Últimas noticias

Tu periódico del Pasado

Tu periódico del Pasado

miércoles, 15 de marzo de 2017

Enterramiento colectivo del Neolítico cardial en Cova Bonica (Barcelona)
by LB Paleorama - 0


Se trata de uno de los pocos enterramientos del Neolítico cardial fechado de manera fiable

Los restos humanos asociados a yacimientos en los que aparece cerámica Cardial son escasos en todo el arco mediterráneo, y en ocasiones la estratigrafía presenta alteraciones, o las dataciones precisas no son posibles. La revista Journal of Field Archaeology recoge el estudio de un enterramiento colectivo del Neolítico Cardial en Cova Bonica (Barcelona), en el que ha sido posible relacionar de manera clara los restos óseos con la cultura material del Neolítico cardial, y además datar los restos de manera precisa por radiocarbono en 5470-5220 cal a.C. Este yacimiento nos abre la puerta a una de las primeras comunidades de agricultores del oeste mediterráneo.

Fecha de Publicación
13 de febrero de 2017
Fuentes de información digital utilizadas

Fuente de las imágenes
Journal of Field Archaeology
Palabras clave:
prehistoria, neolítico, cultura cardial, Cova Bonica, enterramiento colectivo, Barcelona, Cataluña, España, ajuar, gente
Bibliografía científica, publicación original
Journal of Field Archaeology

  •  
  •  
Traducción: Laura Benito Díez.
Las excavaciones en Cova Bonica (Barcelona, España) han revelado 98 restos humanos, agrupados en cinco conjuntos de edad, que se corresponden con un mínimo de seis individuos no articulados. Los restos están claramente asociados con cerámica cardial, industria lítica y objetos de adorno que sugieren un horizonte del Neolítico temprano. La datación por radiocarbono de tres individuos humanos proporciona una atribución fiable a este periodo, con un rango entre 5470 y 5220 cal a.C., lo que lo identifica como uno de los pocos conjuntos de restos humanos directamente datados en este periodo. Estos restos corresponden a una rara inhumación colectiva y se unen a un creciente grupo de muestras del Neolítico Cardial, proporcionado por algunos de los más importantes yacimientos para el estudio de los movimientos de población y la expansión de la Neolitización a lo largo de la costa del Mediterráneo occidental.
Cerámicas del tipo Cardial e Impressa representan el comienzo del Neolítico en el área del Mediterráneo noroccidental, desde la costa del Adriático en el este hasta la Península Ibérica en el oeste. En el Mediterráneo occidental, el complejo Cardial se asocia con la primera aparición de la ganadería de ovicápridos y la domesticación de trigo y cebada junto con cerámicas decoradas y nuevas herramientas líticas.
Sin embargo, no resulta fácil reconstruir la antropología de estas primeras comunidades ganaderas porque pocos de estos yacimientos principales de este periodo contienen restos humanos. Un pequeño número de huesos se han ido documentando en el suroeste de Europa, y distintas hipótesis acerca de las acumulaciones, genética y prácticas funerarias han sido discutidas en publicaciones científicas. Con frecuencia estas teorías se apoyan en restos humanos datados de manera indirecta y es asumido que el registro arqueológico es homogéneo.
Aunque la presencia de elementos de la cultura Cardial basta para demostrar una ganadería temprana, pocos han sido encontrados en contextos seguros, inalterados y homogéneos.
Un reciente estudio publicado en Journal of Field Archaeology, presenta el análisis antropológico de los restos humanos recuperados en Cova Bonica (Vallirana, España) y las dataciones absolutas por radiocarbono de tres de ellos, lo que proporciona una atribución fiable a este periodo en el noreste peninsular. Además, fragmentos de cerámica cardial del Neolítico inicial, restos de fauna, industria lítica y adornos, han sido recuperados en el mismo horizonte estratigráfico. Esta evidencia puede aumentar nuestro conocimiento de los primeros grupos de agricultores y ganaderos en la Península Ibérica y el suroeste europeo.
El análisis antropológico se ha orientado a reconstruir la composición del grupo basándose en el Número Mínimo de Individuos (NMI), la determinación del sexo y edad de los restos, y la identificación de patologías entre los individuos. Los dientes se han empleado para estimar el NMI. La edad de la muerte de los individuos inmaduros se ha estimado por criterios de erupción de piezas dentales y la fusión de los huesos postcraneales. El desgaste dental se ha empleado para determinar la edad de los adultos.
También se ha llevado a cabo un análisis zooarqueológico de los restos de grandes mamíferos. Se han identificado los taxones, edade y el NMI. Los análisis de modificaciones de huesos han incluido la identificación de marcas de corte y mordeduras, marcas de fuego, y patrones de rotura. Pájaros, lepóridos, y otros pequeños vertebrados están también presentes en el conjunto, aunque no han sido estudiados por el momento.

Los restos óseos humanos
Un total de 98 huesos humanos se han identificado en la capa IV2. Basándose en el análisis de NMI, se han estimado cinco grupos de edad: CB1 se corresponde con un adulto de entre 25 y 35 años de edad, CB2 con un juvenil de unos 12 o 13 años, y CB3, CB4 y CB5 a tres niños con edades de 8-9, 4-5 y menos de 3 años respectivamente. La edad fue determinada en los cinco casos por la dentición y los huesos postcraneales.

Elementos de ajuar
El análisis de los 48 fragmentos recogidos sugieren un máximo de 14 vasijas cerámicas, ocho de ellas decoradas. Los fragmentos son pequeños, y según la tipología, la mayoría de las vasijas eran de tamaño pequeño o mediano. Las formas documentadas son botellas, cuencos, ollas globulares y dos micro vasijas sin decoración. Solo se ha documentado un recipiente de almacenamiento de forma cilíndrica. En cuanto a la decoración, predominan las impresiones cardiales, organizadas en bandas horizontales bien definidas. Al menos tres vasijas conservan ocre en el interior de las impresiones.
Los restos líticos son escasos, principalmente laminitas, dos hechas en jaspe, disponible a una distancia de unos 30 kilómetros del yacimiento, y dos hechas de cristal de roca. También se han identificado dos adornos hechos con conchas perforadas del gasterópodo marino Columbella rustica, y tres piezas de ocre rojo. Finalmente, otros objetos recuperados incluyen herramientas de hueso, como un punzón hecho con un metápodo de ovicáprido.

« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario. No es necesario estar registrado. Antes de su publicación será revisado por un moderador. Cualquier mensaje con publicidad directa o indirecta será eliminado. Si quieres publicitar tus cursos, solicítalo en el mensaje.