Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

viernes, 10 de febrero de 2017

¿Comían aves los neandertales?
by LB Paleorama - 0


Un nuevo estudio sobre restos del Paleolítico medio en Ardèche (Francia) indica la importante labor de otros carnívoros en las acumulaciones de restos de aves

La presencia de restos óseos de aves en diversos yacimientos neandertales ha suscitado cierto debate acerca de si realmente los neandertales las habían incorporado a su dieta, ya que la relación entre la dificultad de su caza y la cantidad de alimento obtenida no las convierte en un producto rentable. Por eso resulta crucial el estudio en detalle de los motivos de su presencia en yacimientos como Grotte des Barasses II (Ardèche, Francia). El análisis tafonómico realizado en este yacimiento revela un curioso resultado, prácticamente todos los restos de aves estudiados fueron aportados por otros carnívoros, incluido el búho real.

Fecha de Publicación
8 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas
Dicyt
Fuente de las imágenes
Dicyt
Palabras clave:
prehistoria, paleolítico medio, Grotte des Barasses II, Balazuc, Ardèche, Francia, aves, carnívoros, neandertales, alimentación, gastronomía
Bibliografía científica, publicación original
Archaeological and Anthropological Sciences

La presencia de un av¡bundante número de restos óseos procedentes de aves en distintos yacimientos neandertales ha suscitado un debate entre si eran consumidas por ellos o sin embargo hay otros carnívoros involucrados en su consumo.
Para algunos investigadores, el esfuerzo que supone la caza de aves haría que no mereciese la pena su consumo frente al rendimiento alimentario que proporcionan.
Por todo ello, resulta de gran importancia la investigación que se ha realizado sobre los restos óseos de aves localizados en los depósitos del Paleolítico medio de Grotte des Barasses II (Ardèche, Francia), con la participación Ruth Blasco, especialista en Tafonomía del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH).
Esta investigación, liderada por la Universitat Rovira i Virgili-IPHES, ha sido publicada en la revista Archaeological and Anthropological Sciences, y parece indicar que en el caso de esta cueva, los aportes de restos de aves están prácticamente en su totalidad relacionados con la actividad de otros carnívoros.
Las ocupaciones humanas en este yacimiento se desarrollaron de forma esporádica y centradas exclusivamente en animales de talla mayor. Mientras que las aves fueron aportadas por diversas especies de carnívoros, desde zorros, gatos monteses y mustélidos, hasta rapaces nocturnas como el búho real.
Este tipo de estudios aportan valiosa información sobre los procesos de formación de los yacimientos arqueológicos, así como de los predadores que visitaron las cuevas o abrigos a lo largo del Pleistoceno.
Ruth Blasco destaca además que "la presencia de aves procesadas antrópicamente en momentos previos a los 30.000 años se ha considerado un factor clave para explorar la evolución de la dieta humana”.

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario. No es necesario estar registrado. Antes de su publicación será revisado por un moderador. Cualquier mensaje con publicidad directa o indirecta será eliminado. Si quieres publicitar tus cursos, solicítalo en el mensaje.