Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

Slider Area 1

Slider Area 2

Slider Area 3

Agenda

Economía

Gente y Sociedad

miércoles, 19 de julio de 2017

Artilugio de hueso para fabricar cuerdas hallado en Hohle Fels (Alemania)
by LB Paleorama - 0


El objeto tendría unos 42.000 años de antigüedad, y su funcionalidad se ha establecido a través de la arqueología experimental

Muy poquito después de saber que las cuevas prehistóricas de los Alpes Suavos, entre las que se encuentra Hohle Fels, han pasado a engrosar la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, nos llega la noticia de este curioso hallazgo de 42.000 años de edad. Este pequeño objeto realizado sobre marfil de mamut, y con la apariencia de un puño americano en miniatura, parece ser una herramienta específica para transformar fibras vegetales en hebras y trenzar con ellas cuerdas, o quizá esteras. Esa es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigación con base en la Universidad de Lieja, que ha podido experimetar su funcionalidad a través de una réplica del objeto fabricada en bronce. Los resultados de la investigación son consistentes, aunque lamentablemente no contamos por ahora con cuerdas o esteras conservadas que corroboren de manera directa el estudio.

Fecha de Publicación
13 de julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Live Science
Fuente de las imágenes
Live Science
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, Hohle Fels, Alpes Suabos, Alemania, hueso, cuerda, tecnología, economía
Bibliografía científica, publicación original


Traducción: Laura Benito Díez.
A primera vista, este descubrimiento procedente de la cueva alemana de Hohle Fels podría parecer el modelo a escala de un puño americano de 42.000 años de antigüedad. Esta tira de marfil de mamut de 20 centímetros de longitud presenta cuatro pequeños agujeros perforados muy cerca unos de otros.
Pero los moradores de la cueva de Hohle Fels no tenían ni metal para crear ese tipo de arma ni el conocimiento para fabricarlo. Además, las superficies interiores de los orificios fueron talladas en un patrón en espiral, como las estrías interiores del tambor de un arma de fuego actual.
"Estas gentes estaban interesadas en crear estas formas perfectas", afirma Nicholas Conard, arqueólogo de la Universidad de Tübingen, quien ayudó a descubrir el marfil.
Conard y su equipo multinacional creen que pueden haber encontrado la más antigua evidencia conocida de fabricación de cuerda por parte de humanos. En el estudio, Veerle Rots, de la Universidad belga de Lieja, y experto en análisis científicos de materiales paleolíticos, introdujo fibras en bruto a través de los agujeros estriados en una réplica de bronce del objeto de marfil para crear cuatro hebras retorcidas independientes. Experimentos posteriores han reforzado los resultados obtenidos inicalmente.
"Esto es completamente nuevo", ha declarado Conard a la publicación on line Live Science. "Lo que hemos hecho indica de forma consistente que podría ser utilizado para fabricar cuerda. Sin embargo, añade, "no hay una prueba real".
Esto se debe a que deducir cómo vivían los ancestros de la humanidad actual es un enigma con dos caras, y los científicos habitualmente sólo tienen una parte de la evidencia. Las herramientas de piedra y hueso sobreviven, como dice la arqueóloga Danielle Macdonald de la Universidad de Tulsa, analista de materiales que no ha participado en el descubrimiento de Hohle fels, pero las pieles, madera, fibras y alimentos, los materiales que se trabajan con esas herramientas, no lo hacen.
"No existe un objeto independiente", añade MacDonald. "Contemplamos los registros microscópicos de uso y desgaste en materiales de piedra y hueso, e inferimos lo que la gente hacía con ellos".
Hohle Fels, en el valle del Arch al suroeste de Alemania, es una rica fuente para la prehistoria humana, especialmente conocido por los objetos realizados por algunos de los primeros humanos modernos en poblar Europa, hace unos 42.000 años.
La herramienta de marfil de mamut fue hallada 15 metros al interior de un estrecho túnel que se dirige al anfiteatro de Hohle Fels, "protegido de las inclemencias del tiempo pero con la suficiente luz diurna para que fuese fácil trabajar", dice Conard. El equipo halló la pieza fragmentada en 15 pequeños trozos, machacada in situ y bellamente conservada", continúa.
Inicialmente, los científicos interpretaron el hallazgo como una pieza de arte mueble, pero los arqueólogos nunca habían encontrado nada que recordase remotamente a la pieza de marfil. En su lugar, el estriado grabado en el hueso con increíble cuidado, sugería un uso práctico: las fibras introducidas a través de los agujeros podrían formar cuatro hebras de cuerda con un giro de la mano que podrían a su vez conformar una cuerda más larga, según afirma el estudio. Mediante el uso de una reproducción en bronce del objeto, Rots y su equipo de Lieja fabricaron tres metros de cuerda en 15 minutos.
Con todo, aunque la cuerda parece el producto más probable para el que se utilizó la herramienta, también podría tratarse de fibras trenzadas para fabricar esteras. El equipo de Conard no descarta por ahora esta opción. El equipo ha publicado sus resultados preliminares el pasado julio en la revista alemana Archaologische Ausgrabungen Baden-Wurttemberg. Conard ha declarado que el equipo está probando diferentes materiales a lo largo de todo un año para comprobar si la herramienta resulta eficaz en cualquier estación.
Los investigadores de Lieja utilizaron anea, una planta común de humedales, "pero parece que pueda usarse la parte interior de corteza [de árboles]o cualquier planta con fibras largas", explica Conard. Cada una de las fibras mide aproximadamente un metro, y "se trenza la siguiente junto con la anterior. Las fibras van saliendo por el otro lado como largas tiras de spaghetti".

Leer Más

martes, 18 de julio de 2017

Nuevos restos humanos canibalizados en Atapuerca
by LB Paleorama - 0


Han aparecido en el yacimiento del Mirador, en niveles calcolíticos

Consumo de enemigos vencidos, de seres venerados, comportamiento ritual o práctica de supervivencia... el canibalismo en la prehistoria nos sigue produciendo cierto asombro, desde la incomprensión que nos produce la enorme distancia temporal. Los yacimientos de Atapuerca atesoran una curiosa colección de casos de canibalismo a través de su amplia cronología, desde los más antiguos acaecidos hace 1,3 millones de años, pasando por el caso más célebre, el de los restos de Homo antecessor, para llegar a los últimos hallazgos, datados en la Edad del Bronce. A falta de un estudio específico de los huesos, en este último caso parece tratarse de individuos infantiles/juveniles, y no se ha constatado ningún tipo de tratamiento especial de los restos.

Fecha de Publicación
14 de julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
El Correo de Burgos
Fuente de las imágenes
El Correo de Burgos
Palabras clave:

prehistoria, Edad del Bronce, El Mirador, Atapuerca, Burgos, España, hueso, canibalismo, sucesos Bibliografía científica, publicación original


Los yacimientos de Atapuerca han revelado en varias ocasiones comportamientos difíciles de comprender desde nuestra óptica actual, como son las evidencias de canibalismo sobre restos óseos humanos. A los restos canibalizados de Homo sp. de 1,3 millones de años aparecidos en la Sima del Elefante se suman casos como el más célebre de los restos de Homo antecessor (900.000-800.000 BP) hallados en Gran Dolina, especie definida precisamente a partir de estos fósiles. Además, en el yacimiento de El Mirador se habían documentado cráneos con la calota cortada, y con un tratamiento especial que parecía indicar que habían sido hervidos, quizá como parte de un ritual. Estos restos del Mirador datan del Calcolítico temprano, hace unos 3.900 años.
Precisamente en este yacimiento de Mirador se ha producido el nuevo hallazgo, de una cronología más reciente. Los expertos estiman que tendría unos 1.000 años menos que los cráneos encontrados con anterioridad, aunque por ahora no se han podido obtener dataciones absolutas.
Tal y como ha dado a conocer Josep María Vergés, responsable de la excavación, se han documentado en este caso restos de todas las partes del esqueleto, y además no presentan indicios de un trato diferencial, sino que aparecen junto con otros restos de consumo. A pesar de ello, el equipo científico considera que debió haber un componente ritual.
Las observaciones preliminares de los restos óseos apuntan a que se trata de individuos jóvenes. Se han recuperado restos de algunos niños en torno a los 2 o 3 años de edad, pero la mayoría se sitúan aparentemente entre los 10 y los 12, ya que en ellos aún no se había producido la soldadura de las epífisis, que acontece en torno a los 16 años de edad. En cualquier caso, el estudio detallado de los restos óseos por parte de especialistas podrá corroborar o matizar estas primeras impresiones, además de ampliar los datos sobre el sexo de estos individuos.
Los hallazgos se han producido en un sector en el que en las últimas campañas se excavó un enterramiento colectivo, de hecho aún aparecen cráneos apilados en los laterales del espacio, ya que cada vez que se depositaba un nuevo cuerpo en la zona central, los restos anteriores se desplazaban hacia las paredes.
En otro sector de la excavación, se investigan restos de estiércol quemado de hace unos 5.000 años. Quemar estos deshechos era una práctica común en un momento en que no se aprovechaban aún como abono, ya que así se reducía drásticamente su volumen.
En próximas campañas se espera seguir avanzando hacia el interior de la cavidad, y alcanzar quizá estancias que no estén colmatadas por completo y puedan aportar nuevos datos sobre ocupaciones de heidelbergensis y neandertales.

Leer Más

jueves, 13 de julio de 2017

Un túmulo neolítico en las proximidades de Stonehenge
by JMI Paleorama - 0


El túmulo cuenta con restos humanos de la misma época que los yacimientos próximos de Stonehenge o Avebury

Que Stonehenge no es un monumento aislado en medio de la nada y que esa zona durante el Neolítico estuvo habitada y con una estructura de poblamiento compleja parece cada vez más claro. A esta afirmación ayuda la localización de túmulos o lugares de enterramiento como el documentado en el condado de Wiltshire. Hace décadas que se conocía la existencia de un gran túmulo de época neolítica, entre los conjuntos megalíticos de Avebury y Stonehenge, en el suroeste de Inglaterra. El túmulo de Cat's Brain, formado por dos zanjas y lo que parecía ser un edificio central, ha estado situado en medio de un campo agrícola y se creía prácticamente desaparecido por los trabajos de labranza. Sin embargo, unas fotografías aéreas obtenidas con un dron confirman la permanencia del sitio que, según Jim Leary, el director de la Escuela de Arqueología de la Universidad de Reading, "podría contener los restos de los antepasados de aquellas personas que construyeron Stonehenge"

Fecha de Publicación
13 de Julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
National GeographicUniversity of ReadingThe Telegraph
Fuente de las imágenes
University of Reading
Palabras clave:
prehistoria, neolítico, Stonehenge, Avebury, Cat's Brain, túmulo, necrópolis
El monumento funerario pudo estar formado originalmente por un edificio central con unos restos humanos enterrados alrededor del año 3600 a.C. La cámara funeraria central fue cubierta con tierra procedente de las zanjas hasta formar un túmulo que, varios miles de años después, quedó aplanado por las labores agrícolas. La Universidad de Reading excavará el sitio arqueológico con el objetivo de buscar restos humanos y otros vestigios de uno de los primeros monumentos del Reino Unido, de comienzos del Neolítico, cuando en la isla aparecieron las primeras comunidades agrícolas y los primeros constructores de monumentos. El emplazamiento ya ha sido bautizado: la Casa de los Muertos.
El monumento, que es anterior en 1.000 años a Marden Henge, puede contener restos humanos enterrados allí alrededor del 3.600 a.C. El monumento fue descubierto por primera vez por fotografía aérea y estudiado por imágenes geofísicas.
El Dr. Jim Leary, Director de la escuela de campo de Arqueología, dijo: "Oportunidades para investigar exhaustivamente grandes túmulos son prácticamente improbables en los últimos tiempos, y esto representa una oportunidad fantástica de excavar uno cuidadosamente, usando las técnicas y tecnologías más recientes.
"El público ahora tienen la oportunidad de visitarnos y ver la prehistoria desenterrada a medida que continúa la búsqueda de los restos humanos en el sitio. Descubrir los restos enterrados de lo que podría ser los antepasados ​​de los que vivieron alrededor de Stonehenge sería la cereza en el pastel de un proyecto asombroso. "
La elevación de Cat's Brain, que se encuentra en medio del campo de un agricultor a medio camino entre los icónicos monumentos prehistóricos de Avebury y Stonehenge, consta de dos zanjas que flanquean lo que parece ser un edificio central. Este se pudo cubrir en el pasado con la tierra que se obtenía de la excavación de las zanjas laterales, pero actualmente y por las labores del arado, durante siglos, ha sido aplanado.
El monumento data del período neolítico temprano - una era que representa las primeras comunidades agrícolas en Gran Bretaña, y los primeros constructores de monumentos. El último túmulo funerario estudiado completamente en Wiltshire fue en la década de 1960.

"INCREÍBLE DESCUBRIMIENTO"
Una vez despejado el suelo superior, el contorno claro de las zanjas laterales del túmulo son visibles, así como la huella del edificio. El equipo concluirá el proyecto de tres años de la Escuela de Arqueología, excavando los restos arqueológicos y recuperando materiales como huesos y otras pruebas ambientales que serán analizadas.
Este análisis proporcionará evidencia crucial para el pueblo y la sociedad en Gran Bretaña durante este remoto período.
Además del túmulo de Cat's Brain, la Escuela de Campo de Arqueología de la Universidad de Reading está trabajando en Marden henge, el henge más grande del país, construido alrededor de 2.400 a.C, también dentro del Valle de Pewsey. Poco trabajo arqueológico se ha llevado a cabo en el Valle, especialmente en comparación con los conocidos sitios cercanos de Avebury y Stonehenge. El proyecto pretende llenar esta brecha en nuestro conocimiento y destacar la importancia del área en el período neolítico.
Amanda Clarke, co-directora de Archaeology Field School, dijo: "Este increíble descubrimiento de uno de los primeros monumentos del Reino Unido que ofrece una rara visión de este importante período de la historia que duró miles de años."


Leer Más

martes, 11 de julio de 2017

Presentan grabados únicos sobre arcilla en Aitzbitarte (Gipuzkoa)
by LB Paleorama - 0


El hallazgo, que se produjo la pasada primavera, ha sido al fin presentado al público

El hallazgo se producía hace unos meses, en varios medios apareció la noticia, que os contamos desde aquí, del hallazgo de representaciones de animales en una de las cuevas de Aitzbitarte, modeladas en las paredes de la cueva. Ahora por fin se ha presentado oficialmente el hallazgo y podemos contemplar estas magníficas obras de arte, que nos contemplan desde sus 14.000 años de antigüedad, grabadas y moldeadas sobre una arcilla fresca como el primer día. Se han contabilizado al menos 15 representaciones a nimales y dos grandes vulvas, aunque por ahora aún quedan rincones de la cueva por explorar.

Fecha de Publicación
10 de julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Diario VascoEuropa PressEl País
Fuente de las imágenes
Diario VascoEuropa Press
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, arte rupestre, grabados, arcilla, Aitzbitarte, Errenteria, Gipuzkoa, Euskadi, bisontes, caballos, vulvas, moda
Bibliografía científica, publicación original


  •  
  •  
  •  
Hace unos meses compartíamos los importantes hallazgos de arte rupestre que se habían producido en una de las numerosas cavidades de Aitzbitarte, en Errenteria (Gipuzkoa), aunque por entonces teníamos que conformarnos con dar la noticia, ya que no se publicaron imágenes de las representaciones artísticas. Ahora por fin se ha hecho una presentación oficial de los hallazgos, una serie de representaciones modeladas sobre la arcilla de las paredes de la cueva, que son por ahora únicas en la península Ibérica.
Las representaciones se fechan por el momento en unos 14.000 años de antigüedad, y fueron realizadas con un buril sobre las paredes de la cueva, en una zona compuesta por arcilla, además de utilizar los dedos para dotarlas de volumen y aumentar su realismo.
Por ahora se han contabilizado 15 representaciones de animales, en su mayoría bisontes y caballos, aunque también hay algún ejemplar aún indeterminado. También se han documentado dos grandes vulvas, representaciones muy abundantes en este periodo pero desconocidas hasta ahora en Euskadi.
La técnica, el moldeado directamente sobre la arcilla, resulta especialmente llamativa, ya que no se conocía hasta ahora en el Magdaleniense medio de la cornisa cantábrica.
Las figuras se localizan en una zona de muy difícil acceso dentro de la cueva, tras ascender por un tramo de 10 metros de longitud y recorrer dos tubos semiverticales de 8 metros.
Se trata de un conjunto artístico de enorme fragilidad, ya que cualquier mínimo roce sobre su superficie alteraría las figuras. Por ello, esta cueva ya ha sido cerrada al público, y se planifica cuidadosamente el método a emplear para documentar las representaciones de manera precisa, quizá con cámaras sobre pértigas o incluso un dron.
Algunas de las figuras observadas han podido ser vistas únicamente a distancia, pues se encuentran al final de una "gatera" con su suelo de arcilla intacto, por lo que se ha optado por no acceder por ahora, para preservarlo y estudiarlo con todo el detenimiento posible. Allí se vislumbran un bisonte en la parte del fondo, una figura aún por determinar en el techo, y entre ellas otro bisonte con sus extremidades recogidas y modelado también sobre la arcilla.
Entre todas las representaciones destaca especialmente uno de los bisontes, realizado con gran maestría y detallismo. El grabado crea un vistoso juego cromático de contraste con la superficie de la galería, y además se empleó un buril para crear pequeños detalles como el ojo o el pelaje del animal.
Se espera poder habilitar visitas a la cueva, aunque dado lo reducido del espacio y la fragilidad de las representaciones, probablemete solo puedan contemplarse desde la distancia.

Leer Más

lunes, 10 de julio de 2017

Un nuevo diente amplía el conocimiento de los denisovanos
by LB Paleorama - 0


El hallazgo de una nueva pieza dental atribuída a esta especie aporta nuevos datos y precisiones cronológicas

El registro fósil de los denisovanos, esta aún muy desconocida especie relacionada con nuestros ancestros y con los neandertales, acaba de aumentar en un nuevo miembro. La extracción de ADN mitocondrial de un molar de leche encontrado en Denisova en 1984 confirma que perteneció a una joven denisovana de unos 10 a 12 años de edad. El molar caído al alcanzar esa edad quedó preservado en uno de los niveles arqueológicos de la cueva de Denisova (Siberia, Rusia), y refuerza la sensación previa de una escasa variedad genética de esta población. El hallazgo de otros fósiles de la especie en distintos yacimientos será la vía para poder dibujar una imagen más completa y precisa de estos homínidos.

Fecha de Publicación
7 de julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Science NewsThe New York Times
Fuente de las imágenes
Science News
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico inferior, paleolítico medio, denisovanos, Cueva Denisova, Altai, Siberia, Rusia, molar, ADN mitocondrial, gente
Bibliografía científica, publicación original
Science Advances

Traducción: Laura Benito Díez.
Hasta ahora nuestro conocimiento genético sobre los denisovanos se limitaba a tres individuos identificados a partir de los fósiles encontrados en la cueva de Denisova, pero la aparición de una nueva pieza dental aporta una visión un poco más amplia de esta especie, y permite realizar nuevas precisiones sobre su cronología.
Este diente es un molar de leche, perdido por una niña hace más de 100.000 años, por lo que es al menos 20.000 años más antiguo que los fósiles denisovanos previamente conocidos. El diente fue hallado en 1984 y etiquetado como "Denisova 2", mucho antes de que la especie fuese identificada a través del ADN. Por entonces su atribución era desconocida, pero el análisis de ADN de la pieza dental ha puesto de manifiesto que perteneció a una denisovana de entre 10 y 12 años de edad.
La genetista Viviane Slon y su equipo de investigación, pertenecientes al Instituto Max Planck, han logrado extraer una muestra prácticamente completa de ADN mitocondrial del molar. Primero, y con el fin de poder hacer posteriores análisis morfológicos, se procedió al escaneado por tomografía computerizada del diente. Posteriormente han establecido comparaciones entre este material genético obtenido y el de los otros tres denisovanos conocidos, 10 neandertales, cinco humanos antiguos, cinco humanos actuales, un chimpancé y un ejemplar del género Homo de 400.000 años de antigüedad procedente de Atapuerca.
"Vimos que era más similar a los genomas mitocondriales denisovanos", dice Slon. "Esto resultó emocionante porque ese fue un buen indicio de que este era otro individuo denisovano".
"Basándonos en las secuencias de ADN pensamos que 'Denisova 2' tiene al menos 100.000 años, posiblemente 150.000. O un poco más. Eso le convierte en el denisovano más antiguo hasta ahora", añade. Además, se trata de uno de los más antiguos restos de homininos hallados en Asia Central.
A pesar de que los denisovanos habitaron la región montañosa en torno a la Cueva de Denisova durante decenas de miles de años, los cuatro individuos fósiles atribuidos a esta antigua población muestran niveles relativamente bajos de diversidad genética, en opinión de los científicos. La ausencia de diversidad puede deberse a que una pequeña población de denisovanos hubiese habitado esta parte de Asia por un largo periodo de tiempo. O quizá los denisovanos vivieron en otras partes de Asia y evolucionaron con una mayor diversidad genética que la observada en la cueva. Los investigadores afirman que solo el descubrimiento de nuevos fósiles de denisovanos en otros yacimientos pueden confirmar la opción más acertada.

Leer Más

viernes, 7 de julio de 2017

El agua acumuló la industria lítica en la garganta de Olduvai
by LB Paleorama - 0


Un estudio sobre la formación de los yacimientos prehistóricos de Olduvai ha llegado a esta conclusión, que afecta a su interpretación

El análisis microespacial de los yacimientos prehistóricos es una vía fundamental para el estudio de patrones de comportamiento y procesos productivos, especialmente en la prehistoria más antigua. Por eso resulta clave analizar los procesos postdeposicionales que hayan podido modificar el aspecto de los yacimientos arqueológicos. Un estudio recién publicado en Geoarchaeology, con la participación del CENIEH, concluye que la mayoría de los yacimientos plio-pleistocenos de la Garganta de Olduvai (Tanzania) se formaron por la acción del agua, por lo que no reflejarían en su distribución las conductas de los homínidos que produjeron las herramientas documentadas. Este dato cambia la forma de aproximarnos a estos yacimientos tan importantes para conocer nuestro pasado remoto, y afecta a las conclusiones que se puedan extraer de ellos.

Fecha de Publicación
5 de julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
SincDicytCENIEH
Fuente de las imágenes
Dicyt
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico inferior, plioceno, pleistoceno, achelense, olduvayense, Olduvai, Tanzania, África, geoarqueología, procesos postdeposicionales, internacional
Bibliografía científica, publicación original
Geoarchaeology

La revista Geoarchaeology acaba de publicar un estudio sobre la formación de los yacimientos plio-pleistocenos de la Garganta de Olduvai, en el que participa el investigador del CENIEH Alfonso Benito Calvo.
Esta investigación arroja como conclusión principal que las acumulaciones de herramientas de piedra localizadas en estos yacimientos fueron generadas por la acción de corrientes de agua, por lo que su posición actual no es el resultado de acciones antrópicas de producción y uso.
Se trata de un tema de intenso debate, puesto que la distribución a micro escala de estos objetos se utiliza para la deducción de conductas de nuestros ancestros, por este motivo esta nueva interpretación tiene un importante impacto en los estudios sobre el periodo que abarcan estos yacimientos.
El estudio aporta estas conclusiones a partir del análisis estadístico de las dimensiones y distribución espacial de las herramientas de piedra recogidas por Mary Leakey durante la segunda mitad del pasado siglo, a través de sus excavaciones en los yacimientos de Lecho I y Lecho II, de cronología Achelense y Olduvayense.
La comparación de los patrones de distribución en estos yacimientos con los patrones que se originan mediante la práctica de talla experimental ha mostrado claras diferencias entre ambos casos. En el caso de la talla experimental, el patrón de distribución dominante es el denominado unimodal, en el que predominan objetos de un tamaño único, con una distribución uniforme. Sin embargo, en la mayoría de yacimientos analizados, la distribución es bimodal y plurimodal.
Alfonso Benito afirma que la distribución de industria lítica en los yacimientos de la Garganta de Olduvai "no sigue un patrón de talla in situ, por lo que los conjuntos arqueológicas podrían haber sido modificados significativamente por procesos post-deposicionales".

Leer Más

jueves, 6 de julio de 2017

Hallan diente de leche neandertal en Vanguard Cave (Gibraltar)
by LB Paleorama - 0


La pieza ha sido localizada durante el desarrollo de trabajo de laboratorio en el Gibraltar Museum

La primera excavación realizada en el complejo de Cueva Gorham (Gibraltar) desde que hace un año fuera declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO ha propiciado el hallazgo de un nuevo fósil neandertal. Se trata de un pequeño canino de leche, que se ha localizado durante el trabajo de laboratorio, y procede de un cubil de hienas datado hace unos 50.000 años de antigüedad, situado en Vanguard Cave. El hallazgo ha sido confirmado por expertos en dentición neandertal del CENIEH como María Martinón Torres, y ha motivado que los esfuerzos de esta campaña, que se prolongará hasta mediados de agosto, se centren en este nivel arqueológico.

Fecha de Publicación
5 de julio de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Gibraltar Museum
Fuente de las imágenes
Gibraltar MuseumGBC News
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, neandertales, diente, Vanguard Cave, Complejo Cueva Gorham, Gibraltar, gente
Bibliografía científica, publicación original


  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Se ha presentado en conferencia de prensa el descubrimiento de un diente de leche, un canino superior derecho, perteneciente a un individuo neandertal, en Vanguard Cave, una cavidad perteneciente al complejo de Cueva Gorham, en Gibraltar. El diente ha sido descubierto durante el trabajo de laboratorio en el Gibraltar Museum, el lunes 3 de julio, por las colaboradoras Miriam Napper, de la Universidad John Moores de Liverpool (Reino Unido), y Lucia Castagna, de la Universidad de Bolonia (Italia). Ellas se fijaron en este "extraño" diente, y se lo comunicaron a Stewart Finlayson del Gibraltar Museum, quien inmediatamente reconoció su importancia.
Inmediatamente se enviaron fotografías del diente a destacados expertos en este campo, especializados en dientes neandertales. Se contactó con miembros del equipo de José María Bermúdez de Castro en el CENIEH de Burgos, entre los que se encuentra la doctora María Martinón Torres, y la estudiante predoctoral Cecilia García.
Ellos han confirmado que el diente perteneció a un niño de entre 4 y 5 años y que presenta características propias de los neandertales. Su contexto, en un nivel de Vanguard Cave datado hace unos 50.000 años, confirma su identificación con los neandertales. El nivel en el que se encontraba el diente no es un nivel de ocupación neandertal, sino que se trata de un cubil de hiena manchada (Crocuta crocuta). Es posible que el niño hubiera sido predado por hienas, pero esta es solo una hipótesis de trabajo por el momento.
Los trabajos arqueológicos continúan ahora tanto en Vanguard Cave como en Gorham's Cave, hasta mediados de agosto, pero dada la importancia del hallazgo, los esfuerzos se centrarán en este nivel de Vanguard Cave. Los investigadores no descartan la posibilidad de nuevos hallazgos, aunque no hay ninguna certeza al respecto.
Esta es la primera excavación que se realiza en el complejo de Cueva Gorham desde su declaración como Patrimonio Mundial de la UNESCO en julio de 2016. La intervención reafirma la importancia del yacimiento y su inmenso potencial de cara a descubrimientos futuros. El Gibraltar Museum es responsable de las excavaciones en el complejo, y agradece al gobierno de Gibraltar el apoyo continuado al proyecto, sin el cual la investigación no podría continuar.

Leer Más