información sorprendente acerca de las sociedades prehistóricas. Un equipo de investigadores ha identificado dos canteras de aprovisionamiento de roca para fabricar herramientas pulimentadas (hachas, azuelas, cinceles, martillos) en el territorio del Parque Natural Sierra de Baza (Granada), y tras estudiar sus características internas, han podido constatar la presencia de herramientas fabricadas con estas mismas rocas en lugares tan distantes como Murcia, Ciudad Real o Valencia. Resulta fascinante cómo al rastrear estas materias primas se dibujan ante nosotros las rutas de distribución prehistóricas de estas rocas, permitiéndonos entrever contactos comerciales y culturales, y asomarnos a la vida de estos grupos del sur de la península Ibérica.

Fecha de Publicación
12 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Dicyt20 MinutosUniversidad de Granada
Fuente de las imágenes
Universidad de Granada
Palabras clave:
prehistoria, neolítico, edad del bronce, herramientas, piedra pulimentada, canteras, redes de distribución, intercambios, Parque Natural Sierra de Baza, Granada, Andalucía, España, economía
Bibliografía científica, publicación original
Geoarchaeology

  •  
Las rocas eclogitas son unas formaciones de origen metamórfico, que se generan a gran profundidad en la corteza terrestre o al cristalizar flujos de lava volcánica, y están compuestas en su mayoría por basaltos. Sus características de dureza y resistencia al golpeo las convierten en una materia prima óptima para la fabricación de herramientas pulimentadas durante la Prehistoria reciente.
Un equipo de investigación de la Universidad de Granada ha identificado dentro del territorio del Parque Natural de la Sierra de Baza dos canteras diferentes de este tipo de rocas, que parece estuvieron en unso durante un amplio periodo de tiempo que abarca desde el Neolítico Antiguo hasta la Edad del Bronce.
La localización de estas áreas de captación ha permitido a su vez caracterizar las rocas procedentes de estos enclaves a través de análisis petrográficos y geoquímicos, y posteriormente compararlas con objetos arqueológicos recuperados en distintos yacimentos del sur peninsular. Ha sido a través de este proceso como se ha podido constatar la existencia de redes de distribución de esta materias primas a enclaves distantes situados en Murcia, Ciudad Real o Valencia.
En palabras de Francisco Martínez Sevilla, arqueólogo, lo más apasionante de los datos obtenidos en constatar que los materiales se distribuyen más allá del entorno local, y cita como ejemplo a Ereta del Pedregal (Valencia), a unos 380 kilómetros de su lugar de procedencia en la Sierra de Baza.
José Antonio Lozano, geólogo y autor principal del estudio, explica que este escenario de distribución a larga distancia se amplía aún más si tenemos en cuenta las herramientas fabricadas con actinolititas, un tipo de rocas que normalmente aparece asociado a las eclogitas, y las herramientas de anfibolita de albita-epidota, que se documentan incluso a más de 400 kilómetros de distancia de los afloramientos de Baza. Lozano señala que "si dichas herramientas se obtuvieron de la misma unidad geológica que las eclogíticas, como así se piensa, estamos ante un escenario de distribución muy amplio".
Las conclusiones del estudio inducen a pensar que los afloramientos geológicos primarios tuvieron un mayor peso en la obtención de materias primas, frente a la extracción de guijarros en depósitos de ríos o playas y sedimentos recientes.

Leer Más

Nuevos casos de cáncer aún más antiguos en momias egipcias
by LB Paleorama - 0


El estudio de 4 momias procedentes de Asuán ha revelado un nuevo caso de cáncer de mama y otro de mieloma múltiple, ambos fechados hace unos 4.000 años

Las más avanzadas técnicas de diagnóstico de la medicina actual resultan de muchísima utilidad también para identificar enfermedades de hace 4.000 años. La Universidad de Granada, que lleva años excavando en la necrópolis de Qubbet el Hawa (Asuán, Egipto), acaba de dar a conocer los resultados de las tomografías computerizadas (TAC) realizadas a cuatro momias de esta necrópolis. En dos de ellas, fechadas en 2000 y 1800 a.C. respoectivamente, se han identificado los casos más antiguos de cáncer de mama y mieloma múltiple conocidos hasta la fecha. La comprensión de la evolución de estas enfermedades junto a nosotros quizá pueda contribuir a su cura en el presente.

Fecha de Publicación
11 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
SincDicytNCYT
Fuente de las imágenes
Universidad de Granada
Palabras clave:
edad de los metales, edad del bronce, egipcios, momia, TAC, cáncer, mama, mieloma, Qubbet el Hawa, Asuán, Egipto, salud
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
Las investigaciones de la Universidad de Granada en la necrópolis egipcia de Qubbet el Hawa han permitido el estudio en detalle de cuatro nuevas momias a través de la tomografía computerizada (TAC), revelando nuevos casos de cáncer que se convierten en los más antiguos documentados hasta la fecha.
Dos de las momias estudiadas pertenecen al Primer Periodo Intermedio, una de ellas data de en torno a 2000 a.C y la otra en torno a 1800 a.C. Es precisamente la más antigua, perteneciente a una mujer de clase alta, la que contiene en sus huesos la huellas dejadas por el desarrollo de un cáncer de mama, el más antiguo documentado hasta ahora, y que nos indica que esta enfermedad lleva milenios evolucionando junto a nosotros.
La otra momia del Primer Periodo Intermedio estudiada ha revelado un caso de mieloma múltiple, un tipo de cáncer de la médula ósea. En este caso se trata de un hombre, que también perteneció a una clase acomodada. En ambos casos, se trataría de personas con recursos para poder recibir cuidados durante su enfermedad, probablemente miembros de las familias de los gobernadores egipcios de Elefantina, la actual Asuán.
Estas dos momias, a pesar de su excelente conservación, están apenas compuestas por huesos y vendas. Junto a ellas, el equipo de la Universidad de Granada ha podido documentar numerosas momias de Baja Época, un periodo en que los ritos funerarios se extienden a gran parte de la población, y donde además se observan diferentes prácticas de embalsamamiento, ya que estas momias conservan muchos más tejidos corporales, y resulta relativamente sencillo incluso reconstruir sus rostros.
De estas momias de Baja Época, el equipo ha analizado otros dos ejemplos a través del TAC. Una de ellas corresponde a un niño de unos nueve años de edad, mientras que la otra pertenece a un joven adolescente. "Ambas conservaban sus espectaculares sudarios de cuentas de fayenza de múltiples colores que hasta reproducen una máscara. Las momias de este período conservan de manera excelente sus estructuras corporales y se puede conocer de manera muy precisa el rostro", ha declarado Miguel Cecilio Botella López, catedrático de la Universidad de Granada.
Las diferencias de conservación de las momias parecen indicar que los métodos de embalsamamiento que conocemos a través de los textos del historiador griego Heródoto no se habrían adoptado en esta región del sur del antiguo Egipto hasta el siglo X a.C.

Leer Más

martes, 12 de diciembre de 2017

Ajuar funerario con anzuelos de concha del Paleolítico superior en Indonesia
by LB Paleorama - 1


Es la primera vez que se documenta este tipo de anzuelos en un contexto funerario en un momento tan temprano

Los llamados anzuelos rotatorios, creados a partir de conchas marinas, aparecen distribuidos por muy distantes puntos del planeta (Japón, Australia, Arabia, California, Chile, México, Oceanía...), con una apariencia prácticamente igual y desde fechas tan tempranas como por ejemplo hace 22.000 años en Japón. Las excavaciones de la Universidad Nacional de Australia en la Isla de Alor, junto a Timor Oriental (Oceanía) han revelado el ejemplo más antiguo conocido hasta ahora de estos anzuelos formando parte de un ajuar funerario (12.000 BP), en un enterramiento femenino. Este hecho cambia la visión tradicional en la zona de que las labores de pesca correspondían mayoritariamente a los hombres, además de sugerir que este tipo de anzuelos se desarrollan en distintas partes del mundo de forma independiente, como una adaptación óptima a los recursos disponibles, en lugar de por difusión cultural.

Fecha de Publicación
11 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Australian Nationa UniversityMental Floss
Fuente de las imágenes
Antiquity
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, anzuelo, pesca, ajuar funerario, Isla de Alor, Indonesia, enterramiento femenino, moda
Bibliografía científica, publicación original
Antiquity

  •  
  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Una arqueóloga de la Universidad Nacional de Australia (ANU) ha descubierto los anzuelos más antiguos conocidos que hayan sido depositados como parte de un ritual funerario, en la isla indonesia de Alor, al noroeste de Timor Oriental.
Los cinco anzuelos de pesca se encontraban entre los objetos cuidadosamente depositados bajo la barbilla, y en torno a las mandíbulas de una mujer que habitó durante el Pleistoceno, hace 12.000 años.
La profesora Sue O'Connor de la Escuela de Cultura, Historia y Lengua del Colegio Universitario de Asia y el PAcífico de la ANU señala que el descubrimiento choca con la teoría de que la mayoría de las actividades de pesca en estas islas las realizaban los hombres.
"Estos son los más antiguos anzuelos conocidos asociados con prácticas mortuorias en cualquier parte del mundo y quizá indican que el equipamiento de pesca era visto como esencial para el paso a la otra vida en esta zona", ha dicho la profesora o'Connor.
"El descubrimiento muestra que tanto en vida como en la muerte, los habitantes del Pleistoceno de la región de la Isla de Alor estaban intrínsecamente ligados al mar, y la asociación de los anzuelos con un enterramiento denota el estatus cosmológico de la pesca en este entorno isleño".
Antes del hallazgo, los más antiguos anzuelos asociados con un enterramiento databan de hace 9.000 años y fueron hallados en un entorno fluvial de época mesolítica en Siberia, conocido como cemeterio Ershi.
La profesora o'Connor afirma que en un contexto marítimo, los enterramientos más antiguos con anzuelos proceden de Oman, donde anzuelos rotatorios hechos de nácar se han datado en torno a 6.000 años de antigüedad.
Los más antiguos anzuelos de Japón, Europa y Timor Oriental datan de hace 22.000 años, pero no estaban asociados a rituales funerarios.
En el hallazgo de la Isla de Alor, se enterraron dos tipos diferentes de anzuelos, uno de ellos con forma de J y cuatro anzuelos rotativos circulares realizados a partir de la concha de un tipo de caracol marino.
La profesora O'Connor ha dicho que la aparición de los anzuelos de Alor en un momento tan temprano y en una isla desconectada sugiere que varias comunidades pesqueras desarrollaron la misma tecnología de forma separada, antes que aprender unos de otros a través del contacto directo.
"Los anzuelos de Alor guardan un parecido sorprendente con los anzuelos rotatorios usados en Japón, Australia, Arabia, California, Chile, México y Oceanía", ha dicho.
"Argumentamos que el mismo tipo de objeto fue desarrollado de manera independiente porque era la forma más adecuada para adaptarse al entorno, en vez de a través de la difusión cultural".

Leer Más

Revisando teorías sobre la dispersión de Homo sapiens por Eurasia
by LB Paleorama - 0


Las más recientes investigaciones dibujan un panorama complejo compuesto por varias oleadas de población

La última década de investigaciones sobre nuestros ancestros en el continente asiático ha proporcionado un importante número de nuevos datos y cronologías que bien merecen una revisión del modelo actual sobre la dispersión de Homo sapiens. Un interesante artículo publicado en Science aúna estos nuevos datos para argumentar la existencia de distintas oleadas migratorias previas a la "gran oleada" sucedida hace 60.000 años, además de señalar la existencia de múltiples cruces entre sapiens y otras especies de homininos. Las investigaciones dibujan un panorama complejo y rico que sólo estamos comenzando a comprender.

Fecha de Publicación
7 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Max Planck InstituteThe Conversation
Fuente de las imágenes
Science
Palabras clave:
prehistoria, evolución humana, paleolítico medio, migraciones, Homo sapiens, poblamiento, Eurasia, teoría, gente
Bibliografía científica, publicación original
Science

Traducción: Laura Benito Díez.
La mayoría de la gente está ya familiarizada con el modelo tradicional conocido como "Out of Africa", según el cual los humanos modernos evolucionaron en África y después se dispersaron a lo largo de Asia y alcanzaron Australia en una única oleada hace unos 60.000 años. Sin embargo, los avances tecnológicos en análisis de ADN y otras técnicas de identificación de fósiles, además de una apuesta por la investigación mutidisciplinar, están llevando a una revisión de esta historia. Descubrimientos recientes muestran que los seres humanos salieron de África en múltiples ocasiones antes de esa fecha, y que se cruzaron con otros homininos en muchos puntos a lo largo de Eurasia.
Una revisión de investigaciones recientes sobre las dispersiones de humanos modernos tempranos de África a Asia realizada por investigadores del Insituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y la Universidad de Hawai’i en Manoa confirma que la visión tradicional de una única dispersión de humanos anatómicamente modernos fuera de África hace unos 60.000 años no puede seguir siendo vista como la interpretación completa de la historia. El análisis, recién publicado el Science, revisa los numerosos nuevos descubrimientos realizados en Asia a lo largo de la última década, que fueron posibles gracias a los avances tecnológicos y las colaboraciones interdisciplinares, y muestran que Homo sapiens alcanzó lugares distantes del continente asiático, además de la Oceanía más cercana, mucho antes de lo que se pensaba previamente. De manera adicional, las evidencias de que los humanos modernos se cruzaron con otros homininos ya presentes en Asia, como neandertales y denisovanos, complica la historia evolutiva de nuestra especie.

Primeras dispersiones hace 120.000 años

Los autores han reunido hallazgos de múltiples estudios recientes para perfeccionar esta imagen de las dispersiones humanas fuera de África y hacia Asia. Aunque los científicos antes pensaran que los humanos dejaron África por primera vez en una sola oleada migratoria hace unos 60.000 años, estudios recientes han identificado fósiles de humanos modernos en puntos distantes de Asia que son potencialmente mucho más antiguos. Por ejemplo, se han hallado restos de Homo sapiens en múltiples yacimientos en el sur y centro de China que han sido datados entre 70.000 y 120.000 años de antigüedad. Otros hallazgos adicionales indican que los humanos modernos alcanzaron el sudeste asiático y Australia hace más de 60.000 años.
Sin embargo, otros estudios recientes confirman que todas las poblaciones no africanas actuales derivaron de una única población ancestral africana hace aproximadamente 60.000 años. Esto podría indicar que hubo múltiples dispersiones más reducidas de humanos que empezaron tan pronto como hace 120.000 años, seguidas de una dispersión principal hace 60.000 años. Mientras que la dispersión más reciente contribuyó a formar el grueso de los genes de los no africanos actuales, las dispersiones más antiguas aún resultan evidentes.
"Las dispersiones inicales fuera de África anteriores a hace 60.000 años estarían probablemente constituidas por pequeños grupos de recolectores, y al menos algunas de estas dispersiones tempranas dejarían trazas genéticas de baja intensidad en las poblaciones modernas. Un evento posterior y de mayor calado de "Salida de África" probablemente ocurrió hace unos 60.000 años o después", explica Michael Petraglia del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana.

Múltiples cruces entre especies

Recientes investigaciones genéticas han resuelto la cuestión sobre si los humanos modernos se cruzaron o no con otros homininos antiguos, y desde luego lo hicieron. Los humanos modernos no solo tuvieron descendencia con neandertales, sino también con nuestros recientemente descubiertos parientes llamados denisovanos, así como con una población aún no identificada de homininos premodernos. Por un lado se ha estimado que todos los no africanos actuales tienen entre un 1% y un 4% de herencia neandertal, mientras que otro grupo ha estimado que los melanesios modernos tienen hasta un 5% de herencia denisovana. En suma, ahora está claro que los humanos modernos, neandertales, denisovanos y quizá otros grupos de homininos se solaparon en el tiempo y en el espacio en Asia, y seguramente tuvieron muchas oportunidades de interactuar.
La creciente evidencia de interacciones sugiere que la expansión de la cultura material es también más complicada de lo que se pensaba. "Ciertamente, lo que estamos viendo en el registro del comportamiento es que la expansión de las conductas de los llamados humanos modernos no ocurrió en un simple proceso de oeste a este. En su lugar, las variaciones ecológicas deben ser consideradas junto con las variaciones de comportamiento entre las distintas poblaciones de homininos presentes en Asia durante el Pleistoceno final", explica Christopher Bae de la Universidad de Hawai’i en Manoa.
A la luz de estos nuevos descubrimientos, nuestra comprensión de los movimientos humanos a lo largo del Viejo Mundo se ha convertido en algo mucho más complejo, y aún quedan muchas cuestiones abiertas. Los autores abogan por el desarrollo de modelos más complejos de las dispersiones humanas y por desarrollar nuevas investigaciones en las numerosas zonas de Asia donde aún no se ha desarrollado ninguna. De forma adicional, será importante revisar materiales recogidos con anterioridad al desarrollo de modernos métodos de análisis, para ver qué más se pude averiguar de ellos. "Afortunadamente", dice Katerina Douka, también del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, "ha habido un número creciente de programas de investigación multidisciplinares en Asia a lo largo de las últimas décadas. La información obtenida está ayudando a llenar los huecos en los registros evolutivos".

Leer Más

lunes, 11 de diciembre de 2017

Figurilla paleolítica en hueso hallada en Croacia
by LB Paleorama - 0


La figurilla, de unos 15.000 años de antigüedad, se ha localizado en la isla de Dugi Otok

La cueva de Vlakno, en la isla croata de Dugi Otok, constituye un enclave privilegiado por su ubicación y su dominio visual sobre el entorno, que fue habitado pro grupos humanos desde hace más de 19.000 años. En su interior, los arqueólogos excavan desde hace años para desentrañar sus secretos, encontrando numerosos objetos y restos óseos animales, entre los que destaca el reciente hallazgo de una figurilla antropomorfa de hueso. Apodada Lili en homenaje a una arqueóloga del equipo, se calcula que podría tener una antigüedad de unos 15.000 años, y tiene el honor de ser la primera figurilla antropomorfa paleolítica hallada en Croacia. Junto a ella, destaca también el hallazgo de arpones de hueso, que se consideraban poco utilizados en el sureste de Europa antes del Mesolítico.

Fecha de Publicación
28 de noviembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Total Croatia NewsZadarski
Fuente de las imágenes
Total Croatia NewsZadarski
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, cueva de Vlakno, isla de Dugi Otok, Croacia, figurilla, hueso, moda Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Los arqueólogos han descubierto un objeto de incalculable valor durante el desarrollo de investigaciones en en la cueva de Vlakno, situada en la isla croata de Dugi Otok. Se trata de una pequeña figurilla antropomorfa que se estima tiene unos 15.000 años de antigüedad.
El proyecto de excavación desarrollado en la cueva ha sido seguido de cerca por la comunidad científica desde hace años, debido a la gran cantidad de objetos recuperados. Vlakno se encuentra en mitad de Dugi Otok, la cueva tiene una gran entrada que domina la isla de Rava y una fuente de agua cercana, lo que la convierte en una ubicación ideal para una pequeña comunidad desde época prehistórica en adelante.
Hasta ahora, se han desarrollado en la cueva unos 15 proyectos de investigación. Con el paso del tiempo, científicos y estudiantes de distintas instituciones europeas han alcanzado una profundidad de 5 metros, descubriendo distintos niveles arqueológicos con una antigüedad de hasta 19.500 años.
Los objetos descubiertos incluyen huesos de grandes mamíferos como el ciervo, caballos salvajes y uros, que parecen indicar que la caza era una fuente importante de alimentación de los habitantes de la cueva en el Paleolítico. También se han hallado numerosas herramientas, entre los que destacan dos arpones de hueso, ya que su uso en el sudeste europeo parece haber sido raro con anterioridad al periodo Mesolítico.
El hallazgo de la figurilla de hueso se considera un descubrimiento único en Croacia, pero también es raro en el contexto europeo. Dario Vujevic, investigador doctoral del Departamento de Arqueología de la Universidad de Zadar, ha declarado que la figurilla es la primera representación humana creada en el Paleolítico hallada en Croacia. Como homenaje a una compañera investigadora que ha colaborado en el estudio de la cueva durante años, la figurilla ha sido bautizada como Lili.
Lili no cuenta con atributos físicos prominentes, como otras figurillas femeninas paleolíticas entre las que destaca la "venus" de Willendorf (Austria). Sin embargo, la mayoría de objetos de este tipo se describen como figuras femeninas, y durante mucho tiempo se han dado a conocer como "venus paleolíticas". Según Vujevic, se han localizado ejemplos similares en Dolní Věstonice (República Checa) y en Mal'ta (Rusia). Hasta ahora en Croacia sólo se habían documentado figurillas zoomorfas, lo que convierte a Lili en un descubrimiento de gran valor.

Leer Más

20 años de duro trabajo para conocer a la pequeña Little Foot
by LB Paleorama - 0


Se trata del esqueleto más antiguo de Australopithecus conocido, con 3,67 millones de años, aunque tiene unos cuantos records más

Tras unos diminutos huesos del pie, estaba el esqueleto completo. 20 años han sido necesarios para extraer por completo de la roca el esqueleto de Little Foot, una pequeña australopiteca que vivió hace 3,67 millones de años, y probablemente murió al caer por un pozo vertical del complejo de cuevas de Sterkfontein en Sudáfrica. Tras el hallazgo de esos huesecillos iniciales en 1997 y la localización en el interior de la cueva de la continuación del esqueleto, dos décadas de cuidadoso trabajo han permitido presentar en sociedad el esqueleto de un prehomínido más completo que se haya documentado hasta la fecha, y que abre un impresionante potencial en cuanto al estudio pormenorizado de las características de estos nuestros ancestros. A lo largo de 2018 se irán dando a conocer disitntos estudios monográficos sobre ella, ¡los seguiremos con interés!

Fecha de Publicación
6 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
University of the Witwatersrand, JohannesburgEurekalertBBC
Fuente de las imágenes
University of the Witwatersrand, JohannesburgNational Geographic
Palabras clave:
prehistoria, plioceno, Little Foot, Australopithecus, Sterkfontein, Sudáfrica, esqueleto, gente
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Después de 20 años de difícil excavación y preparación, el profesor Ron Clarke ha presentado al mundo el fósil más completo de Australopithecus que se haya encontrado hasta la fecha.
La importancia de Sudáfrica en el proceso de aparición de la especie humana ha quedado reforzada con la presentación de la pequeña "Little Foot", el fósil casi completo de un ancestro humano más antiguo hallado en el país, y también fuera de él.
Little Foot es la única ejemplar de Australopithecus virtualmente completa descubierta hasta ahora. Es con mucho el esqueleto más completo de un ancestro humano más antiguo de 1,5 millones de años que se haya encontrado. También es el fósil de homínido más antiguo de Sudáfrica, con 3,67 millones de años. Su presentación ha sido la primera ocasión en que su esqueleto completamente limpiado y reconstruido ha podido ser contemplado por medios nacionales e internacionales.
Descubierta por el profesor Ron Clarke del Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, Sudáfrica, este fósil fue bautizado como "Little Foot" por el profesor Phillip Tobias, debido al descubrimiento inicial de cuatro pequeños huesos del pie. Se espera que su descubrimiento añada una gran riqueza de conocimiento acerca de la apariencia, la anatomía de todo el esqueleto, la longitud de sus extremidades y las habilidades locomotoras de una de las especies de nuestros parientes más tempranos.
Los expertos creen que se trataba de una mujer joven que cayó por un pozo vertical de una de las cuevas del complejo de Sterkfontein (Sudáfrica).
"Puede que sea pequeña, pero puede resultar muy importante. Porque así es como empezó, con un pequeño hueso. Y nos ayuda a comprender nuestros orígenes", ha declarado Ron Clarke, director del equipo de investigación.
"Este es uno de los más destacables descubrimientos fósiles en la historia de la investigación de los orígenes humanos y es un privilegio desvelar un hallazgo de esta importancia hoy", dijo Clarke en el acto de presentación.
Después de yacer oculta durante más de 3,6 millones de años en las profundidades de las cuevas de Sterkfontein, a unos 40 kilómetros al noroeste de Johannesburgo, Clarke encontró varios huesos del pie y fragmentos de hueso de la parte inferior de la pierna en 1994 y 1997, entre otros fósiles que habían sido retirados de la roca dinamitada en la cueva años antes por los mineros de cal. Clarke envió a sus asistentes Stephen Motsumi y Nkwane Molefe a las profundidades de la cueva para buscar cualquier posible superficie de hueso roto que pudiese encajar con los huesos que había descubierto en cajas. Tras dos días de búsqueda, encontraron una conexión, en julio de 1997.
Clarke se dio cuenta pronto de que su descubrimiento era algo de gran relevancia, y entonces comenzó el proceso especializado de excavación deñ esqueleto en el interior de la cueva hasta 2012, cuando los últimos elementos visibles fueron retirados de la superficie en bloques de brecha (un tipo de roca sedimentaria).
"Mis asistentes y yo hemos trabajado en la tortuosa limpieza de los huesos a partir de los bloques de brecha y la recosntrucción del esqueleto completo hasta el día de hoy", ha dicho Clarke.
En los 20 años transcurridos desde su descubrimiento, han realizado un duro trabajo de excavación y preparación del fósil. Ahora clarke y su equipo de expertos internacionales están llevando a cabo todo un conjunto de estudios científicos sobre sus huesos. Los resultados de estos estudios serán publicados en una serie de artículos cinetíficos en publicaciones internacionales en el futuro cercano.
Esta es la primera ocasión en que un esqueleto prácticamente completo de un ancestro pre-humano procedente de una cueva de Sudáfrica ha sido excavado en el mismo lugar donde se produjo su fosilización.
"Muchos de los huesos del esqueleto son frágiles, aunque estaban profundamente embebidos en una roca sedimentaria dura como el cemento llamada brecha", explica Clarke.
"El proceso ha requerido una excavación extremadamente cuidadosa en el oscuro ambiente de la cueva. Una vez que las superficies superiores de los huesos del esqueleto quedaron expuestas, la brecha en la que el resto de partes permanecían embebidas tuvo que ser cuidadosamente cortada y retirada en bloques para realizar una limpieza más profunda en el laboratorio en Sterkfontein", dice Clarke.
El largo periodo de 20 años de excavación, limpieza, reconstrucción, extracción de moldes y análisis del esqueleto ha requerido una fuente constantes de financiación, que ha sido proporcionada por el Palaeontological Scientific Trust (PAST), una ONG con base en Johannesburgo que promueve la investigación, educación y alcance de las ciencias relacionadas con nuestros orígenes. Entre sus muchas iniciativas encaminadas a potenciar las ciencias de nuestros orígenes por toda África, PAST ha sido la principal entidad financiadora de las investigaciones en Sterkfontein durante más de dos décadas.
El profesor Adam Habib, vice canciller y director de la Universidad de Witwatersrand ha declarado: "Este logro es un punto de referencia para la comunidad científica global y para el patrimonio de Sudáfrica. Es a través de importantes descubrimientos como Little Foot que obtenemos un destello de nuestro pasado que nos ayuda a comprender mejor nuestra humanidad común".

Leer Más

jueves, 7 de diciembre de 2017

Arqueología made in Hollywood (y no va de Indiana Jones)
by LB Paleorama - 0


Excavan esfinges pertenecientes al set de rodaje de "Los Diez Mandamientos", producida hace ya 94 años

Hoy hablamos de arqueología del cine, concretamente de una ya casi centenaria superproducción de Hollywood. Décadas antes de que Cecil B. DeMille rodase su versión definitiva de "Los diez Mandamientos", protagonizada por Charlton Heston y Yul Brynner, el propio DeMille rodó una primera versión muda y en blanco y negro de esta historia bíblica, construyendo ya impresionantes decorados para la época. Fue en 1923, y para ello se creó un gran set de rodaje en las Dunas de Guadalupe-Nipomo, en California. Al terminar el rodaje, DeMille se dio cuenta de la imposibilidad de desplazar los decorados, y temiendo que fuesen utilizados por sus competidores, los enterró bajo las dunas. Ya en la década de 1990 se realizaron excavaciones en la zona que proporcionaron materiales del rodaje, no tan espectaculares como el reciente hallazgo de una de las imponentes esfinges modeladas por Paul Iribe, conocido como "el padre del art decó". El hallazgo ha sido especialmente afortunado, dado que estas esfinges fueron realizadas en yeso de París, un material especialmente delicado.

Fecha de Publicación
29 de noviembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Live Science
Fuente de las imágenes
Live Science
Palabras clave:
moderna y contemporánea, cine, Hollywood, esfinge, Los Diez Mandamientos, rodaje, dunas Guadalupe-Nipomo, San Francisco, California, moda
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Un equipo de arqueólogos ha desenterrado una resplandeciente esfinge que hace 94 años decoraba el set de la exitosa película rodada en 1923 "Los Diez Mandamientos", según se ha dado a conocer en nota de prensa desde el Centro de las Dunas de Guadalupe-Nipomo (California, EE.UU.).
La esfinge, realizada en yeso de París, pesa 136 kilos, y está en especialmente buenas condiciones de conservación, según ha declarado Doug Jenzen, director ejecutivo del Centro de las Dunas.
"La pieza es diferente a todo lo hallado en excavaciones anteriores", dice Jenzen en su comunicado. "La mayoría de ella está conservada por la arena con la pintura original aún intacta". Aún más emocionantes son los "colores extremadamente intensos" de la esfinge, que fueron aplicados aparentemente para contribuir a que la figura destacase en la película, rodada en blanco y negro.
La película "Los Diez Mandamientos" fue una obra maestra de su tiempo. El mítico director de cine Cecil B. DeMille contó con el artista francés Paul Iribe, conocido como "el padre del art decó", paracrear 21 esfinges para la película. DeMille utilizó las esfinges en el decorado del éxodo bíblico de la película, donde filmó escenas de los judíos haciendo duros trabajos bajo el mando de los egipcios y posteriormente escapando a través del Mar Rojo. DeMille filmó la parte de la película sobre el éxodo en las Dunas de Guadalupe-Nipomo, porque tenían un aspecto similar al arenoso Egipto, según recoge Jenzen.
El decorado del éxodo era enorme. Tenía faraones, esfinges y unas colosales puertas de templo, que en conjunto alcanzaban una altura de 12 pisos y 240 metros de anchura. Pero cuenta la leyenda que DeMilke se dio cuenta de dos cosas cuando finalizó el rodaje: el decorado era demasiado caro de desplazar y demasiado valioso para dejarlo al alcance de cineastas rivales. DeMille resolvió el dilema enterrándolo en la arena.
Décadas después, el director y guionista Peter Brosnan y un grupo de cineastas decidieron buscar los objetos de la película que habían sido enterrados en las Dunas de Guadalupe-Nipomo. En la década de 1990, los excavadores descubrieron con éxito objetos cotidianos del rodaje, incluyendo botellas de licor de la época de la prohibición, maquillaje, latas de tabaco e incluso un trozo de tostada quemada. Excavaciones posteriores revelaron fragmentos de las frágiles esfinges.
La recién hallada esfinge pintada en color terracotta mide 1,6 por 2,4 metros. Es una fortuna que el set de rodaje fuera enterrado en arena, dice Jenzen, porque ese material permite que el agua se drene. Si el decorado hubiera sido enterrado en otro material, como desechos, las esfinges de yeso de París se habrían convertido en papilla, añade Jenzen.
Tras su restauración, seguramente para verano de 2018, la esfinge será exhibida en el museo del Centro de las Dunas en la ciudad de Guadalupe. Las excavaciones continúan en el lugar, aunque resultan muy costosas para el centro.
Aquellos que no puedan acercarse al Centro de las Dunas aún pueden conocer más de la excavación a través del documental realizado por Brosnan en 2017 titulado "The Lost City of Cecil B. DeMille", que incluye entrevistas con vecinos de las dunas, quienes recuerdan aún cuando "Los Diez Mandamientos" fue filmada.

Leer Más

martes, 5 de diciembre de 2017

La mayor capacidad torácica oxigenaba los grandes músculos neandertales
by LB Paleorama - 0


Los restos óseos del Sidrón (Asturias), entre otros, han contribuido a recrear la caja torácica de los neandertales

Los músculos son unos grandes consumidores de oxígeno, por eso nuestros primos neandertales, que tenían una potente musculatura, eran grandes candidatos a tener una mayor capacidad respiratoria. El problema para comprobarlo es que vértebras y costillas suelen aparecer en un estado muy fragmentario, lo que dificulta recrear la cavidad pulmonar. Un estudio en el que se han utilizado técnicas como la morfometría geométrica 3D ha permitido comprobar que su caja torácica era relativamente más corta pero más ancha en su base. Para el estudio han resultado fundamentales los restos fósiles de neandertales procedentes de la Cueva del Sidrón (Asturias).

Fecha de Publicación
4 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
SincEuropa PressEfe Futuro
Fuente de las imágenes

SincJournal of Human Evolution
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, neandertales, anatomía, respiración, capacidad pulmonar, morfometría geométrica 3D, salud
Bibliografía científica, publicación original
Journal of Human Evolution

  •  
  •  
  •  
Los neandertales contaban con una gran masa muscular que caracterizaba su aspecto, y se refleja habitualmente en las recreaciones de su aspecto. Esta gran musculatura habría sido a su vez una gran consumidora de oxígeno, por lo que los investigadores sospechaban que necesitarían ayudarse de una mayor capacidad pulmonar que la nuestra. Desafortunadamente, los restos óseos relacionados, vértebras y costillas, suelen aparecer en estado fragmentario en los yacimientos arqueológicos, lo que dificulta su reconstrucción volumétrica.
Desde la Universidad Autónoma de Madrid y el Museo Nacional de Ciencias Naturales se ha llevado a cabo una investigación para tratar de recrear cómo era la morfología de la caja torácica de estos primos cercanos. Para ello han empleado técnicas como la morfometría geométrica 3D, y las han aplicado sobre los restos óseos de neandertales recuperados en la cueva asturiana del Sidrón. También han incluido en el estudio otros restos neandertales como Kebara 2, Shanidar 3, Tabun 1 y La Chapelle-aux-Saints.
El proceso de recreación de la morfología de las costillas ha llevado a los científicos a consiuderar que la caja torácica de los neandertales sería relativamente más corta que la de los humanos modernos, pero más ancha en su parte inferior.
Daniel García Martínez es investigador del Laboratorio de Morfología Virtual del MNCN y doctor por la UAM, es coautor de la investigación, y explica así las conclusiones de sus hallazgos: "como el diafragma, uno de los músculos más involucrados en la respiración, se sitúa en la parte inferior del tórax, una expansión de esta zona podría conferir a los neandertales una mayor potencia respiratoria y una mayor entrada de aire en el organismo debido a una mayor contribución diafragmática".
En cuanto al motivo por el cual los neandertales desarrollaron su musculatura característica, aún existen diferentes teorías sin que ninguna de ellas haya demostrado ser más plausible que el resto.

Leer Más

Las gentes de la Edad del Bronce usaban siempre hierro de meteoritos
by LB Paleorama - 2


Un análisis químico establece las diferencias entre el hierro meteorítico y el hierro fundido, demostrando que en la Edad del Bronce siempre se usaba el primero

La existencia de objetos de hierro documentados durante la Edad del Bronce ha sido la base de la discusión acerca del origen de la metalurgia del hierro, aunque se sabía ya del uso en distintos casos de hierro procedente de meteoritos para crear estos objetos, como es el caso de una de las dagas encontradas en la tumba del faraón Tutankhamon. Un estudio realizado por el investigador francés Albert Jambon ha logrado discernir las diferencias en su estructura interna entre uno y otro hierro, determinando que los objetos de hierro creados en la Edad del Bronce fueron todos ellos realizados a partir de hierro meteórico.

Fecha de Publicación
4 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
CNRS
Fuente de las imágenes
Europa Press
Palabras clave:
edad de los metales, edad del bronce, hierro, fabricación, meteorito, análisis, química, ciencia
Bibliografía científica, publicación original
Journal of Archaeological Science

Traducción: Laura Benito Díez.
Puede resultar sorprendente oír que existen objetos de hierro que datan de la Edad del Bronce, pero su origen meteorítico es aún más asombroso. A pesar de que los meteoritos ya habían sido reconocidos como una fuente de este metal, la comunidad científica no había podido determinar si lo era para todos estos objetos o solo para unos pocos. Albert Jambon, como parte de su trabajo en el Institut de minéralogie, de physique des matériaux et de cosmochimie (CNRS / UPMC / IRD / Muséum national d'Histoire naturelle),ha demostrado que el hierro usado durante la Edad del Bronce siempre procede de meteoritos y ha explicado cómo esta práctica fue abandonada durante la Edad del Hierro. Su trabajo se ha publicado en el número de diciembre de Journal oficina Archaeological Science.
La Edad del Hierro se inició en Anatolia y el Cáucaso en torno a 1200 a.C. Pero aproximadamente 2.000 años antes, distintas culturas ya creaban objetos a partir de hierro. Estos objetos eran extremadamente raros y en todos los casos muy valorados. El mineral de hierro abunda en la superficie de la tierra, asi que, ¿qué era lo que convertía en valiosos a estos objetos? Investigaciones iniciales habían mostrado que algunos habían sido fabricados con hierro de meteoritos, lo que llevó a los científicos a preguntarse cuántos más tenían este mismo origen. Albert Jambon reunió los datos disponibles y llevó a cabo sus propios análisis químicos no destructivos de muestras usando un espectrómetro de fluorescencia de rayos X portátil. Su colección de objetos de hierro incluye cuentas de Gerzeh (Egipto, 3200 a.C), una daga de Alaca Höyük (Turquía, 2500 a.C.), un colgante de Umm el-Marra (Siria, 2300 a.C.), un hacha de Ugarit (Siria, 1400 a.C.), varios objetos más pertenecientes a la dinastía Shang de China (1400 a.C.), y la daga, brazalete y almohada de Tutankhamon (Egipto, 1350 a.C.).
Sus análisis han revelado que cada uno de estos objetos de la Edad del Bronce fueron fabricados con hierro de meteoritos. Cuando grandes cuerpos celestes como nuestro planeta se están formando, prácticamente todo el níquel se desplaza hacia el núcleo fundido de hierro. Por tanto, es extremadamente raro encontrar níquel en la superficie. Sin embargo, algunos meteoritos se forman cuando los cuerpos celestes son golpeados. Si estos meteoritos están compuestos por material del núcleo, contienen principalmente hierro con altos niveles de níquel y cobalto. Esta característica hace posible identificar la fuente del hierro. El hierro meteórico está además en estado metálico, listo para usar, lo que explicaría por qué se utilizó en todos los objetos de hierro de la Edad del Bronce. En contraste, los componentes de hierro en el mineral terrestre deben pasar primero por el proceso de reducción, que extrae el oxígeno atrapado para producir el deseado metal. Esta es la base del fundido en hornos, un punto de inflexión que marcó el inicio de la Edad del Hierro. Con la fundición, las culturas de la Edad del Hierro podían olvidarse del escaso metal extraterrestre y utilizar la mena de hierro terrestre, mucho más abundante y más fácil de conseguir. Los hallazgos de Albert Jambon refutan ciertas teorías que proponían que las aleaciones de hierro con presencia de níquel se podían obtener del mineral terrestre.

Leer Más

lunes, 4 de diciembre de 2017

Miles de objetos de hueso frente al radiocarbono para datar las tumbas de Sungir
by LB Paleorama - 0


Tratan de establecer la relación cronológica entre los distintos enterramientos a través de la tipología de los objetos de adorno personal

Los espectaculares enterramientos del Paleolítico superior de Sungir (Rusia) llevan asombrando a científicos y entusiastas de la prehistoria desde su hallazgo hace más de 30 años. Allí se localizó una tumba de un adulto y otra de dos individuos infantiles con profusos ajuares entre los que se recogieron miles de cuentas y adornos fabricados en hueso. El yacimiento está datado hace entre 29.000 y 31.000 años, pero las dataciones de radiocarbono no han permitido averiguar con precisión suficiente la diferencia cronológica entre los enterramientos. Un equipo de investigación ha analizado en detalle los miles de objetos de hueso recuperados para obtener respuestas.

Fecha de Publicación
30 de noviembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
EurekalertÉtudes et Recherches Archéologiques de l’Université de Liège (ERAUL)
Fuente de las imágenes
EurekalertÉtudes et Recherches Archéologiques de l’Université de Liège (ERAUL)
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, Sungir, Rusia, enterramiento, ajuar, adorno, hueso, tipología, cronología, cultura, auriñaciense, moda
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Vladislav Zhitenev, arqueólogo ruso de la Lomonosov Moscow State University, ha estudiado la joyería en hueso hallada en el yacimiento del Paleolítico superior de Sungir (Rusia). El grupo de investigación liderado por Zhitenev ha descubierto que muchos de los objetos fueron creados especialmente para usar en el enterramiento, mientras que otros fueron utilizados a diario. El estilo de la joyería muestra influencias de numerosas culturas de Europa y de las planicies rusas.
El yacimiento del Paleolítico superior de Sungir se ubica en la región de Vladimir y data de hace entre 29.000 y 31.000 años. Los científicos comenzaron a estudiar este lugar hace más de 30 años. El campamento de cazadores prehistóricos incluye un enterramiento de un hombre de unos 40-50 años y la tumba de dos niños que murieron con 10-14 años de edad. La excavación arqueológica reveló más de 80.000 objetos diferentes.
"Esta tumba infantil contiene más objetos de adorno y otros elementos de ajuar que ningún otro yacimiento del Paleolítico superior en Eurasia", afirma Vladislav Zhitenev, autor principal del estudio, doctor en ciencias históricas, y profesor asociado del Departamento de Arqueología de la Facultad de Historia de la MSU. Actualmente todos los hallazgos se guardan en el Museo de la Reserva Estatal de Vladimir-Suzdal.
A través del estudio de los colgantes hechos con dientes de zorro ártico, las cuentas de hueso, y otros adornos personales, los científicos han descubierto que estos objetos fueron usados durante largo tiempo, ya que tienen marcas de roce y otros signos de uso. Otros adornos encontrados en los enterramientos fueron hechos de forma apresurada y no tienen un aspecto tan cuidado. Evidentemente, fueron creados específicamente para la ceremonia funeraria. Estos objetos incluyen una figurilla de un caballo con un lomo desproporcionadamente corto. Aunque la superficie de la figurilla ha sido pulida, tiene un montón de marcas de procesado.
Aún se desconoce por qué la tumba de los niños contenía tal cantidad de objetos, incluyendo los ya usados. Se ha propuesto como interpretación que este grupo humano utilizase el enterramiento infantil para realizar un sacrificio que salvase a la comunidad de algún tipo de adversidad, como una enfermedad o una hambruna. Los objetos de ajuar no fueron hechos únicamente por artesanos experimentados, sino también por niños. Uno de los discos de defensa de mamut hallado en la tumba fue hecho de forma descuidada y con poca habilidad. Para el equipo científico es posible que fuese realizado por un niño.
Los objetos de adorno son elementos de un lenguaje no verbal utilizado por las gentes de la prehistoria para distinguir a amigos de enemigos y reflejar el estatus social. A través del estudio de los objetos de adorno personal los científicos pueden averiguar más sobre diferentes aspectos de comunicación intercultural en el Paleolítico superior.
Vladislav Zhitenev ha llegado a la conclusión de que el hombre y los niños vivieron relativamente al mismo tiempo separados por varias generaciones a lo sumo. Esto se confirma por el estilo idéntico de los adornos personales hallados en las tumbas. Los niños fueron enterrados al mismo tiempo, pero el periodo de tiempo entre su muerte y la del hombre aún no se conoce. La datación por radiocarbono no ha podido proporcionar una respuesta ya que no tiene la precisión suficiente para ello. Pero cuando esto sucede, los arqueólogos deben basarse en la información implícita.
"Cuando miramos a un objeto, siempre podemos ver la mano del artesano. Muchos adornos de los enterramientos del hombre y los niños fueron realizados del mismo modo, como si hubieran sido hechos por la misma persona. Esta técnica podría haber sido transmitida dentro de la familia, de padres a hijos o de abuelas a nietas", explica Vladislav Zhitenev. Por tanto, interpretan que el hombre y los niños estarían separados en el tiempo por no más de unas decenas de años.
Los adornos de Sungir son difíciles de clasificar y asociar a una tradición cultural concreta, ya que reflejan influencias de múltiples culturas. Por un lado, tienen muchas similitudes con la cultura auriñaciense ampliamente distribuida en Europa central y occidental durante el Paleolítico superior inicial. Y por otro, los hallazgos de Sungir recuerdan a los procedentes de algunos yacimientos tempranos de Kostenki. Finalmente, todos esos objetos están combinados con piezas de piedra realizados con tecnología neandertal, aunque los restos de Sungir pertenecen a humanos anatómicamente modernos.
En estudios ulteriores, Vladislav Zhitenev planea centrarse en la comunicación intercultural, por ejemplo, para encontrar diferencias entre yacimientos con y sin presencia neandertal.

Leer Más

viernes, 1 de diciembre de 2017

Un safari de la Edad del Hielo en el Neanderthal Museum
by LB Paleorama - 0


"Lion, Mammoth and Co. An ice-age safari"

Una oportunidad impresionante para ir de safari a la última glaciación, esto es lo que nos proponen desde el Neanderthal Museum con su última exposición temporal, "Lion, Mammoth and Co. An ice-age safari", que estará abierta hasta el próximo 22 de abril. Junto a la exposición se ha creado una app gratuita con filmaciones de escenas cotidianas de los grupos humanos de la época, rodadas en los Alpes Suabos con la participación de actores.

Fecha de Publicación
1 de diciembre de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Neanderthal Museum
Fuente de las imágenes
Neanderthal Museum
Palabras clave:
agenda, exposición, fauna, Edad del Hielo, Neanderthal Museum, Mettmann, Alemania
Bibliografía científica, publicación original


El Neanderthal Museum acaba de inaugurar esta exposición titulada "Lion, Mammoth and Co. An ice-age safari", un recorrido por la fauna europea de la última glaciación, un periodo hostil para la vida humana, plagado de criaturas feroces.
La muestra permaneceá visitable hasta el 22 de abril de 2018 en este museo situado en la ciudad alemana de Mettmann, y con ella se invita a los visitantes a ir de "safari" a la Edad del Hielo, para conocer a los "Cinco Grandes": mamuts, leones de las cavernas, rinocerontes lanudos, uros y osos de las cavernas.
Nos transportamos a la "estepa de los mamuts", un lugar sin árboles, donde reinan las plantas herbáceas, y por donde campaban los mamuts lanudos, rinocerontes lanudos, ciervos gigantes, osos cavernarios, bisontes, renos, bueyes almizcleros y caballos.
En el NEanderthal Museum, la estepa ha vuelto a la vida: puedes aprender a seguir rastros, escuchar historias junto a la hoguera, y visitar a los arqueólogos en su laboratorio. Existen packs especiales para los niños y los adultos pueden disfrutar de la visita junto a un guía de viajes de la edad del hielo y de una app gratuita desarrollada para la exposición en la que se recrean detalladas escenas de la vida en este periodo, rodadas en los Alpes suabos con la participación de actores.
Para recrear la fauna, ha sido crucial el trabajo de modelistas punteros como Ramon López i Ayats de Barcelona y Remie Bakker de Rotterdam. A partir de la creación de pequeños modelos en miniatura se ha ido completando un largo y complejo proceso que ha llevado a crear las reproducciones en resina a tamaño real, caracterizadas a mano, y en las que en algunos casos el denso pelaje ha sido recreando colocando cada pelo a mano. Muchas de las estatuas resultantes están huecas, ya que su peso macizo hubiera sido excesivo para el museo.

Leer Más