Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

Slider Area 1

Slider Area 2

Slider Area 3

Agenda

Economía

Gente y Sociedad

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Pequeños neandertales jugando en la playa
by LB Paleorama - 0

La excavación del sedimento con las huellas de neandertales localizado en Le Rozel (Normandía, Francia). Foto: Dominique Cliquet/AFP/Getty Images

Descubren en una playa francesa cientos de huellas de un grupo de 10-13 neandertales, la mayoría niños

¿Cómo eran los grupos familiares neandertales? Sus fragmentarios restos óseos nos dan muy poca información al respecto, pero las huellas dejadas por uno de estos grupos en las arenas de Normandía nos dicen muchísimo más, el tamaño del grupo, las edades de sus miembros... La fortuna de hallar este instante condensado, cubierto por las arenas arrastradas por el viento, puede cambiar nuestra perspectiva sobre su comportamiento social.

Fecha de Publicación
11 de septiembre de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
The GuardianNew Scientist
Fuente de las imágenes
The Guardian
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, neandertales, huellas, Le Rozel, Normandía, Francia, sociedad, comportamiento social, gente
Bibliografía científica, publicación original
PNAS

  • Una de las huellas neandertales descubiertas en Le Rozel (Normandía, Francia). Foto: Dominique Cliquet/AFP/Getty Images
Traducción: Laura Benito Díez.

257 huellas de pies, impresas sobre el suelo encharcado, y cubiertas rápidamente por la arena arrastrada por el viento. Ese es el tesoro localizado por los arqueólogos en la playa de Le Rozel, en la costa francesa. Su antigüedad, 80.000 años, ya aporta relevancia al hallazgo, pero su principal valor radica en ofrecernos una instantánea de un grupo neandertal, una información rara y escasa en el registro arqueológico.

El equipo de investigación, que ha publicado sus conclusiones en PNAS, ha interpretado que se trata de un grupo de entre 10 y 12 individuos, la mayoría de ellos niños y adolescentes. Identificar el número de individuos y sus edades ha sido posible gracias al desarrollo de un método morfométrico a partir de huellas experimentales.

El fabuloso yacimiento, que constituye el más numeroso conjunto de huellas de neandertales que se conoce, fue descubierto en la década de 1960 por Yves Roupin, pero no se ha comenzado a excavar hasta 2012, cuando la erosión estaba amenazando seriamente su conservación.

Las huellas se encontraban distribuidas en 5 capas de sedimento diferentes, aunque las investigaciones se han centrado en una de ellas en concreto, que albergaba cerca del 80% del conjunto total. El rastro se diseminaba por una superficie de 92 metros cuadrados. El análisis ha revelado que más del 90 por ciento de las huellas fueron dejadas por niños y adolescentes, el más joven de todos tendría unos 2 años.

"La mayoría eran niños, había muy pocos adultos", ha explicado Jérémy Duveau, coautor del estudio y miembro del Museo Nacional de Historia Natural de Francia. Duveau afirma además que es difícil deducir lo que estaban haciendo estos niños a partir de sus huellas.

Entre todos ellos destacan las huellas de un individuo que rondaba 1,75 metros de estatura.

En el entorno de las huellas no se han localizado restos óseos neandertales, pero sí restos de animales y herramientas de piedra utilizadas por el grupo para procesar su carne.

Leer Más

viernes, 6 de septiembre de 2019

Museos arqueológicos y género. Educando en igualdad
by LB Paleorama - 0

Museos arqueológicos y género. Educando en igualdad. Editado por Lourdes Prados Torreira y Clara López Ruiz.

Este libro editado por Lourdes Prados Torreira y Clara López Ruiz analiza la visión actual de museos y yacimientos sobre el papel de las mujeres en nuestra historia

A pesar de que biológicamente es innegable que las mujeres son la mitad de la humanidad a lo largo de toda su evolución, los museos, libros de texto e ilustraciones en general sobre nuestro pasado no reflejan esta realidad. Esto va más allá de la existencia de desigualdades sociales, ya que no se trata de representar a mujeres haciendo 'cosas de hombres' sino de representar y valorar tareas tradicionalmente realizadas por ellas. En este libro, numerosas expertas analizan la situación y comparten experiencias para invertir la tendencia.

Fecha de Publicación
6 de septiembre de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
Índice publicación
Fuente de las imágenes
Academia.edu
Palabras clave:
libros, arqueología, museología, género
Cuando una imagen recrea alguna actividad artística, constructiva, de prestigio, realizada en el pasado y en ella aparecen mujeres, alguien plantea la pregunta, "¿hay evidencias de que las mujeres hicieran eso?".

Lo cierto es que con o sin desigualdades sociales, las mujeres siempre han sido la mitad de la especie, por lo que sin duda estaban allí al igual que los hombres. Pero las imágenes que encontramos en museos, yacimientos arqueológicos o publicaciones muchas veces no reflejan esta realidad. Como bien señalan las expertas que participan en este volumen, no se trata de representar a mujeres y hombres realizando las mismas actividades, sino que se hace necesario valorar las actividades tradicionalmente realizadas por mujeres y que han dado sustento a los grupos humanos durante decenas de milenios. Se trata de representar también esa parte de nuestro pasado, de no silenciarla ni invisibilizarla, de darla a conocer.

Distintos grupos de investigación trabajan desde hace años en esta línea, uno de los más activos en España es Pastwomen, que ha centrado mucho su actividad en generar este tipo de imágenes que completen lo que nos encontramos cuando nos acercamos a la arqueología. Algunas de sus integrantes participan también en este volumen.

Este trabajo editado en 2017 por Lourdes Prados y Clara López ofrece una base documental que refleja años de trabajo en el campo de la arqueología de género, y engloba experiencias tanto españolas como latinoamericanas.

Leer Más

jueves, 5 de septiembre de 2019

Jornada gratuita de puertas abiertas en el Valle de los Neandertales
by LB Paleorama - 0

Jornada de Puertas Abiertas en el Valle de los Neandertales

El próximo domingo se podrán visitar de forma gratuita los yacimientos del Calvero de la Higuera


Fecha de Publicación
5 de septiembre de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
Sierra Norte Madrid
Fuente de las imágenes
Sierra Norte Madrid
Palabras clave:
agenda, prehistoria, valle de los neandertales, puertas abiertas, pinilla del valle, madrid
El próximo domingo 8 de septiembre El Valle de los Neandertales celebra una jornada de puertas abiertas. Este conjunto de yacimientos se ubica en el municipio de Pinilla del Valle, en la sierra de Madrid.

La jornada se desarrollará de 11:30 a 14:00, y permitirá a los visitantes conocer el enclave interpretado como santuario neandertal.

Para acudir se recomienda llevar ropa y calzado cómodos, protección para el sol y agua. La visita no es apta para perros.

Leer Más

martes, 3 de septiembre de 2019

El rostro de nuestra evolución hace 3,8 millones de años
by LB Paleorama - 0

El paleoantropólogo Johannes Haile-Selassie sostiene el hallazgo de un cráneo de Australopithecus anamensis hallado en Etiopía. Foto: Cleveland Museum of Natural History.

El cráneo más completo de Australopithecus anamensis pone cara a esta especie, que probablemente coexistió con los Australopithecus afarensis como Lucy

Un afortunadísimo hallazgo, apenas del tamaño de un puño, es el cráneo más completo conocido de la especie más antigua de nuestro árbol evolutivo, Australopithecus anamensis (4,2-3,8 millones de años). El fósil fue localizado en 2016 y estudiado cuidadosamente para identificar la especie a la que pertenece, además de estudiar la naturaleza del terreno en que apareció, en la región de Afar (Etiopía) para tratar de afinar su datación. Además de su inmenso valor para comprender la evolución del género Australopithecus, este cráneo nos permite vislumbrar el rostro de nuestros primeros antepasados.

Fecha de Publicación
28 de agosto de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
National GeographicScience NewsNature
Fuente de las imágenes
Science NewsNature
Palabras clave:
evolución humana, hueso, cráneo, australopithecus anamensis, Miro Dora, Afar, Etiopía, gente
Bibliografía científica, publicación original
Nature (1)Nature (2)

  • El fósil  del cráneo de un homínido de 3,8 millones de años proporciona pistas sobre el aspecto de este individuo. Foto, de izquierda a derecha: Matt Crow/Cleveland Museum of Natural History, John Gurche (reconstrucción facial); Dale Omori/Cleveland Museum of Natural History.
  •  
  • Un cráneo casi completo de la especie Australopithecus anamensis fue descubierto en Etiopía en 2016. Foto: Dale Omori/Cleveland Museum of Natural History
Traducción: Laura Benito Díez.

El paleoantropólogo Yohannes Haile-Selassie lleva largos años investigando fósiles en la región etíope de Afar. En 2016 se encontraba excavando en Woranso-Mille cuando recibió la llamada de un pastor que había encontrado un posible fósil a escasos kilómetros de su excavación. Haile-Selassie no podía imaginar lo que le esperaba allí.

Los restos aparecidos de manera fortuita resultaron ser el cráneo más completo y mejor conservado que se conoce de Australopithecus anamensis, la especie más antigua conocida del género Australopithecus, considerado el inicio de nuestra evolución.

Este especimen inesperado arroja algo de luz sobre los escasamente comprendidos miembros más tempranos de la familia evolutiva humana. "Este especimen proporciona el primer vistazo al rostro de Australopithecus anamensis", ha dicho Haile-Selassie durante la conferencia celebrada el 27 de agosto para presentar los resultados de la investigación. El cráneo. que es ligeramente más grande que el puño de un humano adulto actual, también constituye el primer ejemplar de molde cerebral de A. anamensis.

Hasta ahora, los fósiles de A. anamensis consistían únicamente en fragmentos parciales de mandíbulas superiores e inferiores, dientes aislados, un fragmento de calota y algunos huesos postcraneales. Estos ejemplares, previamente desenterrados en Kenia y Etiopía, datan de hace entre 4,2 y 3,9 millones de años.

Las evidencias geológicas indican que el fósil de individuo de A. anamensis habría estado cubierto por depósitos de arena en la desembocadura de un río hacia un lago. La región circundante era mayormente seca, pero incluía algunas zonas arboladas. Las erupciones volcánicas cubrían ocasionalmente el lago y sus alrededores.

La reconstrucción digital del cráneo de Woranso-Mille ha contribuido a establecer su especie. La calota tiene características como una forma larga y estrecha, y un cerebro de tamaño similar al de un chimpancé, parecido al de otros homínidos incluso más antiguos como Sahelanthropus tchadensis y Ardipithecus ramidus. En contraste, los huesos de las mejillas se proyectan hacia fuera recordando a los de homínidos posteriores, como Paranthropus aethiopicus (2,5 MA). Esta especie perteneció a una rama africana de criaturas con grandes mandíbulas y pequeños cerebros que se extinguieron hace cerca de un millón de años. Es difícil saber si estas características compartidas evolucionaron de forma independiente o si son el indicio de una relación evolutiva.

Otras comparaciones revelan conexiones entre el cráneo de Woranso-Mille y hallazgos previos de A. anamensis. Muchas de las características craneales difieren de las de la especie de Lucy (A. afarensis), según Haile-Selassie. Por ejemplo, A. anamensis poseía una cara que se proyecta hacia delante, mientras que la de A. afarensis era recta.

Aunque inicialmente se pensaba que A. anamensis era la especie antecesora de A. afarensis, las dataciones con las que se cuenta actualmente para estas especies (4,2-3,8 millones de años para la primera y 3,9-3 millones de años para la segunda) sugieren que coincidieron en el tiempo aproximadamente durante 100.000 años.

Leer Más

miércoles, 28 de agosto de 2019

Gran plataforma mesolítica de madera en la Isla de Wight
by LB Paleorama - 0

Trabajos arqueológicos en la gran plataforma de madera del Mesolítico hallada sumergida cerca de la isla de Wight (R.U.). Foto: Maritime Archaeology Trust

La estructura está junto a lo que se considera el astillero más antiguo conocido, y tiene cerca de 8.000 años

Una forma de construir en madera que se creía 2.000 años posterior, y la mayor y mejor conservada estructura de madera del Mesolítico que se haya encontrado en Reino Unido. Actualmente sumergido bajo las aguas del Solent, entre la isla de Wight y la isla de Gran Bretaña, este enclave ya era conocido por haberse documentado en él el astillero o lugar de construcción de embarcaciones más antiguo que se conoce, de unos 8.000 años, pero la erosión del fondo marino ha dejado al descubierto mucho más.

Fecha de Publicación
20 de agosto de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
National Oceanographic CentreBBC News
Fuente de las imágenes
National Oceanographic CentreBBC NewsGizmodo
Palabras clave:
prehistoria, mesolítico, Yarmouth, isla de Wight, Reino Unido, madera, plataforma, arqueología subacuática, vivienda


  • Maderas en proceso de tratamiento en el National Oceanography Centre (Southampton). Foto: Maritime Archaeology Trust
  •  
  • La plataforma fue hallada a 11 metros bajo el nivel del mar. Foto: Maritime Archaeology Trust
  •  
  • El hallazgo fue escaneado digitalmente. Foto: Maritime Archaeology Trust
  •  
  • Historiador/a examinando las planchas de madera. Foto: Maritime Archaeology Trust
Traducción: Laura Benito Díez.

El Maritime Archaeology Trust británico ha descubierto una nueva estructura de 8.000 años de antigüedad junto a lo que se considera el emplazamiento más antiguo conocido para la construcción de embarcaciones, en la Isla de Wight.

Garry Momber, director de la institución, ha declarado que este descubrimiento es especialmente importante, ya que en conjunto este yacimiento arqueológico contiene el doble de la cantidad de madera trabajada documentada en Reino Unido datada en este periodo histórico, que duró unos 5.500 años.

El yacimiento se encuentra al este de Yarmouth, y la nueva plataforma es la estructura mesolítica de madera mejor conservada que se haya descubierto nunca en el Reino Unido. Actualmente se encuentra a 11 metros bajo el nivel del mar y durante el periodo en que fue construída había actividad humana en el enclave, era tierra firme con abundante vegetación. De hecho, en aquel momento el Mar del Norte aún no se había formado por completo y la Isla de Wight aún estaba conectada con el continente europeo.

Este enclave fue localizado inicialmente en 2005, y contiene un conjunto de maderas trabajadas que pudieron formar plataformas, caminos o estructuras ahora colapsadas. Sin embargo, estas construcciones eran difíciles de interpretar hasta que el Maritime Archaeology Trust pudo hacer una fotogrametría detallada de los restos.

Durante la pasada primavera la nueva estructura fue avistada asomando entre el fondo marino debido a la erosión. Primero se procedió a crear un modelo 3D digital de todo el entorno para que los no buceadores pudiesen aproximarse al yacimiento. Posteriromente la extructura fue excavada durante el verano y ha resultado ser una plataforma cohesionada formada por varias capas de tablones que descansaban sobre troncos redondeados colocados horizontalmente a modo de cimentaciones.

En palabras de Garry Momber, el yacimiento contiene gran cantidad de evidencias de las habilidades tecnológicas de sus constructores en el trabajo de la madera que se pensaba no se habían desarrollado hasta un par de milenios después. Pero al estar bajo el agua, no existen en Reino Unido regulaciones que lo protejan, por lo que el trabajo del Maritime Archaeology Trust, desarrollado gracias a sus donantes, es crucial para su conservación.

Para ello están trabajando con el National Oceanography Centre para registrar, estudiar, reconstruir y finalmente exhibir la colección de maderas. Muchos de estos objetos están siendo almacenados en el British Ocean Sediment Core Research facility (BOSCORF), gestionado por el NOC.

Para evitar la rápida degradación que sufrirían estas piezas al ser extraídas fuera del agua, se mantienen en un lugar frío, oscuro y mojado. Poco a poco se irá retirando la sal en su interior, para poder estudiarlas después. Es muy importante que las superficies se mantengan en buen estado para poder estudiar las marcas de corte y uso de herramientas. Una vez que tablones y vigas hayan sido desalinizados y estudiados, podrán ser conservados para su exhibición.

La doctora Suzanne Maclachlan, conservadora en el BOSCORF, ha dicho "Ha sido realmente emocionante para nosotros asistir al Trust en el trabajo con estos objetos tan únicos e importantes históricamente. Este es un gran ejemplo de cómo el BOSCORF puede apoyar el manejo de un amplio rango de investigaciones marinas".

Estos materiales, unidos a una tecnología avanzada del trabajo de la madera y herramientas finamente producidas, sugieren una influencia del Neolítico europeo. El problema es que todos estos restos se están perdiendo. A medida que el Solent, el estrecho que separa la isla de Wight de la isla de Gran Bretaña, evoluciona, secciones de la antigua superficie terrestre son erosionadas aproximadamente medio metro por año y las evidencias arqueológicas están desapareciendo.

Leer Más

martes, 27 de agosto de 2019

La doble emergencia del dolmen de Guadalperal
by LB Paleorama - 0

Imagen del yacimiento megalítico del pantano de Valdecañas en Cáceres (twitter de RUTAS ARAÑUELAS)

Cubierto durante décadas por las aguas de un pantano, su salvamento es ahora una carrera contra el reloj

Erigido hace cerca de 5.000 años para perdurar, con significados que aún se nos escapan o solo se intuyen, investigado hace casi un siglo con lo métodos de entonces, y sepultado bajo las aguas de un pantano durante más de 50 años. Durante ese tiempo ha ido aflorando de forma parcial según las fluctuaciones del pantano, lo que permitió a científicos de la Universidad de Alcalá documentar interesantísimos grabados en algunas de sus piedras. Ahora el dolmen de Guadalperal ha emergido de las aguas por completo por la sequía, y su estado de deterioro clama a gritos una operación de rescate.

Fecha de Publicación
27 de agosto de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
La VanguardiaEl EspañolPetición ASOCIACIÓN RAÍCES DE PERALEDA en Change.org
Fuente de las imágenes
La VanguardiaEl Español
Palabras clave:
prehistoria, megalitismo, dolmen de Guadalperal, pantano de Valdecañas, Peraleda de la Mata, Cáceres, mapa, río Tajo, sucesos
Bibliografía científica, publicación original
Grafías y territorios megalíticos en Extremadura. P. Bueno, R. Balbín

  • Planta del dolmen de Guadalperal y dibujos del menhir y sus grabados realizados por Hugo Obermaier. Foto: El Español.
  •  
  • Planta del dolmen de Guadalperal según Obermaier, grabados según Bueno y Balbín. Foto: Bueno y Balbín.
  •  
  • Comparación de los grabados en un ortostato del dolmen según Bueno y Balbín, el Tajo antes de la construcción del pantano y el estado actual del río. Foto: El Español.
Descubierto por Hugo Obermaier en 1925 y excavado por él durante dos años, este gran complejo megalítico ha estado oculto bajo las aguas del embalse de Valdecañas desde su construcción en 1963, durante la dictadura franquista. Desde entonces, en años de sequía se podía vislumbrar la parte superior del conjunto, pero el inusitado bajo nivel del pantano durante este verano ha hecho emerger el monumento por completo.

Los restos arqueológicos recuperados de su interior fueron trasladados por Obermaier a Berlín, quedando in situ el esqueleto de esta enorme construcción, sus ortostatos hincados en el suelo, y los restos del enorme montículo de piedras que lo cubría en origen.

Un alarmante deterioro

Aunque la estructura general parece mantenerse, a nivel superficial el desgaste producido por las aguas del pantano ha resultado en un dramático deterioro de los motivos grabados en estas piedras milenarias.

Durante sus excavaciones, Obermaier documentó mediante dibujos la planta del conjunto, pero no vio los grabados presentes en algunos de los ortostatos. Uno de ellos, especialmente llamativo, se sitúa en un lugar destacado en la zona de acceso al monumento. Sobre él, diversas líneas y cazoletas dibujaban enigmas en la piedra. Fueron documentadas en la década de 1990 por el equipo del área de Prehistoria de la Universidad de Alcalá y publicadas en el artículo enlazado más arriba.

Un mapa milenario prácticamente desaparecido

La asociación local Raíces de Peraleda se ha volcado en una carrera contra el reloj para salvar el monumento, creando además una petición en la plataforma Change.org que puedes firmar aquí. Pero además, su presidente, el filólogo Ángel Castaño, aventura una posible interpretación para uno de los grabados que Obermaier documentó en ese ortostato destacado.

"Estoy bastante convencido de que se trata de un mapa del río Tajo a su paso por la zona" ha declarado a El Español. "Es como el trazado que hace a mano alguien que conoce perfectamente las curvas del río, que coinciden bastante bien, aunque lógicamente no son perfectas las proporciones y medidas. El único tramo que no encaja es el central, pero es que esa zona era la del vado de Alarza y el río se abría [antes del embalse], así que su curso pudo haber cambiado con el paso de los siglos. De ser cierto, sería uno de los mapas más antiguos del mundo".

Lo dramático es que los grabados realizados sobre las piedras por las comunidades que levantaron esta gran construcción se encuentran casi perdidos por la acción del agua. Es el momento de salvar lo que queda.

Historia de una construcción milenaria

El monumento está formado por 140 ortostatos o piedras de gran tamaño hincadas en el terreno. Forman una cámara de planta oval de unos 5 metros de diámetro a la que se accedía por un corredor de 21 metros de longitud. Es posible que inicialmente se tratase de un recinto circular descubierto relacionado con el sol, y que posteriormente se cubriese para se usado como lugar de enterramiento colectivo. Su origen se remontaría a unos 5.000 años de antigüedad.

Leer Más

miércoles, 21 de agosto de 2019

Primera neandertal documentada en Prado Vargas
by LB Paleorama - 0

Molar infantil neandertal recuperado en Prado Vargas 2019. Foto: UBU

El equipo ha bautizado como 'Vera' a este primer fósil dental infantil

Hace solo unas semanas compartíamos en nuestras redes el inicio de esta primera campaña de excavación en Prado Vargas, a la que habían precedido 'tan solo' tres años de investigaciones previas, dataciones, estudio del terreno y evaluación del yacimiento. Durante estas semanas ya de excavación se ha comenzado a documentar un nivel datado en torno a 45.000 años de antigüedad. En él se han sucedido los hallazgos de huesos de fauna, herramientas de piedra y de hueso. Pero entre todos ellos destaca un molar de leche de una pequeña o pequeño neandertal, que lo perdió con unos 8 años de edad,y del que nos separan unos cuantos milenios.

Fecha de Publicación
21 de agosto de 2019
Fuentes de información digital utilizadas
Universidad de BurgosEl Correo de Burgos
Fuente de las imágenes
Universidad de Burgos
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, Prado Vargas, Ojo Guareña, Burgos, neandertales, molar, industria lítica, fuego, nacional


  • Excavación en Prado Vargas 2019. Foto: UBU
  •  
  • Raedera de sílex recuperada en Prado Vargas 2019. Foto: UBU
  •  
  • Proceso de excavación y documentación de restos arqueológicos en Predo Vargas 2019. Foto: UBU
Ciervo, rebeco, corzo, caballo, tejón...La primera campaña de excavación en el yacimiento de Prado Vargas ha permitido comenzar a documentar un nivel arqueológico de unos 45.000 años de antigüedad. En el, los grupos neandertales que por entonces ocuparon la cueva dejaron atrás los restos de los animales que consumían, principalmente las extremidades, que eran las que llevaban hasta allí para quebrar los huesos largos y obtener el preciado tuétano. También se han recuperado restos parciales de cornamentas de ciervo y cabra.

Junto con los restos de fauna se han producido abundantes hallazgos de industria lítica sobre sílex y cuarcita. Se han recuperado entre otras piezas, puntas, raederas y denticulados, junto con instrumentos de hueso utilizados para retocar las distintas piezas. Estos retocadores se fabrican a partir de huesos largos de animales, fracturados en fragmentos de unos 10 centímetros de largo.

Durante esta campaña de excavación se ha documentado además una primera estructura de combustión, que corrobora lo apuntado ya por los huesos de fauna quemados, que estos grupos neandertales usaban el fuego como recurso cotidiano y lo aplicaban a distintos aspectos más allá de la alimentación.

'Vera', el primer fósil neandertal de Prado Vargas

Pocos días después de iniciar la campaña aparecía un molar de leche de un niño o niña neandertal, que lo habría perdido de forma natural con unos 8 años de edad. El fósil ha sido bautizado como 'Vera' en honor a la nieta del propietario del terreno en el que se encuentra el yacimiento. Es el primer fósil neandertal localizado en el entorno de Ojo Guareña, donde la ocupación por parte de esta especie se conocía hasta ahora solo por sus herramientas.

Leer Más