Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

martes, 24 de enero de 2017

Primeras dataciones absolutas para el arte rupestre de Gilf Kebir
by LB Paleorama - 0


Esta región, entre Libia, Sudán y Egipto, atesora representaciones realizadas entre 8.500 y 3.500 años a.C.

En muchas ocasiones, las dataciones absolutas del arte rupestre resultan especialmente complicadas, al ser necesario recurrir a información del entorno de las pinturas, que nos proporcionan datos indirectos. Esto había provocado grandes discusiones cronológicas sobre el arte rupestre de Gilf Kebir, una zona actualmente desértica que se extiende entre Libia, Sudán y Egipto. Ahora por fin se ha podido presentar una periodización de estilos acompañada de una cronología absoluta, gracias a los datos obtenidos sobre los cambios climatológicos de la zona, las dataciones por radiocarbono de elementos arqueológicos localizados en el entorno de los abrigos y cuevas, y las propias superposiciones identificadas en los paneles con representaciones artísticas.

Fecha de Publicación
20 de enero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
International Business Times
Fuente de las imágenes
International Business Times
Palabras clave:
prehistoria, neolítico, arte rupestre, Gilf Kebir, Libia, Sudán, Egipto, África, cronología absoluta, moda
Bibliografía científica, publicación original


  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Los arqueólogos han logrado establecer por primera vez una cronología absoluta para el arte rupestre prehistórico de la región de Gilf Kebir, utilizando datos de las propias pinturas, dataciones por radiocarbono, estratigrafía y otras metodologías arqueológicas.
La historia del arte rupestre en la región de Gilf Kebir, que se extiende por áreas de Libia, Sudán y Egipto, ha sido objeto de gran especulación hasta ahora. Un equipo de arqueólogos han publicado ahora una nueva cronología para el arte en la zona, diferenciando tres fases distintas, en un articulo que se publicará en Antiquity.
La investigación ha empleado tres conjuntos de datos acerca de la historia de la región: información climática recogida de las rocas, datos arqueológicos del interior y el entorno de las cuevas datados por radiocarbono, y el análisis de los estilos identificados de arte rupestre y sus superposiciones.
"Los tres confirmaron la misma cronología de forma completamente independiente", ha declarado Stefan Kröpelin, de la Universidad de Colonia, y autor del estudio.
En torno a 8500 a.C., grupos de cazadores-recolectores ocuparon la zona. El clima de la región era diferente al actual: monzones de verano influían en el clima provocando fuertes lluvias en Gilf Kebir.
Esta primera ocupación de la zona se prolongó unos 2.000 años, según los arqueólogos, teniendo en cuenta fechas obtenidas por radiocarbono, estratigrafía y otros registros ambientales naturales. Los humanos de este periodo, denominado como Gilf A, no se interesaban demasiado por el arte rupestre, y se han documentado pocos ejemplos de pinturas en esta fase.
Después de 6500 a.C. se inicia una nueva fase de vida humana en Gilf Kebir, Gilf B. Este periodo fue testigo de una explosión de arte, incluyendo las cerámicas, grabados y toda una variedad de técnicas pictóricas.
"El comienzo de este periodo coincidió con la primera gran producción de arte rupestre, tanto en grabados como en pinturas", explican los autores.
El estilo Wadi Sura se volvió popular en esta fase Gilf B, y aparece en yacimientos como la "Cueva de los Nadadores" y la "Cueva de las Bestias", en el área occidental de Gilf Kebir. El elemento característico de este estilo lo representan bestias sin cabeza acompañadas de figuras humanas en actitud natatoria.
A continuación comienza el periodo Gilf C, a partir de 4400 a.C., cuando los habitantes humanos desarrollaron el estilo de pastoreo del ganado. Estas pinturas representan grandes rebaños de ganado con diferentes marcas, acompañados por figuras humanas que podrían ser sus pastores.
El comienzo de este periodo estuvo marcado por un cambio en el clima de la región, con un patrón de lluvias que pasa de un corto monzón de verano a fuertes lluvias en invierno. Se cree que esto habría convertido la zona en un lugar ideal para pastorear ganado, lo que se refleja en la preocupación por sus animales en las representaciones artísticas, en palabras de los arqueólogos.
Esta edad de oro del arte rupestre en Gilf Kebir duró hasta aproximadamente 3500 a.C., cuando la zona fue abandonada. Se cree que durante este periodo, una tendencia generalizada de desertificación y avance de la aridez que comenzó ya durante Gilf C se extendió de modo que el pastoreo ya no fue posible nunca más.

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario. No es necesario estar registrado. Antes de su publicación será revisado por un moderador. Cualquier mensaje con publicidad directa o indirecta será eliminado. Si quieres publicitar tus cursos, solicítalo en el mensaje.