Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

Slider Area 1

Slider Area 2

Slider Area 3

Agenda

Economía

Gente y Sociedad

jueves, 23 de febrero de 2017

La élite matrilineal que gobernaba en Pueblo Bonito (Nuevo México)
by LB Paleorama - 0


Descubren la relación matrilineal entre al menos 9 miembros de la élite de la cultura Pueblo en Pueblo Bonito

Los antiguos indios Pueblo dejaron llamativos asentamientos a lo largo de su territorio, en el actual Nuevo México. Lo que no es tan frecuente es encontrar tumbas elaboradas en sus asentameintos. Pero en Pueblo Bonito se conoce una cripta que aloja 14 cuerpos acompañados de ricos ajuares. El análisis genético de 9 de estos individuos ha revelado que tenían idéntico ADN mitocondrial, por lo que sus investigadores consideran que el linaje gobernante de este asentamiento era de carácter matrilineal, esto es, se transmitía por la vía femenina de la familia.

Fecha de Publicación
21 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Live ScienceWestern Digs
Fuente de las imágenes
Live ScienceWestern DigsNature Communications
Palabras clave:
arqueología americana, periodo posclásico, cultura Pueblo, Pueblo Bonito, Cañón del Chaco, Nuevo Mexico, EE.UU., élite, linaje, matrilineal, ADN, gente
Bibliografía científica, publicación original
Nature Communications

  •  
  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Cientos de años antes de que Cristóbal Colón llegase al Nuevo Mundo, una compleja sociedad situada en lo que es hoy Nuevo México transmitía el poder a través de su líena materna, según se desprende de un nuevo estudio, publicado recientemente en Nature Communications.
El hallazgo es especielmente destacable, ya que los antiguos indios Pueblo que habitaron el Cañón del Chaco no dejaron ningún registro escrito de sus modos de vida. En su lugar, los científicos realizaron el descubrimiento a través del análisis de los genomas de nueve individuos enterrados en elaboradas tumbas. Los investigadores han descubierto que todos ellos estaban emparentados a través de su línea materna, según se ha publicado en el estudio.
Además, esta dinastía matrilineal no tuvo una corta duraciòn, sino que se extiende a lo largo de más de 300 años, desde 800 a 1130 d.C., cuando esta sociedad colapsó.
Los investigadores llevaron a cabo la investigación en una cripta localizada en el asentamiento de Pueblo Bonito, una gran construcción con edificis de piedra de varias alturas, y unas 650 estancias, que fue excavada por arqueólogos por primera vez en 1896. Desde entonces, los investigadores se han preguntado cuál sería la forma de gobierno de los habitantes de Pueblo Bonito, si habría dinastías matrilineales o patrilineales, o si los jefes serías elegidos por sus logros y cualidades.

Investigación en la cripta
Para saber más, los investigadores analizaron lo que parecían ser enterramientos individuales de la élite depositados en una cripta de 2x2 metros en Pueblo Bonito. Las tumbas elaboradas aparecen rara veces entre los miembros de la antigua cultura Pueblo, pero esta cripta con dos niveles de enterramientos superpuestos es en opinión de los investigadores algo digno de ver.
Trabajos anteriores mostraban que la mayor tumba de la cripta contenía los restos de un hombre en torno a los 40 años que murió por un golpe letal en su cabeza. El cuerpo del hombre fue hallado en el centro de la habitación, adornado con más de 11.000 cuentas de turquesa, 3.300 cuentas de concha, y otros objetos, incluyendo varias conchas de oreja de mar de la costa del Pacífico, lo que lo convierte en "el más rico enterramiento conocido en el suroeste norteamericano", en palabras de los investigadores.
Cerca del cuerpo del hombre, los arqueólogos encontraron la tumba de otro individuo, que fue enterrado con unas 5.800 piezas de turquesa. Un suelo de madera cubría a ambas tumbas, y sobre ellas, los arqueólogos encontraron los restos de 12 cuerpos de individuos que se cree son descendientes de los individuos enterrados en las dos tumbas principales.
Los investigadores estudiaron los genomas de nueve individuos del interior de la cripta para determinar si estaban emparentados, según afirma el investigador principal Douglas Kennett, profesor de arqueología ambiental y director del Departamento de Antropología de la Universidad Estatal de Pennsylvania.
Para ello se utilizó una combinación de datación por radiocarbono de alta resolución con la más avanzada tecnología genómica. Los resultados mostraron que los nueve individuos tenían idéntico ADN mitocondrial, el material genético que las madres transmiten a sus hijos, lo que indica que esta sociedad contaría con una dinastía matrilineal.
Estos resultados muestran que El Chaco se adscribe a una popular forma de gobierno, ya que los sistemas matrilineales están aún presentes en las poblaciones Pueblo occidentales (Hopi, Zuni, Acoma y Laguna) y los Pueblo de Río Grande (Cochiti, San Felipe, Santo Domingo y Zia).
Más allá de esto, los registros coloniales españoles y las tradiciones orales Pueblo, sobre todo entre los Hopi y los Zuni, "enfatizan los clanes matrilineales como las unidades sociales fundacionales y los líderes matrilinieales como los protagonistas principales en la historia social", escriben los investigadores en su estudio.

Madres e hijas
Además del ADN mitocondrial, los investigadores analizaron también el ADN general de los individuos en busca de relaciones familiares.
"Usando secuencias de ADN del genoma nuclear combinadas con dataciones por radiocarbono, hemos identificado un parentesco madre-hija y una relación abuela-hijo", ha declarado Kennet.
Los resultados revelan la estructura de gobierno de Pueblo Bonito, dice el coautor Steve Plog, profesor de arqueología en la Universidad de Virginia.
"Por primera vez, decimos que un grupo familiar controló Pueblo Bonito durante más de 300 años", afirma Plog en un comunicado. "Esta es la mejor evidencia de una jerarquía social en el antiguo Suroeste".

Leer Más

miércoles, 22 de febrero de 2017

El georradar revela la ciudad romana escondida en Driebes
by LB Paleorama - 0


El foro, el cardo, el decumano, y un mercado, son algunas de las estructuras identificadas

Los romanos nos legaron una enorme cantidad de textos que nos permiten conocer su vida cotidiana y mundo al detalle, aunque a veces resulta complicado unir fuentes escritas y arqueología. Es lo que sucede con la ciudad romana de Caraca, situada por varios cronistas romanos en las inmediaciones del Tajo, y cuya ubicación exacta aún no ha sido corroborada. Pero los nuevos hallazgos en la localidad de Driebes (Guadalajara) hacen pensar que bajo su suelo aguarden los restos de esta ciudad.

Fecha de Publicación
20 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Nueva AlcarriaCadena SerEl Periódico
Fuente de las imágenes
Nueva AlcarriaCadena SerEl Periódico
Palabras clave:
mundo grecorromano, romanos, Driebes, Guadalajara, España, Caraca, georradar, drones, ciencia
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
En el Cerro de la Muela, situado en la localidad de Driebes (Guadalajara), los restos arqueológicos afloraban ya desde antiguo, indicando la existencia de un yacimiento arqueológico de época romana de cierta entidad. Además, allá por los años 40 del siglo XX se localizó en la zona un tesoro de diversos objetos de plata datado en el siglo III a.C., que actualmente se expone en el Museo Arqueológico Nacional.
A pesar del conocimiento del lugar como asentamiento romano, las últimas pruebas de georradar realizadas en una pequeña parte del cerro han arrojado unos resultados que han sorprendido a los propios científicos. Emilio Gamo, director del equipo de arqueólogos, indica que se trata del primer asentamiento romano descubierto en la provincia de Guadalajara. “Se trata de una ciudad de tamaño medio” en la que se han podido localizar el foro, las termas, el cardo, el decumano y el acueducto.
La entidad de las estructuras encontradas ha llevado al equipo a pensar que se trata de la ciudad romana de Caraca, mencionada por distintos autores de la época, que estaría en las inmediaciones del río Tajo. Esta interpretación para el Cerro de la Muela no es nueva, aunque otras localidades cercanas, como Carabaña, se disputaban su emplazamiento.
"Desde hace cientos de años los investigadores habían debatido sobre su ubicación", explica Gamo, pero ahora las técnicas de georadar y el uso de drones ha permitido localizarla en la provincia de Guadalajara.
La metodología de trabajo comenzó con la consulta de bibliografía, cartografía, fotografía histórica y de la toponimia. Los trabajos de campo, se desarrollaron en dos fases. En la primera, el equipo recogió materiales arqueológicos en la superficie y los georreferenciaron. Fundamentalmente encontraron cerámica, aunque también dieron con fragmentos de estuco que tenían restos de pinturas murales.
En la segunda fase se utilizó un georradar 3D para llegar a una profundidad de entre 0 m y 1/1,5 metros en una superficie de 1 hectárea. Las dos fases fueron complementarias, pues una daba sentido a la información aportada por la otra. Se esperaba un buen resultado, aunque lo obtenido con estas técnicas no invasivas superó sus expectativas.
A través del georrádar se observan con claridad espacios públicos, incluido un foro porticado, su Cardo y Decumano, posiblemente un macellum o mercado y unas termas, además de una tupida malla de manzanas de viviendas que parecen solaparse en diversas fases cronológicas del yacimiento.
Los restos documentados más antiguos pertenecen al Bronce Final. Posteriormente el yacimiento continuó ocupado y los carpetanos lo convirtieron en un poblado de grandes dimensiones que controlaba la fértil vega del Tajo. Tras la conquista romana, el lugar continuó habitado y llegó a convertirse en una ciudad que alcanzaría, a la vista de los recientes descubrimientos, la categoría de Municipio.
Otro elemento que ratifica la existencia de un municipio romano es la presencia de un acueducto que medía 3 km, del que los arqueólogos localizaron 112 metros de canalización de opus caementicium (el hormigón romano) conservada. El acueducto tiene idénticas características al de Segobriga, y tuvo su cabecera en el manantial de Lucos, también situado en Driebes, un nombre que deriva de latín Lucus y que significa “bosque sagrado”.
También se han identificado sillares de grandes dimensiones con decoración almohadillada, pertenecientes sin lugar a dudas a edificios públicos, y restos de la vía romana que uniría a esta ciudad con Segobriga y Complutum (Alcala de Henares). Para informar más ampliamente sobre este descubrimiento, el próximo 9 de marzo, jueves, los arqueólogos presentarán los resultados de la investigación en una conferencia en el Museo de Guadalajara (Palacio del Infantado) a la 19. 30 horas.

Leer Más

martes, 21 de febrero de 2017

Arpones de hueso africanos y la evolución de los humanos modernos
by LB Paleorama - 0


Un ambicioso proyecto de investigación ha logrado reunir cientos de ellos en el entorno del Lago Turkana (Kenia)

Los objetos que fabricaban nuestros antepasados, cómo los hacían y para qué los empleaban, pueden darnos una idea aproximada de cómo eran realmente. Por eso, un estudio en el entorno del Lago Turkana (Kenia) y sus paleocostas, se ha centrado en la identificación y clasificación de los arpones de hueso recogidos en la zona, que ascienden a varios cientos, para tratar de reconstruir los comportamientos y costumbres de los grupos de cazadores-recolectores del área hace entre 13.000 y 6.000 años. Los investigadores están convencidos de su uso para explotar los recursos acuáticos que ofrecía el lago, e incluso se plantean que pudieron ser utilizados para cazar hipopótamos.

Fecha de Publicación
20 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
University of Cambridge
Fuente de las imágenes
University of Cambridge
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, cazadores-recolectores, Lago Turkana, Kenia, arpones, hueso, pesca, caza, economía
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Un proyecto que profundiza en el rol de África oriental en la evolución de los humanos modernos ha logrado reunir la más diversa colección de arpones de hueso prehistóricos que nunca se haya estudiado en conjunto procedente de esta zona. La colección ofrece pistas sobre el comportamiento y la tecnología de los cazadores-recolectores prehistóricos.
África oriental es el epicentro de la evolución humana y sus restos arqueológicos ofrecen el potencial para llenar vacíos en nuestra comprensión de los humanos modernos tempranos desde sus mismos inicios, hace unos 200.000 años, hasta la prehistoria más "reciente" de los últimos 10.000 años.
El proyecto "In Africa", dirigido por la doctora Marta Mirazón Lahr, cofundadora del Centro Leverhulme de Estudios de Evolución Humana en la Universidad de Cambridge, busca hacer exactamente eso. El grupo cree que, en África oriental, convergieron condiciones clave ecológicas y culturales, lo que permitió a los humanos modernos evolucionar en nuevas conductas y tecnologías para explotar mejor los recursos naturales que encontraban a su alrededor.
Durante los últimos cinco años, han estado trabajando en las paleocostas del lago Turkana en Kenia, lo que ha proporcionado significativos datos sobre cómo las gentes del lugar hacían uso de los recursos acuáticos como los peces o los moluscos, algo que se ve como un marcador de modernidad humana.
El doctor Alex Wilshaw, del Departamento de Antropología Biológica de la Universidad de Cambridge e investigador del St John’s College, es investigador asociado del proyecto. "El examen de herramientas y tecnologías prehistóricas es una vía clave para explorar cuándo y cómo los rasgos culturales y de comportamiento asociados con los humanos modernos fueron desarrollados", explica.
"El área alrededor del Lago Turkana es extraordinariamente rica no solo en fósiles, sino también en objetos usados para explotar el medio en la zona. En el caso de los recursos acuáticos procedentes del lago, estos objetos son frecuentemente arpones o puntas hechas de hueso. Mientras que otros proyectos arqueológicos previos han puesto al descubierto pequeñas cantidades de arpones, la extensión de este proyecto nos ha brindado la oportunidad de reunir un número sin precedentes de arpones de hueso. Hasta la fecha tenemos más de 500 procedentes de 20 yacimientos diferentes".
Mirazón Lahr y Wilshaw preparan en la actualidad un monográfico en el que catalogan y describen los arpones para reflejar de manera más clara la diversidad que existe dentro de la colección.
"En conjunto, los arpones tienen el potencial de ofrecer una sección cruzada espacial y temporal de las actividades de los primeros humanos modernos en la zona y nos hablan de los cambios funcionales y estilísticos en la tecnología", dice Wilshaw. "Los yacimientos contienen objetos pretenecientes a grupos que vivieron en diferentes momentos y si observamos los arpones en detalle, sus estilos característicos muestran signos de variación entre diferentes poblaciones y podrían ofrecer pistas sobre la aparición y desaparición de diversos grupos con la subida y bajada de nivel del lago a lo largo del tiempo".
Los arpones se encuentran en un rango temporal entre hace 13.000 años y hace 6.000 años, del Pleistoceno final a mediados del Holoceno. Los investigadores han realizado dataciones por radiocarbono y mediante otras técnicas sobre muestras de concha y sedimento del entorno de los arpones para asignarlos una cronología.
Mientras que algunos de los arpones fueron afilados en forma de lanzas alargadas o puntas barbadas, otros tienen aspecto de gancho. Algunos han sido decorados y pulidos. "Hay cierta discusión acerca de para qué se usaban los arpones, pero creemos que se usaban para la pesca, más que para la caza de animales en tierra, ya que todos ellos fueron descubiertos en la orilla del lago", explica Wilshaw. "Los arpones habrían estado fijados a un vástago conectado usando cuerda, lo que habría permitido a los cazadores-recolectores arponear a su presa y después recoger la pieza. Hay algunas especies de peces nativos de esta zona y algunos de los más grandes y gruesos arpones podrían haber sido usados para capturar especies como la Perca del Nilo, que puede crecer hasta dos metros de longitud. Es posible que los grupos humanos los estuvieran usando para cazar hipopótamos, que también eran comunes en la zona".
El equipo de investigación ha centrado sus esfuerzos en recuperar los restos procedentes de un extenso paisaje que muestra las evidencias de las antiguas orillas del lago y su llanura de inundación circundante. Muchos restos animales y humanos se han fosilizado y conservado en cieno y sedimento en las orillas del lago, pero al reducirse el tamaño del lago y aumentar la sequedad del entorno, el viento y la lluvia erosionaron las superficie y dejaron al descubierto los fósiles.
Este fenómeno llevó al grupo al descubrimiento no solo de los arpones de hueso, sino también de muchos otros restos prehistóricos de huesos y objetos humanos. Un destacado hallazgo, que fue publicado el pasado año en la revista Nature, son los restos humanos de Nataruk, de unos 10.000 años de antigüedad, y que constituyen la más antigua evidencia de violencia entre grupos humanos nómadas prehistóricos. "Los arpones son los restos más representativos de unas gentes que han desaparecido", dice Mirazón Lahr, "cuando vivían, el Lago Turkana era mucho más grande y el entorno mucho más rico. Estos descubrimientos nos permiten rastrear sus vidas, desde que surgió el lago al terminar la edad de hielo hasta el punto en que el lago menguó y el clima se volvió desértico, dando fin a una tradición que se prolongó durante miles de años y de la que se sabía muy poco previamente".

Leer Más

"Lucy y Andy Neandertal", una novela gráfica de la Prehistoria
by LB Paleorama - 0


Del creador de los comics sobre la paternidad de Darth Vader llega esta historia con base científica

Jeffrey Brown es el "culpable" de la creación de una saga de novelas gráficas que retraran desde el humor la paternidad de uno de los mejores villanos de todos los tiempos, Darth Vader. Ahora llega a nuestras manos "Lucy y Andy Neandertal", un nuevo comic sobre el día a día de dos hermanos neandetales, en el que Brown ha tratado de reflejar además el estado de la investigación científica sobre esta especie.

Fecha de Publicación
20 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
El País
Fuente de las imágenes
El País
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, neandertales, libros, comic, Lucy y Andy Neandertal
Bibliografía científica, publicación original


Jeffrey Brown, novelista gráfico, saltó a la fama en los últimos años por crear uha exitosa saga de cómics sobre Darth Vader desde una óptica muy peculiar, la de su paternidad.
El tema surgió a raíz de la paternidad de su propio autor, lo que le ha llevado a explorar nuevos caminos narrativos para seguir disfrutando con sus hijos. Esta vez ha cambiado los viajes interestelares por el pasado de la humanidad, creando una nueva novela gráfica ambientada en el día a día de los neandertales.
Bajo el título "Lucy y Andy Neandertal", Brown nos presenta las aventuras de dos hermanos de esta especie, que prometen entretenimiento para pequeños y mayores. Pero además, a diferencia del mundo fantástico de Star Wars, en esta ocasión ha tomado como base el conocimiento científico actual acerca de los neandertales.
"Quería hacer un libro divertido que llevara a los niños a interesarse por la ciencia. Necesitaba que la historia ficticia de Lucy y Andy abriera el camino. Intenté deambular entre el rigor científico y personajes y situaciones con las que los niños de hoy se identificaran. Hay mucho que todavía desconocemos y nuestras ideas sobre la vida prehistórica cambian conforme hacemos descubrimientos", explica.
Brown cree que hay mucho que aprender sobre los neandertales. "Hasta cierto punto", afirma, "somos parte de ellos". "Es una historia complicada que los científicos todavía tratan de desvelar, pero la mayoría de la población hoy conserva un 2% de rastros en su ADN de los neandertales. La historia de la humanidad está en continua evolución, pero los neandertales siempre serán parte de ella".

Leer Más

viernes, 17 de febrero de 2017

Espectacular repertorio de armas hallado en un yacimiento de la Edad del Bronce en Escocia
by JMI Paleorama - 0


Un conjunto de armas del Final de la Edad del Bronce en Escocia nos habla del refinamiento de sus técnicas y modos de vida

En Carnoustie (Escocia) han excavado un hábitat de la Edad del Bronce, que consta de varias cabañas semi-circulares de grandes proporciones. Además de dos estructuras alargadas de época neolítica, una de ellas de al menos el 4000 a.C. En el interior de un hoyo o fosa del Bronce Final se ha podido excavar en buenas condiciones de conservación una panoplia compuesta por varias armas. Entre ellas destacan una espada y una punta de lanza con adornos en oro de gran belleza y refinamiento. Incluso se pudo recuperar la vaina de madera de la espada y tiras de cuero. En la lanza se encontraron restos de tejido que pudieron ser utilizados para su sujeción o adorno.

Fecha de Publicación
15 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Guard Archaeology, Ltd.BBCDaily Mail
Fuente de las imágenes
Guard Archaeology, Ltd.
Palabras clave:
Edad del Bronce, armas, Escocia, punta de lanza, espada, bronce, oro

  •  
  •  
  •  
Una punta de lanza de bronce decorada con oro fue encontrada junto a una espada de bronce. Además, también encontraron partes de lo que sería la vaina de la espada, incluyendo trozos de cuero y madera. Fueron hallados en una fosa del asentamiento Edad de Bronce en Carnoustie. Dos campos de futbol iban a ser construidos en el área y debido a ello se encargó los trabajos arqueológicos a una empresa especializada, Guard Archaeology, Ltd.
Cada objeto individual en el tesoro es importante, pero la presencia de adornos de oro sobre la punta de lanza hace de este un grupo excepcional. Dentro de Gran Bretaña e Irlanda, sólo un puñado de tales puntas de lanza son conocidas - entre ellos un conjunto encontrado en 1963 en l granja Pyotdykes, al oeste de Dundee. Este hallazgo se encuentra a tan sólo unos kilometros de Carnoustie, en el condado de Angus, lo que puede evidenciarla riqueza de la sociedad guerrera local en torno al 1000-800 a.C.
Hay dos aspectos más que encumbran el descubrimiento de Carnoustie. El primero de ellos, es la supervivencia extremadamente rara de restos orgánicos. La conservación del cuero y la vaina de madera que guardaban la espada de Carnoustie, hace que sea el conjunto de la Edad de Bronce, mejor conservado que se ha encontrado en Gran Bretaña. Restos de piel todavía se pueden encontrar alrededor de la punta de lanza que pudieron servir para su sujeción, así como restos de tejido alrededor de la clavija y la vaina. Este estado de conservación aunque cada vez es más frecuente en otros sitios de Gran Bretaña, en este caso es extraordinario por encontrarse en un lugar no tan húmedo y considerado bastante seco.
El segundo aspecto es que el tesoro no es un hallazgo aislado, sino que fue enterrado dentro de un asentamiento del Final de la Edad del Bronce, lo que significa que una vez que la excavación se haya completado, sería posible estudiar el contexto arqueológico del déposito, revelando nuevos conocimientos sobre la comunidad de la edad de bronce que lo enterró. Este lugar, no sólo alberga fases de la Edad del Bronce, sino que la excavación ha puesto de manifiesto la mayor "sala" de Neolítico hasta el momento encontrada en Escocia. Es un edificio que data de alrededor de 4000 a.C.
"Es muy inusual recuperar esos artefactos en una excavación arqueológica moderna, pueden revelar mucho sobre el contexto de su entierro. Debido a la fragilidad de estos restos cuando por primera vez los vimos, nuestro equipo decidió extraer todo la fosa, incluido el terreno natural circundante, como un solo bloque de 80 kg de suelo", dijo el responsable del proyecto Alan Hunter Blair. "Esto se hizo así para dejarlo en nuestro laboratorio, donde fue evaluado por nuestros especialistas en restauración y conservación, que planificaron la mejor la forma en que podría ser cuidadosamente excavado y que los artefactos pudiesen ser conservados."
"Las evidencias orgánicas de la edad de bronce, como la vaina de madera, rara vez sobreviven por lo que esto sólo subraya lo extraordinario que son estos hallazgos", dijo otro responsable del proyecto, Beth Spence, que llevó a cabo la excavación de las armas junto con el conservador Will Murray.
Junto al hallazgo de las armas, el equipo investigador ha podido documentar más de 1000 elementos arqueológicos, entre ellos los restos de hasta 12 casas semicirculares que probablemente datarían de la misma época de la Edad del Bronce, junto con los restos de dos lugares de habitación alargados que presumiblemente proceden del Neolítico. Otras estructuras halladas en el sitio arqueológico son diferentes grupos de hoyos o fosas, típicas de esta época, en la que se depositaron los desperdicios y restos de recipientes, como ollas o incluso, artefactos líticos. Para los investigadores, todavía no está claro si los restos arqueológicos comprenden un asentamiento que duró desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce Final o si son varios asentamientos construidos en el mismo sitio, pero separados en el tiempo.
A la par de la excavación, la empresa encargado trajo beneficios para la comunidad y aportó un valor añadido a los trabajos realizados, proporcionando giras y presentaciones para las escuelas locales, incluyendo la Escuela Secundaria de Carnoustie y la de Monifieth. También se proporcionó prácticas de campo para dos estudiantes de escuelas de secundaria (Carnoustie y Brechin). Cada uno de los estudiantes fueron entrenados en habilidades básicas en la arqueología, se les proporcionó un plan de formación a medida y un certificado de competencias, útil en el caso de que quieran continuar su carrera profesional en la arqueología.

Leer Más

jueves, 16 de febrero de 2017

Jornadas de puertas abiertas para docentes en Arqueopinto
by LB Paleorama - 0


Los días 11 de marzo y 4 de junio Arqueopinto abre sus puertas a docentes y educadores

Arqueopinto abre sus puerta a docentes y educadores, acompañados de sus familias, en dos Jornadas de Puertas Abiertas, los días 11 de marzo y 4 de junio de 2017. Dado que las plazas son limitadas, os recordamos que es estrictamente necesario reservar previamente por correo electrónico. ¡Os esperamos!

Fecha de Publicación
16 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas

Fuente de las imágenes

Palabras clave:
arqueopinto, paleorama, agenda, puertas abiertas, docentes, educadores
Bibliografía científica, publicación original


El sábado 11 de marzo la empresa Paleorama S.L., gestora de Arqueopinto, ha organizado una “Jornada de Puertas Abiertas” para los profesores de los colegios, institutos, escuelas infantiles de Madrid, Guadalajara, Toledo… contando con el apoyo y presencia de su Equipo Directivo y educadores y en la que se espera participen un nutrido número de profesionales de la didáctica, acompañados de sus familias.
Una nueva iniciativa para disfrutar de una mañana en familia y dar a conocer un poco más nuestras actividades y presentar nuestras nuevas maletas didácticas de réplicas para coles y el trabajo que desarrollamos a lo largo de todo el año.
Esta Jornada se engloba dentro de las actividades de Arqueopinto y su objetivo es dar a conocer el parque arqueológico , explicar las actividades que se realizan, que los “profes” puedan conocer “in situ” algunas de las novedades, dar un pequeño paseo guiado por la prehistoria y tomar juntos un café compartiendo experiencias, charlando de las actividades que os gustaría que hiciéramos para el próximo curso.
Podéis venir con vuestros hijos y parejas. Para ello deberéis hacer la reserva en info@arqueopinto.com. Nuestra Jornada de Puertas Abiertas tiene un Trueque solidario: No os vamos a cobrar entrada, pero si os vamos a pedir a cambio traer productos de higiene infantil, colonia, gel, toallas de bebés...para las familias que lo necesitan. Todo lo recogido se se entregará a la Cruz Roja. Ademas con vuestra entrada participareis en un sorteo en el que podréis ganar entradas para acudir a Arqueopinto o una réplica de un placa de arte levantino.
Número de plazas disponibles: se ofertan en esta ocasión 50 plazas. En ediciones anteriores, las plazas se han agotado rápido y se han generado listas de espera, por lo que se recomienda comunicar la participación lo antes posible.

Plan de la Jornada
11:00 h. Bienvenida y entrega de Paleotrueques. Foto de grupo para Facebook.
11:15 h Pequeño paseo guiado por la prehistoria
12:30 h Pausa Café… café
13:00 h Taller familiar
14:00 h Sorteo de 2 premios, con tu entrada:
1. Paleoentradas (2 adultos + 2 niños)
2. Réplica de Placa de Arte Levantino
14:30 h. Fin del encuentro

Aprovechamos para informaros que la II Jornada de Puertas Abiertas para profesores se celebrará el día 4 del próximo mes de Junio.
Este año, además, los profesores que no puedan asistir a las jornadas de Puertas Abiertas, tienen la posibilidad de conocernos a través de una promoción especial para docentes que consiste en:

• 50% de descuento en los talleres familiares de Arqueopinto
• 50% de descuento en la actividad Visita guiada Familiar de Arqueopinto

(Válido por 1 niño y 1 adulto, imprescindible reserva previa. Es necesario presentar el carnet de docente para beneficiarse de la promoción, vigencia hasta el 20 de junio de 2017)

Leer Más

miércoles, 15 de febrero de 2017

Peculiar escultura en piedra de 7.000 años de antigüedad
by LB Paleorama - 0


El Museo Arqueológico Nacional de Atenas expone temporalmente esta curiosa pieza procedente de sus almacenes

El Museo Arqueológico Nacional de Atenas, dentro de su programa "The Unseen Museum", que tiene por objeto exponer temporalmente piezas interesantes que normalmnete permanecen en los almacenes, expone actualmente al público una curiosa estatuilla neolítica, de unos 7.000 años de antigüedad, tallada sobre granito. La figura tiene una gran nariz afilada, que recuerda a los rasgos de un pájaro, un vientre pronunciadamente redondeado y piernas cilíndricas, pero carece de atributos sexuales. Su procedencia exacta se desconoce, pero podría tratarse de la representación de un aspecto simbólico de la sociedad neolítica.

Fecha de Publicación
14 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
BBCTimes of Malta
Fuente de las imágenes
BBC
Palabras clave:
prehistoria, neolítico, Grecia, estatuilla, granito, antropomorfo, aviforme, Museo Arqueológico Nacional, moda
Bibliografía científica, publicación original


Traducción: Laura Benito Díez.
Una estatuilla con un aspecto que recuerda a un pájaro y que tiene una antigüedad de 7.000 años se expone estos días en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas dentro de la exposición titulada The Unseen Museum, que cuenta con piezas normalmente depositadas en sus almacenes.
Esta pieza está acompañada de cierto misterio, debido a su naturaleza. Está realizada en granito, en una época en la que no existían herramientas de metal, y tiene una altura de unos 36 centímetros. La imagen, realizada en el Neolítico final, tiene una nariz afilada, un largo cuello, un abdomen marcadamente redondeado, espalda plana y gruesas piernas cilíndricas.
Desafortunadamente su procedencia tampoco nos aporta más datos, ya que llegó al museo desde una colección privada, y se le atribuye una procedencia aproximada de las regiones norteñas de Tesalia o Macedonia.
La arqueóloga del museo Katya Manteli ha declarado que "podría representar a una figura humana con una cara de pájaro, o a una entidad con aspecto de pájaro que no guarda relación con las personas sino con la ideología o el simbolismo de la sociedad del Neolítico".
Al contrario de la mayoría de figurillas neolíticas hechas con piedras más blandas, está tallada en granito, una roca dura, a pesar de que las herramientas de metal no existían en el momento de su fabricación. Además su tamaño también resulta mayor de lo habitual en otras figurillas neolíticas.
Otro aspecto que abre interrogantes es la ausencia de atributos sexuales definidos. Podría deberse a las limitaciones de la técnica escultórica del momento, o que se tratase de una obra intencionalmente asexual. Su superficie está pulimentada por lo que se ha interpretado que la obra está finalizada, y no en proceso de realización.
"Sí, podría tratarse de una figura embarazada pero no hay pechos, empleados en el Neolítico para representar el cuerpo femenino. Por otra parte carece de órganos masculinos así que se presenta como una figura asexuada", opina Manteli.

Leer Más

Neandertales y humanos modernos compartían estrategias de caza
by LB Paleorama - 0


Los miles de restos óseos estudiados en la cueva de Covalejos (Cantabria) así lo atestiguan

El hecho de que los neadertales ya no nos acompañen en el viaje de la vida y nosotros estemos aquí parece motivarnos especialmente a buscar nuestras diferencias. La cueva de Covalejos en Cantabria fue ocupada durante 60.000 años por ambas especies, y está plagada de los restos de sus cacerías. ¿Y qué nos dicen esos restos? Que nuestras estrategias de caza y nuestra ocupación del territorio eran prácticamente iguales.

Fecha de Publicación
14 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
DicytEfe Futuro
Fuente de las imágenes
Regio Cantabrorum
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, paleolítico superior, cueva de Covalejos, Cantabria, España, neandertales, Homo sapiens, caza, fauna, Musteriense, Auriñaciense, gente
Bibliografía científica, publicación original
Archaeological and Anthropological Sciences

Hace entre 45.000 y 25.000 años, el entorno de la cueva de Covalejos (Cantabria) proporcionaba abundante caza tanto a neandertales como posteriormente a humanos modernos. Tras la obtención de piezas, ambas especies acudían a la cueva a procesar la carne, lo que ha permitido la acumulación en su interior de más de 30.000 fragmentos de huesos en ese periodo de 20.000 años.
El enorme tamaño de la muestra ha posibilitado la realización de un ambicioso estudio no solo de la fauna cazada por ambos homínidos, sino el tipo de presas elegido dentro de cada especie, y la forma de procesar las piezas.
Según José Yravedra, autor principal del estudio, y profesor del Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid, "perseguían las mismas especies y las explotaban igual, seleccionando a los ejemplares de las mismas edades y aprovechando los mejores, adultos jóvenes normalmente, de los que explotaban su piel, su carne y su tuétano".
Los restos más abundantes y mejor conservados corresponden a ciervos, corzos, bisontes, caballos y cabras (por orden de abundancia). En número muy escaso, han aparecido también renos y rinocerontes lanudos. En su gran mayoría se trata de ejemplares adultos, de los que muchas veces tan solo se han conservado los dientes.
Junto a los restos de fauna, en los distintos niveles arqueológicos se han documentado también las herramientas asociadas al procesado de los animales. Se han hallado tanto herramientas musterienses, relacionadas con los neandertales, como auriñacienses, producidas por los humanos modernos.
"En el Paleolítico medio y superior de Iberia se observa que ambas especies cazaban lo mismo, hacían fuegos y explotaban el territorio de forma similar", comenta Yravedra. "Aunque la fabricación de industria lítica era algo ligeramente diferente, esto no daba ventajas adaptativas a unos frente a otros".
La mayoría de los restos óseos fueron alterados posteriormente por hienas, zorros o lobos, que probablemente frecuentasen la cueva en momentos en que ésta no estaba ocupada.
“Covalejos es una cueva que se mantuvo ocupada durante más de 60.000 años y, en ese tiempo, los neandertales fueron capaces de adaptarse tanto a etapas muy frías como muy cálidas”, señala Yravedra. Lo que no ha sido posible documentar por ahora es si sapiens y neandertales coexisiteron en la zona.

Leer Más

martes, 14 de febrero de 2017

Arrebatar el poder a las herramientas usadas para decorar a los muertos
by LB Paleorama - 0


Este ritual de rotura se ha documentado en el cementerio epigravetiense de Arene Candide (Italia), de 12.000 años de antigüedad

Los pequeños detalles sobre las formas de comportamiento de los grupos humanos antiguos son los que realmente nos transportan a su día a día, a sus momentos más íntimos. Los arqueólogos que trabajan en el yacimiento italiano de Arene Candide, en la región de Liguria, observaron en el entorno de la excavación unos pequeños guijarros, procedentes de la playa cercana, que habían sido utilizados para aplicar ocre sobre los enterramientos encontrados en la gruta, y posteriormente descartados de manera intencional, quizá para "descargarlos de su poder simbólico". Se trata de la más antigua evidencia documentada hasta la fecha de rotura intencional de útiles, y nos abre una nueva dimensión sobre el comportamiento simbólico de estas sociedades del Paleolítico superior.

Fecha de Publicación
9 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
La InformaciónEuropa PressEurekalert
Fuente de las imágenes
Eurekalert
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, Arene Candide, Liguria, Italia, pensamiento simbólico, ritual funerario, moda
Bibliografía científica, publicación original
Cambridge Archaeological Journal

  •  
  •  
La necrópolis de Arene Candide (Liguria, Italia), de unos 12.000 años de antigüedad, fue escenario de un curioso ritual derivado de las costumbres funerarias de los grupos humanos que habitaban la zona.
Entre sus costumbres funerarias se encontraba la de decorar los restos de sus seres queridos con ocre. Y para ello, empleaban pequeños cantos redondeados y planos, recogidos de la playa cercana, a modo de paletas para aplicar el pigmento sobre los difuntos.
Pero lo más curioso del proceso venía a continuación. Los científicos que trabajan en este interesante yacimiento observaron la aparición de estos pequeños cantos fracturados de manera intencional y desechados en el entorno del yacimiento. Esta rotura intencional podría tener como fin "matar" las herramientas, "descargándolas de su poder simbólico" como objetos que habían entrado en contacto con el difunto, en palabras del coautor del estudio, Julien Riel-Salvatore, profesor asociado de antropología en la Université de Montréal.
El yacimiento de Arene Candide es una cueva que contiene los enterramientos de 20 individuos entre adultos y niños. Se eleva unos 90 metros sobre el nivel del mar, en un acantilado, y es un yacimiento de referencia del Paleolítico superior y el Neolítico en el occidente mediterráneo. Ha sido objeto de excavaciones desde la década de 1940, aunque nadie se había percatado de la presencia de los guijarros rotos hasta ahora.
"Si nuestra interpretación es correcta, hemos remontado la evidencia más temprana de la fragmentación intencional de los objetos en un contexto ritual hasta en 5.000 años", ha declarado Claudine Gravel-Miguel, coautora del estudio, de la Universidad de Arizona State. "La fecha más próxima data del período Neolítico en Europa Central, hace unos 8.000 años, y nuestra fecha data de entre 11.000 y 13.000 años, cuando los humanos de Liguria seguían siendo cazadores-recolectores".
Los guijarros no han podido ser remontados por completo, porque al parecer faltan fragmentos. Esto ha llevado a sus investigadores a plantear la posibilidad de que los fragmentos perdidos fuesen conservados a modo de talismán, o como vínculo con los difuntos.

Leer Más