Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

Slider Area 1

Slider Area 2

Slider Area 3

Agenda

Economía

Gente y Sociedad

lunes, 23 de abril de 2018

Documentan prácticas de cirugía veterinaria en el cráneo de una vaca neolítica
by LB Paleorama - 0

Cirugía veterinaria sobre cráneo de vaca (5.000 BP) documentada en Champ-Durand, Francia.

Científicos franceses han encontrado la evidencia más temprana de lo que puede ser una operación quirúrgica veterinaria, practicada hace 5.000 años

Lo que hace décadas se interpretó como la evidencia de una cornada sobre el cráneo de una vaca que falleció hace unos 5.000 años, parece ser en realidad la evidencia más antigua conocida de cirugía craneal veterinaria, o lo que es lo mismo, que el agujero es el resultado de una trepanación realizada por seres humanos. Si su intención real era curar algún tipo de mal, parece ser que no tuvieron éxito, ya que no hay ningún signo de curación en el tejido óseo, aunque sus descubridores se plantean además otras opciones, como que fuese incluso algún tipo de práctica para posteriormente operar a personas.

Fecha de Publicación
20 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
Nature Scientific Reports
Fuente de las imágenes
Nature Scientific Reports
Palabras clave:
prehistoria, neolítico, medicina, veterinaria, cirugía, cráneo, vaca, Champ-Durand, Francia, mascotas
Bibliografía científica, publicación original
Nature Scientific Reports

  • Cirugía craneal en una vaca (a-c) comparada con dos cráneos humanos neolíticos procedentes de Francia
  •  
  • Imagen de microscopio electrónico de barrido de detalle de trepanación en un cráneo humano.
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
El yacimiento neolítico de Champ-Durand, en Francia, escondía lo que parece ser la evidencia más antigua de una intervención quirúrgica sobre un animal que conocemos hasta ahora. Se trata de un cráneo de vaca, que presenta una trepanación en el hueso frontal derecho, realizada hace unos 5.000 años.
Champ-Durand (Vendée, Francia) se encuentra a unos 40 kilómetros de la costa atlántica, en el límite norte de los marjales de Poitevin. Era un enclave fortificado con tres series de fosos y se conoce como un importante centro de comercio para las poblaciones locales, especializado en la producción y comercio de sal, así como en el sacrificio de ganado, en torno a 5.000 BP.
Las excavaciones arqueológicas de los fosos realizadas entre 1975 y 1985 permitieron a los investigadores recuperar importantes cantidades de restos de fauna. Las marcas de corte y de fuego sobre los huesos indican que los animales domésticos como las vacas, cerdos, ovejas y cabras eran la fuente principal de carne de estas gentes. De forma similar a otros yacimientos neolíticos cercanos, la vaca (Bos taurus) es la especie más representada y corresponde al 54% de los restos encontrados.
Este cráneo casi completo de vaca, al que solo le falta la parte anterior de ma mandíbula y los extremos de los cuernos, muestra un evidente agujero en el hueso frontal derecho, que en el momento de su excavación fue interpretado como el resultado de una embestida por parte de otra res. Sin embargo, ya una inspección visual de la superficie del hueso revela características que parecen indicar que el agujero pueda estar relacionado con la actividad humana.
La naturaleza del orificio y el estudio detallado del resto del cráneo hacen descartar prácticamente por completo que su origen fuese un traumatismo. Por otra parte, los estudios radiológicos confirman la ausencia de cualquier proceso de curación en el tejido óseo alrededor del agujero. Por tanto el animal no sobrevivió al daño causado, o fue dado muerte poco después, o el agujero fue abierto una vez que el am¡nimal ya estaba muerto.
Aunque los agujeros en los huesos pueden estar relacionados con un variado elenco de enfermedades, en este caso la forma regular del orificio y la ausencia de inflamación no invitan a pensar en una causa patológica. Es más, alrededor del agujero se observan claras marcas de raspado en distintas direcciones, indicando una acción intensa. El tipo y densidad de marcas identificadas son muy similares a las que se observan en cráneos humanos sometidos a cirugía.# Los expertos se preguntan ahora si esta trepanación evidencia la intención de sanar al animal, si podría tener algún significado ritual, o si incluso podría ser un ejercicio práctico de cara a practicar la cirugía en humanos.

Leer Más

viernes, 20 de abril de 2018

Un dado medieval para hacer trampas
by LB Paleorama - 0

Dado de madera con dos 4 y dos 5. Bergen, Noruega. Foto: Angela Weigand/UiB

Este dado de madera hallado en Bergen (Noruega) tiene dos cuatros y dos cincos, pero ninguna de sus caras muestra un uno o un dos.

Un dado diseñado para hacer trampas en una ciudad en la que el juego estaba prohibido... Muchos ingredientes para una novela se ven por aquí. De momento nos quedamos con este curioso descubrimiento de un dado de madera con dos 4 y dos 5, probablemente creado para hacer trampas, que acabó abandonado junto a una calle medieval de Bergen (Noruega), y que ha sido recientemente recuperado en una excavación arqueológica. Y ya nos vamos imaginando mil y una formas de cómo pudo llegar allí.

Fecha de Publicación
11 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
Live Science
Fuente de las imágenes
Live Science
Palabras clave:
Edad Media, Bergen, Noruega, dado, juego, trampas, madera, moda
Bibliografía científica, publicación original


Traducción: Laura Benito Díez.
Un dado de madera de 600 años de antigüedad ha sido recientemente descubierto en Noruega. Su peculiaridad es que parece haber sido especialmente diseñado para hacer trampas.
El "dado tramposo" ha sido hallado junto a una calle medieval durante una excavación arqueológica en el distrito de Vågsbunnen, en Bergen (Noruega).
"Más de 30 dados de la Edad Media han sido hallados en Bergen a lo largo de los años así que el descubrimiento por sí mismo no es muy sorprendente. Este dado es, por otra parte, especial", ha escrito el equipo de arqueólogos del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural.
Un dado normal tiene habitualmente un número representado con puntos en cada una de sus seis caras, que van del 1 al 6. Pero este dado no.
"El dado de Vågsbunnen tiene dos 5 y dos 4, en lugar de los números 1 y 2. Por tanto es muy probable que fuese usado para hacer trampas en juegos de azar", escriben los arqueólogos.
Otra posibilidad es que este dado en particular estuviera hecho para un juego que no necesitase 1 y 1, pero sí dos 4 y dos 5. En cualquier caso, es más probable que fuera usado para hacer trampas, dicen los arqueólogos.
No está claro cómo habría funcionado exactamente el timo. Es posible que se usase para un juego en que sacar un 4 o un 5 fuese favorable, pero 1 y 2 fuesen desafortunados.
Aunque las apuestas fueron prohibidas en Bergen en 1276, eso no hizo que la gente dejase de jugar. Jugar a los dados es una cuestión de pura suerte, y un dado como este podría haber ayudado a alguien a ganar, hasta que le pillasen, como dice Ingrid Rekkavik, arqueóloga del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural.

Leer Más

jueves, 19 de abril de 2018

Los insectos pudieron constituir la mitad de la dieta de nuestros primeros ancestros
by LB Paleorama - 0

Sedimento de un termitero documentado en la Garganta de Olduvai, Tanzania. Foto: Heriot Watt University.

Un estudio basado en sedimentos localizados en la Garganta de Olduvai parece indicar que hace 1,8 millones de años comíamos insectos en abundancia

Raíces, frutos, brotes tiernos, tubérculos.... y suculentos insectos. La dieta de los primeros homínidos debió estar compuesta en un alto porcentaje, se estima que un 50%, por insectos, por ejemplo el mismo tipo de termitas que en distintas regiones del mundo se siguen consumiendo en la actualidad. Esa es la conclusión de un estudio basado en los restos fósiles de un termitero localizado en la Garganta de Olduvai (Tanzania) y su estudio comparado con la huella de carbono de los dientes fósiles encontrados en el entorno. En la actualidad se siguen consumiendo muchas variedades de insectos por todo el planeta, ahora sabemos que hace 1,8 millones de años nuestros ancestros también lo hacían.

Fecha de Publicación
16 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
Europa PressHeriot Watt University
Fuente de las imágenes
Heriot Watt University
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico inferior, Garganta de Olduvai, Tanzania, África, temitero, termitas, insectos, dieta, alimentación, gastronomía
Bibliografía científica, publicación original


El hallazgo casual de sedimento correspondiente a un termitero durante el desarrollo de investigaciones arqueológicas en la Garganta de Olduvai (Tanzania), considerada durante décadas como la cuna de la humanidad, ha propiciado este estudio desarrollado por la Universidad Heriot Watt (Edimburgo, Escocia) y la Universidad Estatal de Wayne (Detroit, Michigan).
El análisis de un sedimento de aspecto inusual dio como resultado que se trataba de los restos de un termitero que habría coexistido con nuestros primeros antepasados hace aproximadamente 1,8 millones de años. A partir de este hallazgo, los científicos se propusieron identificar la huella de carbono de este potencial alimento, las termitas. Una vez obtenida, la compararon con la huella de carbono de los dientes fósiles encontrados en el entorno de la Garganta de Olduvai. Los resultados señalan a las termitas como una importante fuente de alimento para estos antiguos homínidos.
El doctor Clayton Magill, investigador de la Universidad Heriot-Watt, explica: "El descubrimiento se produjo por casualidad cuando mostré a un amigo que es experto en insectos, la foto de un sedimento con un aspecto inusual y descubrió que era un termitero".
"Tenemos equipamiento especializado en el Centro Lyell que solo se encuentra en una docena de laboratorios en todo el mundo, que es capaz de analizar, detectar y aislar los fósiles".
"Hemos hallado que los insectos eran de hecho una fuente de alimento primordial hace millones de años y ahora queremos ir a otros yacimientos arqueológicos para ver si existen otras evidencias".
"Este es uno de los proyectos de investigación más interesantes y emocionantes en los que he tenido el placer de trabajar y hay mucho campo de acción para seguir investigando".
La doctora Julie Lesnik del departamento de Antropología en la Universidad Estatal de Wayne en Detroit, ha dicho: "Los insectos son una importante fuente de alimento para decenas de millones de personas en el mundo en la actualidad pero los investigadores tienden a ignorar esta fuente de alimentación cuando reconstruyen la dieta del pasado. Ahora sabemos que los homínidos de Olduvai habrían vivido junto al mismo tipo de termitas que son preferidas para su consumo en la actualidad, y que aparentemente eran una fuente de nutrientes demasiado valiosa para dejarla pasar.
Leer Más

martes, 17 de abril de 2018

Hallan en Alemania tesoro del rey vikingo Harald Bluetooth
by LB Paleorama - 0

Tesoro vikingo del rey Harald Bluetooth encontrado en la isla de Rügen, Alemania. Foto: Stefan Sauer.

Más de 600 piezas componen el tesoro de época vikinga más rico hallado en Alemania

El legendario rey Harald Blatand, transcrito como Bluetooth por los cronistas ingleses, además de prestar su nombre para bautizar a una tecnología inalámbrica inventada en Dinamarca en 1997, fue rey de los daneses entre 958 y 986, y rey de Noruega entre 970 y 986. Fue el primer rey vikingo que heredó su trono, y el que convirtió oficialmente a estos reinos al cristianismo. Su final no fue tan épico como su historia, murió por un flechazo lanzado por su hijo Svend Barba Ahorquillada, que conquistaría Inglaterra en 1013. Los arqueólogos creen que habría enterrado este tesoro tras sufrir una derrota en batalla frente al propio Svend.

Fecha de Publicación
16 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
El PaísEl MundoLa Tercera
Fuente de las imágenes
El País
Palabras clave:
medieval, vikingos, Harald Bluetooth, Schaprode, isla de Rüegen, Alemania, tesoro, monedas, adornos, martillo de Thor, moda
Bibliografía científica, publicación original


  • La mayor colección de monedas de la época del rey Harald, alias Bluetooth (diente azul), de la orilla sur del Báltico. Foto: Stefan Sauer.
  •  
  • Labores de excavación en Schaprode. Foto: Stefan Sauer.
  •  
  • Una moneda encontrada en la excavación. Foto: Stefan Sauer.
  •  
  • Joyería de plata perteneciente al rey Harald Bluetooth. Foto: Stefan Sauer.
El hallazgo fortuito de varias monedas de plata de época vikinga en un campo de cultivo de la isla alemana de Rügen, ha motivado la organización de una campaña arqueológica de urgencia para documentar el que es ha convertido en el hallazgo del mayor tesoro de época vikinga localizado al sur del Báltico.
El hallazgo, realizado por un joven estudiante y un voluntario de un programa de arqueología local, ha sorprendido a los arqueólogos por la gran cantidad de objetos encontrados. Más de 600 piezas entre monedas, piezas de orfebrería o perlas, componen el conjunto. La principal pista para su atribución la proporcionan las monedas, de las que han aparecido aproximadamente un centenar, cuyas leyendas indican que fueron acuñadas bajo el reinado de Harald Blatand, más conocido por la transcripción que hicieron de su nombre los cronistas ingleses, Harald Bluetooth.
Harald Bluetooth fue rey de Dinamarca y de Suecia, y murió a manos de su hijo Svend "Tveskjaeg" o Barba Ahorquillada. Los arqueólogos creen que esta ocultación estaría relacionada con alguna derrota sufrida por Harald Bluetooth en batalla contra su hijo.
Entre las piezas localizadas se observan delicados trabajos de orfebrería, y algunos objetos decorados con cruces cristianas. Esta iconografía tiene sentido entre las pertenencias de este rey, que fue el primer rey nórdico en convertirse al cristianismo, y facilitó la entrada de esta religión en Escandinavia.
Detlef Jantzen, arqueólogo jefe del Land de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, ha explicado que "la gente que era capaz de hacer esos trabajos tan finos normalmente estaban situados en el entorno del rey". Otras piezas destacadas son un bello martillo de Thor, y un dirham (moneda de plata) acuñado en Damasco en el año 714 y que había sido modificado y convertido en una pieza de joyería.

Leer Más

jueves, 12 de abril de 2018

Las momias prehispánicas nos enseñan los dientes
by LB Paleorama - 0

Momias prehispánicas. Foto: Universidad Nacional de Colombia

Varias momias de las culturas Muisca, Lache, Guane y Yuko revelan la presencia habitual de caries, enfermedades periodontales y abscesos

La salud dental de las gentes de las culturas Muisca, Lache, Guane y Yuko ha resultado ser bastante mala, a la vista de los resultados obtenidos al usar por primera vez la tomografía computerizada (CT) para examinar a momias de estas poblaciones. Se encontró que caries, enfermedades periodontales y abscesos eran muy comunes en estas poblaciones. A cada momia se le realizó un TAC para obtener cortes o secciones y obtener una visión 3D. Así se determinaron las características óseas de los tejidos duros y se hicieron mediciones de los huesos que componen la cavidad oral.

Fecha de Publicación
12 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
Dicyt
Fuente de las imágenes
Dicyt
Palabras clave:
arqueología americana, momias, Muisca, Lache, Guane, Yuko, Colombia, tomografía computerizada, salud, dientes, patologías


  • Tomografías computarizadas (TAC) de momias prehispánicas. Foto: Universidad Nacional de Colombia
La salud dental de las gentes de las culturas Muisca, Lache, Guane y Yuko ha resultado ser bastante mala, a la vista de los resultados obtenidos al usar por primera vez la tomografía computerizada (CT) para examinar a momias de estas poblaciones.
Las momias examinadas tienen una antigüedad de unos 2.000 años, y han sido estudiadas por el Laboratorio de Antropología Física de la Universidad Nacional de Colombia. Los ejemplares proceden del ICAHN (Instituto Colombiano de Antropología e Historia) y del Museo del Oro del Banco de la República.
La investigación se ha centrado en sus características craneales y bucales, y a partir de ellas poder averiguar su edad y sexo, las características de su alimentación, sus costumbres sociales, o las enfermedades que padecieron.
El escaneado se ha visto dificultado por la posición en que fueron momificados los cuerpos, con las manos cruzadas cerca del cuello, y con las piernas flexionadas. A pesar de ello, finalmente se han podido obtener varias imágenes de alta calidad, que han permitido un análisis de calidad. Así, se han podido observar de forma minuciosa las paleopatologías de estos individuos.
Una de las patologías que más afectó a estas poblaciones fue la inflamación de las encías, llegando a dañar los tejidos que soportan los dientes. Es lo que conocemos como enfermedad periodontal. Además los dientes aparecen debilitados por la masticación de esquirlas de maíz, resultado de la técnica utilizada para moler sus granos.
Las caries también aparecen con frecuencia, derivando en muchos casos en abscesos, producidos al llegar la infección a la pulpa del diente.
El estudio ha permitido discriminar entre las pérdidas dentales en vida y las posteriores a la muerte. Al medir también el desgaste dental, se busca establecer de forma aproximada la edad de defunción de los individuos.
Como continuación a este proyecto, se espera poder documentar las prácticas funerarias y las condiciones de vida de estos antiguos pueblos de Colombia, a través de la paleoantropología, la paleopatología dental y la paleogenética.

Leer Más

miércoles, 11 de abril de 2018

Poniendo en funcionamiento antiguas neveras romanas en Basilea (Suiza)
by LB Paleorama - 0

Pozo nevero, Augusta Raurica, Basilea, Suiza. Foto: Peter-Andrew Schwarz.

El experimento se desarrollará hasta agosto, cuando se evaluarán los resultados

Las excavaciones en la ciudad romana de Augusta Raurica, en la actual Suiza, dejaron al descubierto abundantes pozos verticales de unos 4 metros de profundidad, perfectamente revestidos de piedra. Sus excavadores piensan que podría tratarse de pozos neveros para conservar los alimentos frescos durante los meses más cálidos del año. Para ello están realizando un experimento para el que se han inspirado en las técnicas utilizadas por los "nevaters", el oficio encargado de cuidar y gestionar las casas de nieve de la Serra de Tramuntana, en Mallorca, antes de la llegada de los frigoríficos eléctricos.

Fecha de Publicación
3 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
The Local
Fuente de las imágenes
The Local
Palabras clave:
mundo grecorromano, romanos, pozos, neveras, Augusta Raurica, Basilea, Suiza, arqueología experimental, conservación, alimentación, vivienda
Bibliografía científica, publicación original


Traducción: Laura Benito Díez.
Un equipo de arqueólogos está tratando de comprobar de forma definitiva si los pozos verticales descubiertos en el gran yacimiento romano de Augusta Raurica, cerca de la ciudad de Basilea, en 2013 pudieron ser antiguas neveras.
Los romanos utilizaban pozos como estos ejemplares de cuatro metros de profundidad documentados en Augusta Raurica, a unos 20 kilómetros de Basilea, como almacenes fríos durante el verano.
Los pozos se llenaban de nieve y hielo durante el invierno y después se cubrían con paja para mantener el espacio fresco bien entrados los meses de verano. Estas estructuras permitían entonces que todo tipo de alimentos, desde queso a vino, e incluso ostras, pudieran preservarse durante la estación cálida.
Ahora un equipo liderado por Peter-Andrew Schwatz de la Universidad de Basilea está intentando, por tercera vez, demostrar que los pozos de Augusta Raurica eran realmente usados como neveras.
Un primer intento de recrear estos antiguos "frigoríficos" falló después de que los arqueólogos de la excavación rellenaran el pozo con nieve de una sola vez. Pero este experimento reveló por otra parte que las temperaturas dentro del pozo estaban por encima del punto de congelación incluso en invierno.
El segundo intento fue más exitoso: el pozo fue llenado de manera gradual con nieve, y también se colocaron en su interior bloques de hielo. Usando estos métodos, la nieve se conservó hasta junio.
Ahora, los investigadores planean utilizar métodos desarrollados por los "nevaters", los trabajadores que gestionaban las casas de la nieve tradicionales en la Serra de la Tramuntana, en Mallorca. Para ello, Schwartz y su equipo irán colocando capas de nieve de entre 20 y 30 centímetros de grosor dentro del pozo. Estas capas individuales serán después compactadas con una cobertura de paja colocada en la parte superior de cada una de ellas.
"Con este método, la gente de Mallorca mantenía fresca la comida durante el verano antes de la aparición de los frigoríficos eléctricos", declaró Schwartz en el diario regional Basler Zeitung en 2017.
El experimento no demostrará exactamente que estos pozos fueran de hecho neveras romanas, pero mostrará si eso es posible, en opinión de Schwatz. En agosto se realizará una evaluación final del experimento.

Leer Más

martes, 10 de abril de 2018

Falange de H. sapiens contribuye a dibujar migraciones fuera de África
by LB Paleorama - 0

Falange de Homo sapiens, Al Wusta, Arabia Saudí. Foto: Ian Cartwright.

Localizada en Arabia Saudí, y datada en 90.000 años de antigüedad, este pequeño fósil ilustra la existencia de diferentes oleadas migratorias antes de la gran ola de hace 60.000 años

Con cada nuevo hallazgo fósil de nuestra especie, la teoría de las distintas oleadas migratorias fuera de África, con variadas intensidades, va cobrando solidez. Un nuevo fósil localizado en Arabia Saudí, una falange de Homo sapiens, aparecida en el antiguo lecho de un lago en mitad de lo que ahora es un desierto, pone una nueva pieza en el mapa. Su antigüedad, unos 90.000 años, ilustra la complejidad y riqueza de estos movimientos de población, y la convierte en el fósil de Homo sapiens más antiguo más allá de África y de la región del Levante mediterráneo.

Fecha de Publicación
9 de abril de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
BBCNational GeographicSinc
Fuente de las imágenes
BBC
Palabras clave:
prehistoria, Homo sapiens, migraciones, fósil, falange, Al Wusta, Arabia Saudí, Asia, gente
Bibliografía científica, publicación original
Nature

  • Yacimiento de Al Wusta, Arabia Saudí. Foto: Klint Janulis.
  •  
  • Excavaciones en Al Wusta, Arabia Saudí. Foto: Klint Janulis.
  •  
  • El fondo del lago prehistórico es visible entre las arenas doradas del desierto de Nefud. Foto: Michael Petraglia.
  •  
El avance global de las investigaciones arqueológicas no deja de aportar datos para discernir las complejas dinámicas poblacionales ligadas a la dispersión de nuestra especie, Homo sapiens, más allá de su territorio original en el corazón de África. Basándonos en la información que proporcionan preciados y escasos fósiles, debemos tratar de construir modelos que integren los datos disponibles, aunque no se acomoden a ideas previas.
Para ello, contamos con un nuevo hallazgo, procedente del yacimiento de Al Wusta, en la actual Arabia Saudí. Aunque actualmente se encuentra en un entorno desértico (desierto de Nefud), hace unos 90.000 años esta zona estaba ocupada por un lago, rodeado de un entorno verde y fértil, cubierto por pastizales, que pudo tener un importante papel en la expansión de nuestra especie hacia Asia.
En Al Wusta se ha recuperado una falange fósil de unos 3 centímetros de longitud, con una ligera malformación, que pudo ser motivada por el estrés mecánico que se genera al fabricar herramientas de piedra. Esta pieza se ha datado mediante series de uranio, según ha dado a conocer Mathieu Duval, investigador en el Centro de Investigación Australiano para la Evolución Humana de la Universidad de Griffith (Australia). El análisis ha arrojado una antigüedad de 90.000 años, lo que lo convierte en el fósil de humano moderno más antiguo datado de forma directa más allá de África y el corredor del Levante mediterráneo. Duval ha sido el encargado de realizar los procesos necesarios para lña datación en los laboratorios del CENIEH de Burgos.
Michael Petraglia, investigador en el Instituto Max Planck y autor principal del estudio recientemente publicado, ha explicado cómo este hallazgo contribuye a ir desterrando la teoría de la existencia de una gran única ola migratoria hace unos 60.000 años que habría cruzado Asia de extremo a extremo a toda velocidad. El hallazgo de Al Wusta indica que se produjeron variadas dispersiones fuera de África, y que alcanzaron distancias mayores de lo que sabíamos con anterioridad.
María Martinón Torres, actual directora del CENIEH, ha afirmado: "La teoría de la salida de África en su planteamiento original se ha quedado obsoleta. Homo sapiens está fuera de África y el Levante desde hace más de 80.000 años. Ahora queremos conocer las rutas, las razones de su viaje y cuál fue el destino de los primeros exploradores de nuestra especie".
Petraglia ha explicado que hace 90.000 años se dio un periodo húmedo, en que la Península Arábiga se habría llenado de ríos y lagos, donde habría abundante caza y agua potable. En el yacimiento también se ha documentado fauna de este periodo, desde hipopótaos a pequeños caracoles de agua dulce, y abundante industria lítica.

Leer Más