Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

Slider Area 1

Slider Area 2

Slider Area 3

Agenda

Economía

Gente y Sociedad

martes, 18 de septiembre de 2018

Humanejos y lo que nos queda por comprender del Campaniforme
by LB Paleorama - 0

Cráneo de la gran dama, cuerpo femenino encontrado en el yacimiento de Humanejos (Parla). Foto: Sara Genicio

La publicación en prensa de una noticia sobre este yacimiento del sur de Madrid trae de nuevo de actualidad la interpretación del fenómeno Campaniforme

Mientras las investigaciones sobre si el fenómeno campaniforme que se expandió por casi toda Europa y hasta el norte de África estuvo ligado a movimientos de población o se difundió a través de contactos comerciales, yacimientos como Humanejos (Parla, Madrid) dejaban boquiabiertos a los investigadores, pero pasaban completamente desapercibidos al público. Tras una década de la intervención sobre estas 20 hectáreas que, entre muchos otros restos, ha dejado al descubierto la mayor necrópolis campaniforme de la península Ibérica, y tras muchas investigaciones, parece que este yacimiento se acerca a conseguir el reconocimiento que merece como una pieza fundamental para comprender el campaniforme.

Fecha de Publicación
17 de septiembre de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
El PaísSINC
Fuente de las imágenes
El PaísLa Aventura del Saber RTVETrabajos de PrehistoriaActas de las novenas Jornadas de Patrimonio Arqueológico de la Comunidad de Madrid
Palabras clave:
prehistoria, calcolítico, campaniforme, necrópolis, Humanejos, Parla, ajuar, gente
Bibliografía científica, publicación original
Actas de las novenas Jornadas de Patrimonio Arqueológico de la Comunidad de MadridCuPAUAMTrabajos de PrehistoriaGladiusSinos e taças. Junto ao oceano e mais longe. Aspectos da presença campaniforme na Península Ibérica.Nature

  • Cuerpo completo de la dama hallada en Humanejos. Foto: El País.
  •  
  • Humanejos (Parla). Tumbas femeninas que incorporan armas en el ajuar: a. inhumación individual, b. detalle (UE 1701); c. inhumación femenina con tres infantiles (UE 1166).
  •  
  • Ajuares campaniformes de la tumba nº 9 de Humanejos (Parla).
  •  
  • Detalle de restos de cráneo de bovino sobre el pie de la mujer adulta (individuo 4) junto al cráneo de una joven (individuo 2).
El fenómeno campaniforme supone un desafío para el que la ciencia arqueológica aún tiene muchas cuestiones abiertas. Su aparición casi simultánea en una amplísima área geográfica, desde el centro y el oeste europeo hasta el norte de África, ha dividido a los investigadores en una dicotomía entre su asociación a grupos poblacionales con un origen común y la interpretación de su dispersión como fruto de intercambios comerciales.
Por otro lado, su estudio se ha visto parcelado de manera artifical por interpretaciones localistas, que han impedido durante décadas una comprensión más global de este fenómeno, poniendo el foco en tópicos como la raza, el sexo o la individualidad en lugar de ocuparse de los aspectos económicos, sociales y rituales.
Entre unas y otras interpretaciones, basadas en las evidencias procedentes de excavaciones arqueológicas, se sumaba al debate el factor genético. El pasado mes de febrero se daba a conocer un estudio de ADN basado en restos óseos de 400 individuos de la época, dando lugar a titulares como este, "Vajilla prehistórica y ADN cierran un debate arqueológico centenario", o "Resuelto el misterio de la expansión del vaso campaniforme en Europa". Gran parte de este estudio viene a corroborar la hipótesis de la expansión comercial no ligada a aportes de poblaciones, aunque en el caso de las Islas Británicas las conclusiones del estudio hablan de una "sustitución masiva" de población aún sin clarificar.
Entre el gran número de yacimientos participantes en el estudio se encontraba también un importante yacimiento localizado entre las poblaciones de Parla y Torrejón de la Calzada, al sur de Madrid, excavado hace ya casi una década aunque prácticamente desconocido para el público. Aunque los restos "in situ" del yacimiento de Humanejos han estado durmiendo el sueño de los justos durante todos estos años, el equipo científico detrás de la intervención no ha cesado de investigar los materiales documentados durante varios años de excavaciones, reconstruyendo poco a poco una parte de nuestra historia que va aumentando en importancia a medida que ha ido avanzando la investigación. Distintas publicaciones científicas y la participación en proyectos de alcance internacional como el mencionado de ADN sobre el periodo campaniforme han marcado la actividad de estos años, además de tratar siempre de dar a conocer esta riqueza patrimonial en el entorno inmediato a través de charlas y presentaciones.
Es ahora cuando el yacimiento está atrayendo más miradas, a raíz de su aparición en prensa nacional, donde se recoge la magnitud de los hallazgos. En una superficie de 20 hectáreas se han excavado restos arqueológicos que abarcan desde el Paleolítico hasta la Edad Moderna, aunque entre todos ellos destaca el conjunto de enterramientos campaniforme más extenso que se conoce en la península Ibérica. 160 cuerpos distribuidos en inhumaciones individuales y colectivas, entre los que destaca un enterramiento femenino depositado de forma individual en una gran tumba circular y acompañado por un ajuar espectacular. Esta mujer, que habría tenido un papel destacado en su comunidad, fue depositada junto con 15 pequeñas chapas de oro, recuperadas sobre sus restos óseos. 48 cuentas de marfil se conservaban alrededor de su cuello, y tres botones de marfil perforados en V son los únicos restos de su vestimenta desaparecida.
Se han identificado tres fases fundamentales dentro de la necrópolis: Calcolítico precampaniforme (3300-2500 a.C.), Calcolítico campaniforme (2500-2000 a.C.) y Edad de Bronce (2000-1300 a.C.). En cada una de ellas los objetos más representativos de los ajuares van variando, desde las cuentas de collar de variscita procedentes de Zamora de la fase inicial a las cuentas de marfil y cerámicas características de la fase campaniforme.
Junto a los enterramientos, la excavación dejó al descubierto más de 2.000 estructuras domésticas, colmatadas con cerámicas y restos óseos animales en gran número. Yacimientos como este,su investigación, pero también su puesta en valor y su conocimiento por parte de las poblaciones de su entorno, ayudarán a comprender
Desde la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid se ha anunciado la preparación de una exposición en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares.

Leer Más

viernes, 14 de septiembre de 2018

Conferencia 'Las abuelas y la evolución humana'
by LB Paleorama - 0

Profesor Dr. James O'Connell, antropólogo. Foto: CENIEH.

El CENIEH de Burgos organiza esta interesante conferencia impartida por el antropólogo James O’Connell


Fecha de Publicación
14 de septiembre de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
CENIEH
Fuente de las imágenes
CENIEH
Palabras clave:
agenda, conferencias, cenieh, burgos, antropología, evolución, abuelas
Bibliografía científica, publicación original


El próximo 22 de septiembre el antropólogo James O'Connell impartirá una conferencia en el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) de Burgos con el título 'Las abuelas y la evolución humana'.
El doctor O'Connell es catedrático emérito distinguido de la Universidad de Utah y miembro de la Academia de las Ciencias de EE.UU. O´Connell es especialmente conocido por sus investigaciones sobre las últimas culturas de cazadores y recolectores de África y Australia, realizadas a través de largos periodos de convivencia.
La conferencia del próximo día 22 tratará especialmente sobre el importante rol de las abuelas en el éxito evolutivo de nuestra especie, desarrollando las actividades de mantenimiento y cuidados dentro de los grupos humanos, frente al papel masculino de cazadores y cabezas de familia.
El acto dará comienzo a las 19:00h. Las invitaciones pueden retirarse ya (máx. 6 por persona) en horario de 9:00h a 20:00h de lunes a viernes. También pueden reservarse por teléfono a través del número 94704080.
La conferencia se impartirá en inglés, con servicio de traducción simultánea al español.

Leer Más

jueves, 13 de septiembre de 2018

Descubriendo más sobre los orígenes del pensamiento complejo
by LB Paleorama - 0

Lasca de silcreta L13 de Blombos Cave con la slíneas rojas que forman un patrón entrecruzado. Foto: Nature.

Encuentran una lasca con un dibujo abstracto realizado hace 73.000 años con una cera de ocre, en Blombos Cave (Sudáfrica)

Desentrañar nuestro pasado remoto es un enorme desafío que proporciona de cuando en cuando enormes satisfacciones. La cueva de Blombos, en Sudáfrica, continúa proporcionando evidencias de un pensamiento simbólico muy antiguo, más de lo que las interpretaciones tradicionales han considerado durante décadas. Junto a los hallazgos europeos de los últimos años como el grabado esquemático de cronología neandertal de Cueva Gorham (Gibraltar) o las dataciones de más de 60.000 años de antigüedad en pinturas de distintas ciuevas españolas, los hallazgos de Blombos hablan de desarrollos culturales tempranos. En el mismo estrato donde apareció una pieza de ocre decorada con incisiones geométricas, los investigadores han identificado una lasca de silcreta decorada con líneas rectas que se entrecruzan, realizadas sobre la piedra con una cera de ocre. Esta representación abstracta tendría 73.000 años de antigüedad.

Fecha de Publicación
12 de septiembre de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
SincEfe FuturoEuropa Press
Fuente de las imágenes
Nature
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, arte rupestre, ocre, silcreta, arte mueble, abstracto, moda, Blombos cave, Sudáfrica, África
Bibliografía científica, publicación original


  • Estratigrafía de la sección Sur de Blombos Cave, Sudáfrica. Foto: Nature
  •  
  • Interpretación de las líneas identificadas en la pieza L13 de Blombos Cave (Sudáfrica). Foto: Nature.
  •  
  • Vistas de detalle de las líneas dibujadas en la superficie de L13. Blombos Cave, Sudáfrica. Foto: Nature
  •  
Hace tres años, durante una de las campañas de excavación que se desarrollan en Blombos Cave, a unos 300 kilómetros al este de Ciudad del Cabo, se recuperó esta pequeña pieza, que conserva en su superficie un hallazgo más notable de lo que pueda parecer a simple vista. Se trata de una lasca de silcreta, una roca silícea, que en uno de sus lados tiene una serie de trazos realizados con ocre, el color de la Prehistoria.
No es el primer indicio del uso y procesado de ocre en Blombos Cave, con anterioridad se han dado a conocer rocas de ocre con intensos signos de procesado, e incluso un pequeño bloque prismático con incisiones geométricas formando triángulos en su superficie. Pero en esta ocasión podemos deducir algo más. A través de un estudio experimental se ha podido comprobar que los trazos fueron realizados con una cera de ocre, o sea, un cilindro compactado de polvo de ocre junto con algún aglutinante, que funcionaría más o menos como nuestras tizas o ceras de colores.
Al margen de su ejecución, otro aspecto especialmente llamativo lo consitutye su cronología. Este objeto ha sido recuperado dentro de un nivel arqueológico al que se atribuye una antigüedad en torno a 73.000 años. Resulta una datación muy temprana para los que hasta ahora se han considerado evidencias del desarrollo de un pensamiento complejo. Sin embargo, la barrera de la aparición de representaciones pictóricas colocada durante décadas en los 40.000 años de antigüedad y asociada a la llegada de los humanos modernos a Europa ya había comenzado a resquebrajarse con hallazgos como el grabado rupestre de Cueva Gorham en Gibraltar o las dataciones de más de 60.000 años de antigüedad obtenidas mediante series de uranio-torio en las cuevas españolas de La Pasiega, Ardales y Maltravieso. La suma de indicios continuará marcando la evolución de las teorías.

Leer Más

martes, 11 de septiembre de 2018

Un puente de islas junto al Estrecho de Gibraltar
by LB Paleorama - 0


El hallazgo sumergido ahora en el Mar de Alborán pudo facilitar una llegada temprana de homínidos desde África en el Pleistoceno Inferior

Hace tiempo ya que había datos para la sospecha. Dataciones especialmente antiguas en el levante peninsular que incitaban a pensar en una llegada humana muy temprana a través del actual Estrecho de Gibraltar. Ahora contampos con un importante dato más para apoyar esta teoría, el descubrimiento de la existencia de un archipiélago volcánico actualmente sumergido en el Mar de Alborán, al este del Estrecho de Gibraltar. Habría crecido hace unos 10 millones de años por su actividad volcánica, y aunque fue decayendo desde hace 6 MA, grandes islas habrían perdurado en la zona hasta el Pleistoceno inferior, hace 1,8 millones de aós, facilitando el cruce.

Fecha de Publicación
7 de septiembre de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
CSICDICYT20 Minutos
Fuente de las imágenes
CSICNature Scientific Reports
Palabras clave:
prehistoria, pleistoceno inferior, migraciones, Estrecho de Gibraltar, Mar de Alborán, archipiélago, volcánico, puente, África, Europa, gente
Bibliografía científica, publicación original
Nature Scientific Reports

  •  
  •  
El intercambio de especies de mamíferos entre África y Europa occidentales, la Crisis de Salinidad del Mediterráneo ocurrida hace 6 millones de años, e incluso la llegada temprana de homínidos a la península Ibérica en el Pleistoceno inferior habrían encontrado una importante base para su explicación en este estudio en el que participan investigadores del CSIC y que ha sido recientemente publicado en Nature Scientific Reports.
Los especialistas Guillermo Booth-Rea, autor principal e investigador del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (centro mixto del CSIC y la Universidad de Granada), César Ranero, científico ICREA del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, e Ingo Grevemeye, del centro GEOMAR de Kiel (Alemania), explican en su publicación que los datos se obtuvieron en 2006 a través del experimento WESTMED, en el que se colocaron 25 sismómetros de fondo oceánico (OBS) e hidrófonos de fondo oceánico (OBH) en intervalos de 5 kilómetros a lo largo de un perfil de 245 kilómetros de lecho marino. Exceptundo una única estación, la denominada OBH46, todos los receptores registraron datos de una fuente sísmica.
Según la nota de prensa publicada por el CSIC, Booth-Rea aporta algunos detalles sobre el descubrimiento: "Hace algo más de unos 6,2 millones de años, el archipiélago sirvió como paso de fauna terrestre-acuática como hipopótamos; más tarde, hace 6,2 millones de años, se produjo intercambio de fauna terrestre, como camellos y conejos, entre los dos continentes. El registro genético de ADN ribonucleico estudiado en varias especies del Mediterráneo occidental muestra que el paso de especies europeas a África se hizo en varias ocasiones, antes y después de la Crisis de Salinidad, probablemente gracias al archipiélago de Alborán".
La mencionada Crisis de Salinidad del Mediterráneo o Cisis Salina Messiniense (MSC) fue un evento de gran impacto ocurrido hace entre 5,96 y 5,33 millones de años, en que se produjo una desecación prácticamente completa del Mar Mediterráneo, presumiblemente relacionada con un gran aumento previo de la salinidad del agua mediterránea, por existir algún tipo de obstrucción en la zona del estrecho que impidiese un intercambio fluido de agua entre el Atléntico y el Mediterráneo.
Aparte de las implicaciones de la existencia de este archipiélago para el intercambio de fauna entre los dos continentes, estas evidencias podrían jugar un papel crucial en la comprensión de la llegada temprana de los primeros homínidos al occidente europeo. Yacimientos como Orce (Granada), con los restos de homínidos fósiles más antiguos de Europa, de más de un millón de años, venían indicando una llegada muy temprana de homínidos a la península Ibérica, aunque discutida desde distintos sectores científicos. Con este estudio, que pone de manifiesto la presencia a flote de algunas de estas islas aún durante el Pleistoceno inferior, quizá las perspectivas teóricas puedan avanzar también por estos caminos.

Leer Más

jueves, 6 de septiembre de 2018

Rastreando las vías del ámbar hace 6.000 años
by LB Paleorama - 0

Entierro en el Dolmen de Montelirio en Sevilla (3.200 a. C.)
Entierro en el Dolmen de Montelirio en Sevilla (3.200 a. C.) que muestra un ejemplo de vestido con ámbar y cuentas de concha. Imagen de Álvaro Fernández Flores.

Mucho antes de que el ámbar báltico tomase las redes comerciales europeas, el ámbar de Sicilia se distribuía por todo el Mediterráneo

La obtención de materias primas exóticas y la reconstrucción de la naturaleza y las rutas de intercambio es una de las principales preocupaciones de la arqueología prehistórica. El ámbar ha sido reconocido durante mucho tiempo como un producto clave de las redes de intercambio prehistórico en Europa. Sin embargo, la mayoría de los estudios se basan en pocas muestras, lo que dificulta la observación de la dispersión geográfica y cronológica de este material. Un nuevo trabajo, liderado por españoles y publicado en la revista "Plos One", dibuja un mapa del alcance geográfico de las rutas comerciales de ámbar, trasladando el foco desde la zona Báltica al Mediterráneo, teniendo a la isla de Sicilia como epicentro de los intercambios comerciales.

Fecha de Publicación
30 de agosto de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
Efe futuroEuropa Presseldiario.es
Fuente de las imágenes
Efe futuroEuropa PressPLOS ONE
Palabras clave:
ámbar, prehistoria, prehistoria reciente, comercio, moda, Sicilia, península Ibérica,
Bibliografía científica, publicación original
PLOS ONE

  • Rastreando las vías del ámbar hace 6.000 años
  •  
  • Rastreando las vías del ámbar hace 6.000 años
  •  
  •  
El ámbar proveniente de Escandinavia, o más concretamente del Mar Báltico, se cita a menudo como el origen de este material con el que se comerciaba en la Europa prehistórica, pero en un nuevo estudio publicado este miércoles en 'PLOS ONE', investigadores han descubierto que el ámbar procedente de Sicilia circulaba por el Mediterráneo occidental en el cuarto milenio antes de Cristo (entre el 4.000 y el 3.000 aC), al menos 2.000 años antes de la llegada de cualquier ámbar báltico en Iberia.
El trabajo se ha hecho gracias al análisis, por espectroscopia infrarroja, de 22 muestras de esta resina de yacimientos de España, en su mayoría, y de Portugal, y ha sido dirigido por Mercedes Murillo-Barroso, de la Universidad de Granada.
Este trabajo ha confirmado investigaciones anteriores que mostraban que en el norte de Iberia el ámbar era principalmente de origen local, mientras que en el resto de la península los objetos de esta resina provenían de Sicilia o de la región del Báltico.
Las muestras analizadas, todas vinculadas a contextos funerarios como el del Dolmen de Montelirio en Sevilla, que incluye a 19 mujeres enterradas, datan de entre los 4.000 y 1.000 años antes de Cristo.
Combinando el análisis de las muestras y comparándolas con el banco de datos del Instituto del Ámbar en Nueva York, los científicos encontraron que el ámbar siciliano llegó a la península antes de lo que se pensaba, al menos desde el 4.000 antes de Cristo (a. C.) y 2.000 años antes que el ámbar báltico, resume Murillo.
La investigación plantea también los patrones de entrada de los dos tipos de ámbar.

El norte de África, fundamental

En cuanto al siciliano, los contactos con el norte de África fueron fundamentales, describe Murillo, quien apunta que es posible que este llegara a la península a través de intercambios con el norte del continente africano y no en una ruta directamente.
Este ámbar aparece en el sur de la península y su distribución es similar a la de los objetos de marfil, lo que sugiere que ambos materiales llegaron siguiendo los mismos o parecidos canales, añade.
El ámbar báltico también tiene una ruta mediterránea: solo a finales de la edad de bronce vemos ámbar báltico en un gran número de yacimientos ibéricos y es probable que llegara a través del Mediterráneo, en lugar de a través del comercio directo con Escandinavia, señala por su parte en una nota Marcos Martinón-Torres, del departamento de Arqueología de la Universidad de Cambridge, y otro de los responsables de esta investigación.
En cualquier caso, los autores consideran que todavía quedan cuestiones por resolver que deberán investigarse en el futuro, como es explorar la presencia de ámbar en contextos norteafricanos del mismo periodo y seguir investigando las redes involucradas en la introducción y propagación del ámbar del Báltico en Iberia y hasta qué punto los metales u otros productos ibéricos fueron dados a cambio.

Leer Más

viernes, 31 de agosto de 2018

Recuperan del permafrost un potrillo de una especie extinta
by LB Paleorama - 0

Antiguo potro perfectamente conservado se muestra al mundo por primera vez. Foto: Michil Yakovlev/SVFU.

El ejemplar joven de Equus lenensis vivió hace entre 30.000 y 40.000 años

El calor del verano siempre nos trae sorpresas con el deshielo, ya sea en los glaciares de todo el mundo o en el permafrost siberiano. A distintos ejemplares de mamuts, bisontes o leones de las cavernas se une ahora un potrillo en asombrosas condiciones de conservación, recuperado en la depresión de Batagai (Yakutia, Siberia). Este pequeño pertenece a la especie extinta Equus lenensis, y sus cascos hollaron la tierra hace entre 30.000 y 40.000 años.

Fecha de Publicación
23 de agosto de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
Phys.orgSiberian Times
Fuente de las imágenes
Siberian Times
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico superior, mascotas, caballo, equus lenensis, permafrost, cráter Batagai, Yakutia, Siberia
Bibliografía científica, publicación original


  • Antiguo potro perfectamente conservado se muestra al mundo por primera vez. Foto: Michil Yakovlev/SVFU.
  •  
  • La cría murió hace entre 30.000 y 40.000 años. Foto: Michil Yakovlev/SVFU.
  •  
  • Los expertos creen que murió con unos dos meses de edad. Foto: Michil Yakovlev/SVFU.
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Investigadores de la Universidad Federal de Yakutia Nororiental han presentado el fantástico hallazgo recuperado en el permafrost de la depresión de Batagai, que ha conservado al potro en unas condiciones soberbias.
'El potro no tiene heridas en su cadáver, incluso conserva su pelo, lo que es increíblemente raro en estos hallazgos tan antiguos. Tenía unos dos meses de edad, con una altura de 98 centímetros en el hombro.
Semyon Grigoryev, director del Museo del Mamut de Yakutia, ha destacado en la presentación que este potro pertenece a un tipo de caballos que poblaban Yakutia hace entre 30.000 y 40.000 años. Se trata de la especie Equus lenensis, genéticamente diferente de los caballos que viven en Yakutia en la actualidad.
Los expertos han recogido muestras de cabello, líquidos, fluidos biológicos y del sedimento que lo cubría para realizar una batería de análisis. 'Vamos a estudiar el contenido de sus intestinos para comprender su dieta. La autopsia se llevará a cabo más adelante', ha dicho Grigoryev.
Grigory Savvinov, subdirector de la Universidad Federal de Yakutia Nororiental, ha declarado que el potro debió caer en una trampa natural. Los expertos que participaron en la expedición piensan que es posible que se ahogase después de caer en ella.
Por el momento se estima que el animal vivió aproximadamente hace 30.000-40.000 años, pero aún está por realizar un análisis completo al respecto, según ha informado Savvinov.
El equipo ruso-japonés de paleontólogos ha estado trabajando en el interior de la depresión de Batagai y en el área de Yunyugen del distrito de Verkhoyansky (Yakutia) entre el 9 y el 14 de agosto.
El descubrimiento fue anunciado el 11 de agosto, y el día 13 de agosto comunicaron además que había sido hallado el esqueleto de un mamut lanudo con algunos de sus tejidos.

Leer Más

viernes, 24 de agosto de 2018

Buceando en el Bou Ferrer hasta la cocina
by LB Paleorama - 0


La conservación excepcional de este carguero romano proporciona una experiencia única a visitantes e investigadores

Desde su descubrimiento en 1999 por parte de los buceadores Pepe Bou y Antoine Ferrer, este pecio con una espectacular conservación no ha dejado de sorprendernos. Este verano, las excavaciones han revelado novedades como el hallazgo de la cocina del barco, pero además se han iniciado una serie de visitas guiadas durante los fines de semana de agosto y septiembre. ¡Una oportunidad única de mirar al pasado cara a cara!

Fecha de Publicación
18 de agosto de 2018
Fuentes de información digital utilizadas
La Razón
Fuente de las imágenes
Lugares con HistoriaABC
Palabras clave:
mundo clásico, romanos, pecio, carguero, Bou Ferrer, Villajoyosa, Alicante, cocina, barco, economía
El tiempo detenido, condensado en un instante dramático como es un naufragio. Eso es el Bou Ferrer, un gran carguero romano repleto de ánforas, lingotes de plomo y otros elementos que viajaba desde Cádiz hasta Roma cuando finalizó abruptamente su recorrido frente a las costas de Villajoyosa, en Alicante.
Las arenas de la zona abrazaron sus maderas y su carga, cubriendo cuidadosamente el barco durante casi 2.000 años, hasta que en 1999 los buceadores Pepe Bou y Antoine Ferrer dieron con "una cosa muy grande". Este descubrimiento ha dado lugar a años de investigaciones arqueológicas, que en la temporada de 2017 permitieron documentar la buena conservación de la borda, aunque fracturada. El hallazgo de lingotes de plomo con la marca NER.CA (Neronis Curator Aquarum) en campañas previas permitió fechar con exactitud en naufragio, entre los años 64 y 68 d.C.
Pero la novedad de los trabajos de 2018 ha sido el hallazgo de la cocina del barco, localizada ya en los últimos días de la campaña anterior. En ella se han recuperado vasijas muy diferentes a las 5.000 ánforas de la carga del barco. Los arqueólogos han recuperado pequeños recipientes para aceite y vino afrutado para beber durante la travesía. También platos, vajilla de mesa, y otras vasijas que servirían para almacenar los alimentos de consumo de la tripulación.
Aunque quizá lo más destacado de esta campaña sea el inicio de visitas guiadas al pecio para submarinistas con experiencia. El programa se está desarrollando durante los findes de semana de agosto y septiembre, en grupos reducidos. Una oportunidad única de mirar al pasado cara a cara.

Leer Más